Entrevista a Vetusta Morla

Por María Bautista y Susana Bastos. Fotografía de Pablo Álvarez

“Lo que hacemos, lo hacemos de corazón, de una manera muy honesta”

 

Foto: Pablo Álvarez

Los chicos de Vetusta Morla han vuelto a la carga con “Mapas”, el disco más esperado del año. Un trabajo que confirma que el éxito de estos madrileños poco o nada tiene que ver con la casualidad, más bien con el esfuerzo y el talento. Y es que no hay duda que el que la sigue la consigue, pero lo difícil, a veces, no es alcanzar el cielo, sino mantenerse en él.

 

Vetusta Morla se mantiene, al menos de momento. Son uno de los principales atractivos de la sexta edición del Día de la Música, que se celebrará los días 18, 19 y 21 de junio en Matadero Madrid y el Teatro Circo Price. Ellos son el plato fuerte del sábado 18, en un concierto con el que quieren presentar a su público madrileño su nuevo disco.

 

Con la excusa de la “puesta de largo” de Mapas, tres de sus miembros, Juan Manuel Latorre (guitarra y teclados), Jorge González (percusión) y David García, “El Indio”, (batería), han charlado en exclusiva con Culturamas.

 

“Un día en el mundo”, vuestro primer álbum, aparece en 2008. Desde entonces han pasado tres años, una buena colección de premios y una gira que os ha llevado por toda España y Latinoamérica. ¿Qué ha aportado la experiencia de estos últimos años en el nuevo disco?

Juan Manuel Latorre: Hemos pasado de ser un grupo que tenía esto como hobby a ser profesionales, a poder dedicarle todo nuestro tiempo, lo que nos ha permitido tener muchas horas de ensayo disponibles, dinero para invertir en nuestro equipo y la posibilidad de hacer diferentes pruebas en distintos sitios, de grabar de diferentes maneras. Toda esta experiencia, además, ha desembocado en una idea que ya traíamos de antes, de cuando grabamos “Un día en el mundo”, y que ha sido posible esta vez: la de trasladar a un disco como suena la banda en el local, o en directo, de la manera más natural posible. Y es que un disco siempre está muy mediatizado, tienes que usar unas herramientas muy determinadas: el ordenador, el estudio de grabación, los micrófonos, etc. Esa mediatización nos resultaba muy molesta. Pero la experiencia nos ha aportado esto: el saber aprender a convivir con ese medio que es el estudio y trasladar el sonido natural de la banda al disco.

 

Y en cuanto a las letras…

JML: “Un día en el mundo” se compuso en un tiempo bastante extenso, en cambio “Mapas” se ha compuesto en un periodo relativamente corto: un año y unos meses. Además se ha compuesto a la vuelta de una gira de 2 años, y cuando vuelves de la gira es como si salieras de una burbuja, vuelves a tu realidad cotidiana, a tu realidad familiar, a tu realidad de pareja, vuelves a leer los periódicos, a enterarte de lo que sucede en el mundo y el presente te cae encima. Así que “Mapas” ha acabado hablando de nuestro momento presente, de nuestro año y medio que hemos estado desde que volvimos de regreso de gira…

 

Fuente: Vetusta Morla

 

 

Habéis girado por América Latina, ¿se ha convertido esta región y su música en una influencia para Vetusta Morla?

JML: No hay mucha porque nuestro componente latino es bastante limitado. Aunque hay una canción, “Maldita dulzura”, con un toque, más que latino, fronterizo. Pero es que nuestras influencias son más anglosajonas en lo que se refiere al rock, y eso es lo que acaba saliendo, aunque siempre hay un toquecito, porque escuchamos músicas muy diferentes. Por ejemplo, aquí estamos tres que tenemos otros proyectos al margen de Vetusta que no tienen nada que ver con el rock. Jorge tiene un grupo de flamenco que se llama Calocando, David participa en múltiples proyectos que tienen más que ver con el soul y con el funk y yo tengo un grupo de electrónica y hip hop. El espectro es muy amplio y siempre intentamos que contamine un poco la forma de hacer de Vetusta, aunque no significa, claro, que seamos un grupo de fusión.

 

Pero toda esa experiencia americana habrá salido por algún sitio, ¿no?

Jorge González: Hay una canción, “Canción de vuelta” que habla un poco de un viaje que hicimos la penúltima vez que estuvimos en Argentina. Nos tomamos un mes de vacaciones y nos fuimos Guille, David y yo por ahí. Al final Guille se quedó solo y llegó casi hasta el fin del mundo. Las experiencias que tuvo en ese viaje las reflejó en esa canción en concreto. Algo te queda, claro, pero es difícil delimitar cuanto. Cuando haces una canción no piensas: esta influencia es de aquel momento, de esta experiencia o de aquella otra. Y a veces cuando lo haces, no queda reflejado. Depende mucho de la interpretación del que recibe la información que le das en forma de canción.

JML: El proceso es muy inconsciente y muy visceral y hasta que no pasa un tiempo, ni tú mismo eres capaz de identificar de dónde salen las cosas que te salen. Aunque en el caso de esta canción sí que está muy claro.

 

A los 4 días de colgar “Mapas” en vuestra web, os vais al SOS de Murcia y el público ya corea las canciones. ¿Por qué creéis que gusta tanto Vetusta Morla?

JG: Pues es una pregunta que habría que hacer a la gente que le gusta Vetusta Morla. A nosotros, por nuestra parte, cuando vemos esto se nos hincha el pecho. Además, ese concierto tenía la dificultad que estrenábamos las canciones en un festival, es decir, en un sitio muy grande. Y eran canciones que hasta ese momento a nosotros nos sonaban en un sitio muy pequeñito, en el local. Pero supongo que el hecho de que estén tarareando estará en las melodías, en la forma de arreglar las canciones, etc.

 

Pero es que no solo las tarareaban, ¡se sabían las letras!

JML: Lo de las letras es absolutamente asombroso. No son letras sencillas de aprender, de hecho, Pucho tiene que estar bastante tiempo con el papel delante y es lógico porque son difíciles de memorizar. Yo no sería capaz de decir qué sucede, tal vez que lo que hacemos lo hacemos de corazón, de una manera muy honesta. Quiero entender que eso de alguna manera se transmite y se capta por el público, pero más allá de eso… ¡Ni idea! Si lo supiéramos patentábamos la fórmula.

 

Tal vez una parte de vuestro éxito tenga algo que ver con que cantáis en español…

JML: La verdad, la elección del idioma se basó en que queríamos escribir unas letras hablando de unos temas determinados, con una construcción determinada, y en el único idioma que nos sentíamos capaces de hacerlo era en el nuestro. En los noventa no era nada cool cantar en español, pero ahora el mercado está más orientado hacia América Latina, lo que nos satisface mucho porque hay millones de personas que hablan nuestro idioma y que pueden conectar con las letras de una manera más inmediata. Así que no fue una decisión tomada porque fuera a ir mejor o peor, sino porque sentíamos que el único idioma en qué podíamos hacer esto era el español.

Vídeo de Lo que te hace grande

Letras en español, sí, pero letras complicadas. ¿De qué habla Vetusta Morla en sus canciones?

JML: Hablan de cosas que nos pasan por la cabeza, de historias que nos cuentan, de sensaciones, de sentimientos… Vamos, de lo que todos tenemos dentro. Lo que pasa es que nosotros hemos querido plantear de otra manera la comunicación de esas experiencias y sentimientos. No queremos hacer una letra tan reducida en su significado que solo pueda ser aplicada a nuestra experiencia porque pensamos que no tiene ningún interés lo que a cada uno como individuos nos pasa. Tiene más interés crear un texto que sea como un mecanismo, una herramienta que haga que la persona que lo escucha le despierte emociones y sensaciones. Es verdad que hay una parte de terapia, de yo suelto esto porque necesito soltarlo, pero una vez que está ahí, esa canción la recibe otra persona y lo bonito es que en esa persona genere sensaciones y sentimientos. Por eso se crea una especie de adivinanza con cada canción, pero es una adivinanza que no tiene respuesta correcta o incorrecta, no tiene premio para el que la acierta ni colleja para el que no.

 

Hay un tema del grupo Los Directivos, La Tortura que dice: ¿Qué coño hacen Vetusta Morla encabezando festivales de moda? / En mis tiempos no pasaba esto, lo indie era lo indie y el resto era el resto. ¿Lo conocéis? ¿Cómo os sentís estando en el ojo del huracán?

JG: Todo el mundo en su vida está en el ojo del huracán. Tenemos esa mala costumbre en la sociedad: si no hago las cosas como yo las veo o como a mí me gustan están mal. Pero lo nuestro es tan sencillo como hacer música y pasárnoslo bien: a quien le gusta bien y a quien no, pues nada.

JML: De todas formas, Los Directivos tienen razón en su letra cuando dicen que lo indie era lo indie y lo demás lo demás. Pero no hay que malinterpretar la letra. Más que una crítica a nosotros es un análisis de la situación, o así nos lo tomamos nosotros. ¡Seguro que es de broma! No tengo otro modo de enfocarlo…

 

¿Y cómo lleváis esa presión, tanto favorable, gente que siempre va a adorar lo que hacéis, como adversa, gente que siempre va a criticarlo?

David García, “El Indio”: Pues en general, las críticas, tanto las excesivamente positivas como las excesivamente negativas, nos las tomamos con relatividad. Ahora que cada vez somos más parte de la opinión pública, está claro que va a haber más opiniones radicales, pero lo que hay que hacer es tomarlas en su justa medida.

 

Cuando aspirabais a vivir de la música, ¿os imaginabais que esto iba a ser así? ¿En qué medida os decepciona u os satisface esta situación?

DG: Pues si te digo la verdad, no nos lo imaginábamos. Pero saber que hay tanta gente que escucha tu música y que con las canciones que tú has creado siente cosas como la que tú sientes con la música que hacen otros, es lo más bonito de todo. Aparte de poder dedicarnos a esto, claro. Así que cosas malas, ninguna. Vale, hay cosas que hay que intentar llevar bien, como el exceso de radicalismo en las críticas y las opiniones, pero poco más.

 

Fuente: Vetusta Morla

 

En vuestros directos, los temas de Un Día en el Mundo, sufrieron con el tiempo una interesante evolución. ¿Responde a una estrategia para no cansaros de repetir siempre lo mismos temas o es un cambio que pedían las canciones?

JML: Es una evolución natural que hacemos nosotros, evidentemente, y que las pensamos y las hacemos en el local. Pero es cierto que las canciones tienen vida propia y nos llaman a la puerta pidiéndonos cosas: Oye, que me cambiéis esto, que me aburro de estar todo el rato igual. Es algo natural, aunque lo hagamos en el local. Pero tampoco cambiamos tanto las canciones, solo que cada noche es única, porque el ambiente, el estado de ánimo, el público, es diferente y eso también influye.

DG: Es que al final, al cabo de unos meses, las canciones se van encajando y empaquetando por el hecho de ir tocándolas muchas veces. Es normal, están vivas…

 

¿Qué os preocupa cuando no os preocupa la música? ¿Qué os indigna?

JML: Cuando no hay música, hay lavadora, compra y lo de cualquier ser humano normal. Y en estos días me indigna que los políticos hayan hecho oídos sordos de los indignados.

JG: Eso me preocupa un poco más que la música últimamente.

 

¿Qué está escuchando Vetusta Morla estos días? ¿Qué nos recomendáis?

JG: El otro día estuve en un concierto de Incarnations que me encantó y ahora no paro de escucharlo. Me pareció espectacular.

DG: Yo recomiendo a Junip, que es la banda de José González.

JML: Por decir uno internacional y uno nacional, me quedo con These New Puritans y en lo nacional con el nuevo disco de Lourdes, de Russian Red. Me ha gustado mucho.

 

Y a punto de echarle el cierre a la entrevista, ¿con qué canción cerraría Vetusta Morla un bar?

JML: Te puedo decir con qué no la cerraría, ni con New York, New York, ni con It’s a wonderful world. Tal vez con Show must go on.

DG: O con Los ríos de Alice, una nana que hicimos para un disco de nanas.

JG: Con eso te quedas suave, suave.

 

Más Información:
Web oficial: www.vetustamorla.com

Facebook: www.facebook.com/pages/Vetusta-Morla

Twitter: twitter.com/vetustamorla

Myspace: www.myspace.com/vetustamorla

Youtube: www.youtube.com/user/vetustamorla





 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.