Leticia de Leonardo, ganadora del III Premio La Brújula

Por Carmen Fernández Etreros.

«Pienso poner todo mi empeño por estar a la altura que este reconocimiento ha traído a mi vida. Prometo esforzarme al máximo, prometo trabajar duro para demostrar que lo merezco y aprovechar esta oportunidad única para convertirme algún día en lo que siempre quise ser: escritora a jornada completa». Con este firme propósito expresó Leticia de Leonardo su agradecimiento por la confianza que supone recibir el III Premio La Brújula de la editorial San Pablo con su primera novela.

 

Una novela, La esfera de cristal de Murano, que se fraguó durante nueve meses en los cuales la autora abandonó su trabajo para dedicarse por entero a la creación de esta historia de aventuras y misterio. En efecto, se trata de una novela de misterio en la que los protagonistas, dos hermanos gemelos llamados Bianca y Nero, deberán resolver acertijos, adentrarse en unas catacumbas, visitar una casa encantada, atravesar un lago congelado y vivir un montón de aventuras que les ayudarán a descubrir el valor de la amistad y de la imaginación.

 

El esfuerzo de la autora se vio recompensado cuando, una semana después de fallecer su padre, su vida se volvió a llenar de color al recibir la llamada del Jurado para comunicarle que su obra había resultado la ganadora del Premio. Una obra que le permite, según dijo, «formar parte de la literatura, una parte infinitesimal, por descontado, pero mi propia luciérnaga en un universo de estrellas».

 

Leticia de Leonardo recibió ayer el premio de manos de Juan Antonio Carrera, director general de San Pablo, en un acto en el que intervinieron también Fernando Lalana, premio nacional de literatura infantil y juvenil, premio Cervantes Chico y autor de El Círculo hermético; José Luis Cortés, escritor, dibujante y durante muchos años editor en SM; Paloma Orozco, escritora y directora de la colección «La Brújula», y Octavio Figueredo, director editorial de San Pablo.

 

La autora tuvo también palabras de agradecimiento a José Luis Navarro, responsable de las ilustraciones de portada e interior, y quiso dedicar un pensamiento a los lectores, personas «a los que no conozco ni posiblemente conoceré nunca, pero acabarán teniendo este libro entre sus manos. Pensar –añadió–que tal vez logre hacer de sus vidas algo un poquito más hermoso es el mayor premio y lo más importante que podéis darme hoy».

 

Numerosos amigos y familiares arroparon a la autora en la entrega del premio, así como varios de los miembros del Jurado que falló a favor de La esfera de cristal de Murano, como César Jurado y Luis Fernando Vílchez, y numerosos autores de San Pablo: Silvia Corella, ganadora del I Premio «La Brújula» con El chico de la ventana; Marinella Terzi, directora de la colección de literatura juvenil y autora de Estornudos mágicos; Violeta Monreal (La escalera torcida y Los guardianes del secreto), Apuleyo Soto (Pepín Pepino y Pepín Pepino se va de vacaciones), Santiago García-Clairac (Milmort. Crónicas de Mort y Milmort. Regreso a Force), Paloma Sánchez Ibarzábal (Ecos y Dan y el cometiempo), y Gracia Iglesias (El tren de los ronquidos).

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.