Poemas, Cristóbal Navarro y Chus Sanesteban

“A Chus Sanesteban”


Encontrarte fue de repente, y tenerte,
en lo más intimo de mi interior, es hilaridad
ese interior, que me ciega a risas,
camino a seguir,
guía que me desmonta en cada empuje.
¿ Qué más te puedo decir?
¿amiga a ciegas?
¿ brisa enamorada, que decaes en cada uno de los versos?
¿torso diáfano que enloquece,
ola atlántica que barre de nuevo el no sé?
Un no sé, tan complejo, pitagórico, algunas veces vano – Por no saber-
¿Y qué importa, no saber?
desmontarse en partículas diminutas de polvo enamorado
y dejarnos llevar, a los confines del nuevo mundo.

© Cristóbal Navarro.

 

 

“ 20 años ”

 

Me echo de menos en el adiós de tu boca.
Revivo aquel instante como adicta

al sufrimiento que no deja de pensar.
Cuelgan de tu boca péndulos de compensación,

palabras insonoras que el reloj marino

dicta cuando llegas a la meta.
Todavía escucho los gritos temblorosos de tu victoria.

© Chus Sanesteban.

 

 

“ MUNDO ”


Extremadamente sutil es la piel del mundo

piel de niño, no es fácil, remontarnos
a la esencia porque la esencia es inexistente.
Ni el vocablo más adecuado para esto, no da reflejo…
el hambre… dentro de cualquier esquina
el mundo en su totalidad es esquina,
mi madre en su tierna juventud era esquina,
la vertiente dormida, apocada, del ser, también es esquina.
La esquina cobija, ya no es donde duermen los deseos
Allí es donde se sufre… Donde las lágrimas caen
y se pisotean, donde el más dichoso es el rey
que decapita…
Es sin ninguna duda donde las manos del hombre se tornean
a fuego.
SÍ, el mundo es pobreza…
Inmundicia es el vocablo y su reflejo N-O-S-O-T-R-O-S.

© Cristóbal Navarro.

 

 

“ LLUVIA ”


 

Esta semana el miércoles se ha ido. En mi escalera ha huido un peldaño.
Mañana no me saludará el amanecer pero miraré cómo la mariposa cruza el Océano todas las veces que sienta que me llamas, que nota que me susurras, que el aire traiga tu aroma, que necesite un beso tuyo en mi interior. Volará  por tu playa, por tus huertos de cerezas y tus versos en flor.

Y los días teñidos de rojo…las luciérnagas nos darán luz.

© Chus Sanesteban.

 

 

“ TE TOQUÉ ”

Hoy te toqué en la mañana con su totalidad diurna ,
entre las sábanas te rocé tu cuerpo dormido ,
eras blanca, tus muslos tersos, tus párpados dibujan
líneas contorsionistas y tus labios la música,
la música… La música de nuestro templo hecho carne,
tus labios son el acordeón de la fragancia nocturna,
aquella donde te desnudé y me desnudaste,
aquella donde la cama se hizo barca
y el timón parecía estar loco entre el oleaje de tus caderas…
Ahora me dirás que es mentira… Que no me deseaste,
que no hubo más descanso que el suspiro, y la noche se vistió
de algo más que nuestros gemidos, eran blancos y de tu vientre brotaron mariposas.
Y mientras cae la noche en la cama de un hostal concurrido,
donde otros se amarán, yo en la soledad de mi cama, que duerme,
creo que esta mañana te he tocado.

© Cristóbal Navarro

 

 

“ VIAJO”


Viajo
cruzando un paisaje de fotogramas fijos
en los campos azules.
Montañas saltarinas bajo la lluvia
actúan llevando el olor a sal.
Al llegar, el aire que me rodea,
me aspira para dejarme caer
en la primera palabra muda, inexplicablemente ausente,
en el agua desorientada de la voz.
Ahora, antes, mañana, ayer, mientras…Viajo.
© Chus Sanesteban.

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Poemas, Cristóbal Navarro y Chus Sanesteban

  1. Despues de lo visto, oido y leido, las unicas parlbaas que caben en un comentario sobre este articulo, y a mi entender, son:FUERZA Y HONOR,y quien quiera entender que entienda.Gracias Javier por mantener vivo el recuerdo del maestro Cebri para los rosaventeros, entre los que incluyo desde hace ya muchos af1os,

    Fiamma
    17 noviembre 2012 at 20:02 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.