Las mejores novelas del 2011 en Estados Unidos

Por Rebeca García Nieto

 

The sense of an ending de Julian Barnes

En esta novela, merecedora del Booker Prize 2011, Julian Barnes vuelve a conducir al lector a una de esas guerras que tienen a veces lugar en los campos de batalla del corazón. El protagonista, Tony Webster, un divorciado de unos sesenta años, que “quería que la vida no le molestara demasiado, y lo había conseguido”, recibe una herencia inexperada de una mujer a la que sólo vio una vez hacía cuarenta años: la madre de su novia del instituto, Verónica. Tony se encuentra en la tesitura de retomar el contacto con su ex, con quien acabó bastante mal, y de plantearse algunas preguntas que hasta entonces había eludido: ¿Qué había pasado con ese chaval “hambriento de libros, hambriento de sexo, meritocrático y anárquico” que quería llevar una vida de “pasión y peligro, éxtasis y desesperación” cuando fuera mayor? ¿Y, por cierto, qué fue de aquel amigo idealista, tercero en discordia, que él y Verónica conocían tan bien?…

 

Como ya hiciera en Hablando del asunto o Amor, etcétera, Julian Barnes vuelve a abordar temas en los que parece sentirse particularmente cómodo, como los triángulos amorosos o los celos, y lo hace con una elegancia y una sutileza que ya se han convertido en marca de la casa.

 

 

The angel esmeralda, la primera colección de relatos de Don DeLillo, recoge nueve historias escritas entre 1979 y 2011. En todas ellas se explora el ambiente de terror en el que ha vivido Estados Unidos en las últimas cinco décadas, antes y después del 11S. En este sentido, cada historia puede entenderse como una alegoría de la época en que fue escrita.

 

En el primer relato, Creation (1979), DeLillo retrata la frustración de una pareja atrapada en una isla tropical cuyo único aeropuerto sufre overbooking día tras día. En Human moments in World War II (1983), un piloto militar debe disparar a ciegas a objetivos distantes, algunos de ellos probablemente humanos, en una América en guerra. The runner (1988) presenta a una mujer que trata de asimilar el trauma de haber presenciado un secuestro, como si la violencia siempre pudiera explicarse racionalmente. Algo similar ocurre en la historia que da título a la colección, The angel esmeralda, en la que unas monjas del Bronx tratan de buscar un sentido divino al asesinato sin sentido de una homeless…

 

En definitiva, Don DeLillo en estado puro, destilado y concentrado. Muy recomendable.

 

 

 

The leftovers de Tom Perrotta

El escenario donde se desarrolla The leftovers parece sacado de uno de los sermones de Harold Camping, locutor de la radio cristiana estadounidense Family Union. El iluminado predijo que el 21 de mayo de 2011 Jesús volvería al mundo para llevarse a los elegidos al Cielo. El resto se quedaría en este valle de lágrimas sufriendo un cúmulo de terribles incendios y plagas hasta llegar a la apoteosis final el 21 de octubre de 2011 en que, según el predicador, acabaría el mundo.

 

En The leftovers –en español, las sobras-, Perrotta retrata las vicisitudes de una familia tres años después de un acontecimiento similar a la llegada de Jesús predicha por Camping… Sólo que los elegidos por Jesús para abandonar la faz de la tierra no han sido exactamente los buenos cristianos, sino los hindúes,  los budistas, los musulmanes, los judíos y los alcohólicos… Con este telón de fondo, Perrotta explora la facilidad con la que la fe puede convertirse en fanatismo, la forma de reaccionar de las personas corrientes a acontecimientos aparentemente inexplicables y, sobre todo, la familia como institución capaz de infligir profundas heridas… y también de curarlas.

 

 

 

The Pale King –An unfinished novel- de David Foster Wallace

La novela póstuma de David Foster Wallace arrastra al lector hacia el interior del servicio de recaudación de impuestos norteamericano (el Internal Revenue Service, IRS). El lector es forzado a conocer hasta el más mínimo detalle de los protocolos y procedimientos del IRS, ya que, como afirma uno de los personajes, “el código de recaudación de impuestos, una vez que lo conoces bien, encarna la esencia de la vida humana: la ambición, la política, el poder, la bondad, la caridad”.

 

Al más puro estilo Wallace, la novela está fragmentada en múltiples secciones y habitada por montones de personajes, en su mayoría funcionarios. Básicamente, el problema del IRS es que no se rige por códigos morales; por tanto, los conceptos del bien o el mal pierden por completo su significado. El verdadero héroe, al menos en potencia, es el funcionario de hacienda: “El verdadero heroísmo son minutos, horas, semanas, año tras año, de un silencioso, preciso, juicioso ejercicio de probidad y celo, sin que no haya nadie ahí para aplaudir”.  Este héroe cotidiano tiene que luchar cada día contra el villano de la novela: la burocracia.

 

 

 

11/22/63 de Stephen King 

Aunque pueda parecer un fenómeno paranormal, este año el New York Times ha incluido la novela de Stephen King en su lista  de libros imprescindibles del 2011, junto a obras como Lost memory of skin de Russell Banks o The marriage plot de Jeffrey Eugenides, ambas reseñadas en esta sección.

 

A lo largo de su carrera, Stephen King ha explorado diferentes manifestaciones de lo sobrenatural en lo cotidiano. En esta ocasión, un profesor de inglés vuelve a 1958 para tratar de detener a Lee Harvey Oswald. Túneles del tiempo aparte, Stephen King evoca de forma admirable la América de los 50 y aborda con sorprendente lucidez algunos temas universales, como la memoria, el destino o el libre albedrío.

 

 

 

 

 

 

 

LOS MEJORES DEBUTS

 

 

The art of fielding de Chad Harbach

Esta primera novela, que recuerda al mejor Jonathan Franzen, trata del jugador con más talento del equipo de baseball de una pequeña universidad de Wisconsin. The art of fielding combina el encanto de las viejas historias de baseball con una reflexión sobre el talento y la ambición. En la mente del protagonista, terreno de juego donde se desarrolla en realidad la novela, los momentos de duda se amplifican y hasta el más mínimo error es juzgado severamente por una hinchada que no pasa una.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

The tiger´s wife de Téa Obreht

Aunque Téa Obreht no vivió el conflicto de los Balcanes en primera persona, ya que su familia se exilió a Estados Unidos cuando comenzó la guerra, en esta novela consigue recrearlo con una fidelidad asombrosa. En cierto modo, The tiger´s wife retoma aquella escena del bombardeo del zoo de Belgrado con que Emir Kusturica abría su Underground. El viaje de Obreht nos conduce a ese lugar mítico que antiguamente se llamó Yugoslavia. En la novela los lobos se comen a sus cachorros y el tigre al que alude el título se come sus propias patas; en los Balcanes, serbios y yugoslavos devoraron a sus propios hijos.

The tiger´s wife, como ocurre con la mayor parte de literatura yugoslava moderna, tiende hacia el absurdo, lo hiperbólico e incluso lo surrealista, y lo hace por una buena razón: presentar la historia de Yugoslavia de forma coherente es misión imposible incluso para los historiadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.