Espacios artísticos independientes

Por Fernando García Malmierca.

 

Sala de Cura

Una alternativa al planteamiento institucional cultural son los espacios de auto-gestión o espacios independientes. La actividad se desarrolla con otros parámetros, siendo su gestión cercana al entorno y pretendiendo hacer contenedores abiertos, colaborativos e integrados en el contexto social más cercano.

 

Las dificultades de la gestión privada en un contexto cultural como es el español, donde la Cultura se gestiona con amplios programas financiados y dirigidos desde la Institución, son interminables. Es raro que se cuente con una forma de financiación continua que permita diseñar proyectos a medio plazo. La atención por parte de la Institución hacía estos entramados sociales, que funcionan como un acicate para la cultura de base, ha sido escasa aunque ahora que la crisis afecta a los grandes museos y los apabullantes eventos mediáticos, no queda más remedio que mirar el modelo de gestión sostenible y social que realizan estos espacios.

 

Un ejemplo en la Comunidad de Castilla y León es Espacio Tangente, que con diez años de vida viene programando de forma ininterrumpida eventos culturales en la ciudad de Burgos. Dentro de sus múltiples actividades quiero citar Teatracciones, de reciente celebración, donde durante dos semanas se ha hecho un programa de nuevas artes escénicas, performance, visuales y música electrónica. La sesión inaugural de Teatracciones corrió a cargo de otro espacio independiente: Sala de Cura, estableciéndose una interesante colaboración entre ambos espacios. La performance In Pecatum de Laura Celada abrió la velada, haciendo la artista de Barcelona toda una declaración íntima de su relación con la educación eclesiástica y su fagotización de la misma para convertirla en una disciplina de placer, una reversibilidad sádica que proporciona una nueva y desacralizada utilidad al pecado.

 

Arturo Ledesma nos ofreció su acción Anormal, o el artista mesetario, una metáfora sarcástica sobre la consideración tópica del artista no amparado por el centralismo cultural en la época de la globalización.

 

Deshabitat, Carole Dumolié

 

Otro espacio activo en la Comunidad de Castilla y León es Imágenes y palabras que realiza en el mes julio Arte elástico, un proyecto de concentración, reunión e intercambio de iniciativas culturales de base, que se desarrolla en La Aldea del Portillo del Busto (Burgos), que se convierte durante tres días en un centro de participación activa entre asociaciones y espacios culturales. Quiero destacar la colaboración, también de Sala de Cura, para la producción de la performance Deshabitat realizada por Carole Dumolié y con música de Ethan Moloidia.

 

Recientemente se ha creado la Red Transibérica de Espacios Independientes, que aúna espacios de toda la península, en un intento de promover el asociacionismo cultural no institucional, crear estrategias colaborativas de financiación y aunar recursos físicos y humanos para hacer frente a la nueva era que estamos viviendo en la  se vislumbra un mantenimiento difícil de las macroestructuras institucionales, de forma que es la cultura independiente la que debe alzar su voz y ofrecer su modelo de gestión sostenible.

 

In Pecatum, Laura Celada

Otro colectivo bastante activo es la asociación Mombaça que edita la revista de literatura y arte Mombaça, y además colabora en la programación de eventos con la veterana sala El Gallo, en Salamanca. Recientemente se ocupó de programar En Vado, en colaboración con la Asociación de Amigos de La Casa de Las Conchas, un diálogo e intercambio de artistas de arte de acción de Portugal y España, dentro de las Microiniciativas Transfronterizas de la Junta de Castilla yLeón. Dentro del evento realizaron sus acciones Nieves Correa con su propuesta Los Otros y Andrea Inocêncio con Trancorporaçao. Se estableció un autentico diálogo interterritorial y intergeneracional, de la dureza existencial de la performance de Nieves Correa, donde el ser, la sombra, el cargo de los demás, la multiplicidad del yo se pusieron en relevancia para crear un acto de pura fenomenología. Con Andrea Inocêncio pasamos a una reflexión sobre el cuerpo y sus actitudes dentro de los espacios vivenciales; el cuerpo como máscara en espacio urbano y su liberación en la naturaleza, con reminiscencias de la infancia en el campo.

 

En una época en que todas las alarmas alertan sobre la dificultad de la supervivencia de la cultura, tal como la hemos entendido los últimos veinte años, no vendría mal echar un vistazo al modelo de gestión modesta y sostenible de estos espacios sociales, que inventan lo que no tienen y siguen produciendo la cultura desde abajo, para evitar errores del pasado, con grandes obras que crean contenedores semi-vacíos y macroproyectos con macropresupuestos, cuando es más sencillo y viable el apoyo, promoción y mantenimiento de los espacios que se crean como iniciativa ciudadana y cumplen una labor social.

 

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Espacios artísticos independientes

  1. Hola Fernando, cuanto tiempo… Pero veo que nuestros caminos coinciden en esto
    de la autogestión . Yo estoy a la última. Desde La Tabacalera de Lavapies al mundo mundial del 15M. Pero no creas aún me llama nuestra tierra con insistencia.Algo habrá que autogestionar por ahí si nos autoorganizamos jajaja. Bejos majo.
    PD, escribes de lujo , sigue, sigue.
    Montfrague.

    MONTFRAGUE
    16 junio 2012 at 19:58 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.