Alejandro Brugués: “Con Juan de los muertos (2011) vas a ver algo distinto, tanto como película cubana como película de zombies”

 

Por Luis Muñoz Díez.

Fotografías: Nacho López.

“Aquí, Juan de los muertos, matamos a sus seres queridos”


En Madrid hacía un día luminoso y soleado pero frío, como corresponde al 3 de enero. Junto a la Puerta del Sol, en Espoz y Mina, esquina con la Calle Cádiz, hay un pedazo de Cuba. Un bar que lleva el nombre de La negra Tomasa. Allí, había quedado con cuatro cubanos: al actor y director Jorge Molina, el actor Jazz Vilá, el director de Juan de los Muertos (2011) Alejandro Brugués, y el actor que da vida a ese mezcla entre héroe y buscavidas que es Juan, apodado “de los muertos”, Alexis Díaz de Villegas.

 

El bar está cerrado, no hay música y las sillas están sobre las mesas para facilitar la limpieza. Todos los bares en esta situación pierden su magia, se ve el polvo y se aprecian los desconchones. El posado para ilustrar esta entrevista lo harán con el fotógrafo Nacho López en casa América.  Al  entrar, veo al director que está grabando una entrevista y Manuel Palos me presenta a los actores Alexis Díaz de Villegas y Jazz Vilá, que están sentados en dos sillas huérfanas de mesa, con el abrigo puesto. Valoramos esperar al director pero tengo frente a mí a “la China” y a “Juan de los muertos“, me siento con ellos y pregunto, el primero en hablar es Jazz Vilá que tiene una personalidad burbujeante.

 

De izqda. a dcha.: Andrea Duro, Jazz Vilá, Jorge Molina y Alexis Díaz de Villegas

 

Jazz Villa: Esta película ha roto el esquema de esa imagen de la película cubana, se podría definir como una mezcla, porque no tienen los estereotipos de cuba: la jinetera, el cubano, la santera. Sí, hay gente por calle y está todo eso, pero no es central en la película, incluso la actriz Andrea Duro es española y no juega con los estereotipos tópicos. Es como este bar -se refiere a La negra Tomasa– están todos los estereotipos de Cuba.

 

Jazz, pero eso se entiende aquí en el centro de Madrid, hay bares que son verdaderos decorados, recreaciones para los turistas para que se hagan idea de nuestras tradiciones, de lo que se podría deducir que en Madrid todo el mundo se reúne para bailar flamenco y para ir los domingos a los toros.  

 

Jazz Vilá (La China)

 

Mientras hablo con Jazz se une Alexis Díaz de Villegas, el director de Personal Belongings (2007), que ya se paseó por el Festival de Málaga 2008 y los premios Goya acompañado de Jorge Molina, actor en Juan de los muertos (2011) y director de de Molina´s ferocius (2010). Me presento y digo que es una entrevista para la revista Culturamas

  

Alejandro Brugués

Alejandro se ríe de una forma suave que mantendrá durante toda la charla y sólo variará en algún momento para volverla carcajada, y me pregunta:

 

Alejandro Brugués: ¿Pero qué hace Juan de los muertos (2011) en una revista cultural?

 

Le contesto animándolo a que me cuente que qué es Juan de los muertos (2011) y él me vuelve a responder con más preguntas:

A.B.: ¿La viste? ¿Qué te pareció?

 

A mí, Juan de los muertos me parece un pícaro, cuando algo mal lo aprovecha y lo convierte en un negocio para él.

A.B.: Sí, sí que lo es. Fíjate que no es una cosa que yo pensé de una forma consciente, pero ahora que me lo dices el personaje de Juan tiene mucho que ver con toda la tradición de la cultura de la picaresca.

 

El lazarillo vivía en la época de los Reyes Católicos…

A.B.: Sí -ríe suave-, él vivía en la época de los Reyes “Catódicos” y Juan vive en La Habana.

 

 

Interviene Jazz Villa.

Jazz Villa: Cuando estuvimos en Sitges nos hablaron de un proyecto para hacer una película de zombis precisamente teniendo de protagonista al Lazarillo.

 

La nota oficial dice: “En estos días han sucedido algunas alteraciones causando revueltas sociales provocadas por corpúsculos de disidentes pagados por los Estados Unidos.” ¿Cómo se ha aceptado en Cuba el que se diga que los zombis son disidentes?

A.B.: En Cuba estamos acostumbrados a echar la culpa de todo lo que pasa al exterior. Es algo a lo que no se le ha dado ninguna importancia. Lo que yo he escuchado se refiere a los personajes, lo divertidos que son. La verdad es que la gente se lo ha pasado muy bien y no hay día que no salga a la calle y no me digan algo sobre la película.

 

Alexis Díaz de Villegas: Eso, al público lo ha divertido mucho y como dice Alejandro estamos acostumbrados a decir que todo lo que pasa malo viene de fuera, entonces la primera vez que dan la noticia en televisión el público se muere de la risa.

 

Hablando de echar balones fuera, ¿qué te parecen las declaraciones de Chávez diciendo que el cáncer de los presidentes iberoamericanos podría haber sido inoculado por los americanos? 

 

Jorge Molina

Alejandro Brugués se limita a reír y Jorge Molina ataja diciendo lo siguiente:

Jorge Molina: Él no ha dicho que eso sea así, sólo lo apunta como una posibilidad, y forma parte de la locura de todos los políticos, ya lo dije hace un rato, yo no creo en ningún político, sean de izquierdas o de derechas, los políticos manejan a las masas movidos por su ego, como esa gente que va a una guerra y mata a un semejante sin saber por qué lo está matando, sólo lo hace porque le dijeron que era malo, ahora mismo cuantas guerras están fabricando, cuantos conflictos están buscando con la dictadura global que hay y dicen “echar a al dictador”, pero si hay una dictadura global que son los Estados Unidos.

 

No tengo tan claro si sólo los Estados Unidos es la dictadura del dinero.

J.M.: Sí, el dinero decide quién muere y quién vive, por eso ha muerto Gadafi…    

 

Vamos a olvidarnos de la política. Alejandro, háblame de la parte lúdica de la película.

A.B.: -vuelve a contestar con otra pregunta- ¿Y qué quieres que te cuente? -pero continúa- Se planteó desde la escritura que lo importante es que fuera muy divertida y los actores aportan esos personajes tan lindos. Un crítico ha dicho algo que me pareció un cumplido muy bonito y es que podría haber una película con estos personajes aunque no hubiera Zombis, y eso es muy lindo, porque son personajes muy cubanos pero a la vez son muy disparatados y se meten en unas situaciones muy locas que te hacen pasar un buen rato y la idea siempre fue esa. Y aquí tienes a los actores que son los responsables.

 

J.M.: Ha sido como rodar en familia, siempre pasamos por las mismas dificultades en los rodajes, porque en Cuba no hay de nada, no aparece nada. Era como vivir al límite cada día con una pregunta “¿Rodaremos mañana?”, y así estuvimos dos meses y se acabó la película, pero fue muy divertido. Yo lo que estudié fue realización y actuó por hobby, y parece que no se me da mal, y el descerebrados este -se refiere cariñosamente a Brugués– me llamó y para mí fue muy divertido hacer la película y trabajar con un grupo al que yo aprecio mucho. A Alexis yo le había dirigido ya, pero como actores no habíamos coincidido nunca.

 

Alexis, ¿Cuál es la diferencia de trabajar con él como actor y no como director?

Alexis Díaz de Villegas: Es divertido de las dos maneras, como director es muy relajado, si falla algo, mientras todos dan gritos, el permanece tranquilo, y cuando volvemos a rodar está muy tranquilo, – se ríe- yo creo que grita más como actor que como director…

 

Alejandro Brugués, director de Juan de los muertos (2011)

 

Alejandro, ¿cómo grita más como director o como actor?

A.B.:se ríe suave y socarrón- Como director no sé, como actor se quejaba de vez en cuando.

 

¿Cómo actor es quejica?

A.B.: Sí, es un poquito quejica, pero por suerte lo compensa porque siempre te está trayendo ideas nuevas: sobre las escenas, sobre los personajes. Algunas son muy buenas y se quedaron en la película, por ejemplo, el personaje de Jons, fue él el que me dijo “este tipo es un predicador”, hay muchas cosas suyas en la película, Molina se pasa el tiempo aportando cosas y cuando se las aceptas bien y si no se pasa el día gritándote, -lo mira retador y añade- gritándote e Insultándote.

 

J.Molina interviene “Está bromeando, es parte del show”.

 

No, sí no me lo creo, y no lo pienso poner.

A.B. y J.M.: Ponlo, ponlo. -me piden a dúo mientras ríen-.

 

J.M.: A mí lo que me pasa es que como soy realizador me cuesta trabajo no meter la cuchara y a veces se me va la mano, lo reconozco.

 

A.B.: Hay películas en las que has actuado que deberías haber terminado dirigiendo tú.

 

J.M.: Y hubieran sido mejores, ¿tú qué crees? Trato de aportarles ideas a los directores que trabajan conmigo, antes que estar jodiendo. Puedo haber sido malcriado en algún momento, y lo fui, pero eso se compensa.

 

A.B.: Es verdad que te aporta muchísimas cosas, la mayoría son buenas y no para de pensar en la película.

 

J.M.: Es por ayudar, no por quitar autoría, porque a veces hay realizadores a los que les das un consejo y los tipos no lo cogen porque piensan que es dudar de ellos, y de eso la culpa la tienen los franceses porque son los que pusieron de moda el cine de “autor”. Hitchcock no escribió un guión en su puta vida y es uno de los mejores autores.

 

A.B.: Lo más bonito no es que se le ocurran cosas sobre su personaje, sino que te aporta para toda la película.

 

¿Y cómo lo hacía, te interrumpía en el rodaje al grito de “esto no va bien”?

A.B.:No, allí en medio no, me llamaba aparte, pero a veces en mitad de una escena se acercaba y me decía “Alejando, Alejandro, ven para acá” y yo con el auricular puesto pensaba a “ver que tiene en la cabeza ahora”.

 

J.M.: Yo les decía a los actores “no le hagan caso que no tiene ni zorra de cómo va esto”.

 

Ósea que malmetías -ríen todos, porque todos sabemos que es una broma-.

 

Pregunto a Alexis Díaz de Villegas por su personaje de Juan y de nuevo habla Molina:

J.M.: Déjame que te introduzca. Alexis es uno de los actores más grandes que hay en Cuba, y es el actor más importante de teatro. No es porque lo diga yo, todos los años se lleva los premios de actuación. Es como si ya tuvieran un cuadrado reservado para Alexis. Interpreta a Pasolini y le premiamos, Alexis hace la señorita Julia, y se gana el premio, y te digo una cosa: es mejor persona que actor.

 

Alexis no parece muy afectado con la loa dedicada por Molina y la toma con el mismo humor que cuando disparata. A mí me consta que Alexis Díaz de Villegas es un actor muy respetado en Cuba y en Madrid, al que yo he tenido el gusto de ver trabajar.

 

Alexis Díaz de Villegas

A.D.d.V.: Desde que leí el guión vi que era un personaje que tenía de todo. Un personaje para sacarle mucho, y desde el principio se me dio bien, fue fácil, no tuve que meterle tanta cabeza Estudié cosas que, por ejemplo, no tenían tanto que ver, pero a mí me fue muy útil volver a ver las cosas de Buster Keaton. Sí, porque yo estaba buscando no hacer comedia ex profeso, y Keaton me inspiraba, era un tipo que está en una serie de situaciones hilarantes y el está serio, en su sitio, y busqué también la dejadez del personaje, que para mí es como la dejadez que tiene el pueblo cubano frente a todas las cosas, y yo, escondidamente, observaba mucho a Alejandro en la vida cotidiana, y ese peso que tiene al caminar, así que Juan era como personificar a una generación que somos gente de cuarenta años.

 

Molina aclara que pasan de los cuarenta y cinco.

 

A.D.d.V.: Nacidos en los sesenta, y como todo el mundo se fue del país quedamos muy pocos, es como la encarnación de esa generación que vivimos los planteamientos del campo socialista en los ochenta, lo teníamos todo, nos lo daban todo, y estábamos enfermos de paternalismo y pensábamos que siempre íbamos a tener de todo, y un día no tuvimos nada, y entonces Juan, que quiso seguir viviendo como si lo tuviera todo, se acostumbró a no trabajar y a vivir.

 

Alexis Díaz de Villegas

¿Juan es un nuevo pobre?

A.D.d.V.: Digamos que sí, pero no tanto, porque es un pobre alegre y está pescando en una balsa y mirando por la noche en donde robar, busca cada día un poco de dinero. Así es Juan, pero desde la tranquilidad, desde la relajación, vive al día “¿hoy que hacemos?, ¿vamos a robar?” Los dos bocadillos que dice al principio y al final de la película lo definen muy bien, a él y a esa generación. Yo soy un superviviente, todo ciudadano que está en Cuba lo es.

 

¿Qué te ha aportado este Juan?

A.D.d.V.: Ha sido un divertimento muy grande, un regalo poder hacer esta película en Cuba, en principio se pensó que nunca se podría hacer. Nos hemos divertido muchísimo y eso es lo más grande y lo que se va a llevar el público cuando vaya a ver la película, esa comunión y ese divertimento que hemos tenido cuando rodábamos.

 

J.V.: Es curioso, porque cada personaje está encallado en su época y el mío como es de los noventa ya nació en la nada. 

 

Alejandro, ¿Por qué tiene el público que ver esta película?

A.B.: Porque se van a divertir, creo que es el tipo de películas que hacen falta, y lo que la gente busca yendo al cine, porque si van al cine van a pasar un buen rato. Te vas a reír mucho y vas a salir también, un poco, del frío que está haciendo ahora, y vas a ver algo distinto, tanto como película cubana como película de zombis, que por mucha información que tengas en la cabeza te vas a encontrar con algo distinto, y eso es siempre bonito, y eso es siempre bonito cuando vas al cine. Es una película que hay que ir a ver por divertirse…

 

J.M.: …es una película para pasarlo bien,  y si lo piensas bien en Cuba, igual que en España, estamos acostumbrados a reírnos de nuestras propias miserias. El cubano siempre está haciendo chistes, y somos una mezcla de españoles, negros y chinos del carajo, y esa picaresca la heredamos de ustedes.

 

Sí, somos parecidísimos. Alejandro, dime algo para cerrar la entrevista.

A.B.: Yo creo que hoy todas las frases celebres las tiene él -señala a Molina, por supuesto-. 

 

Tengo miedo de que al transcribir la entrevista os confunda.

A.B.: No te va a pasar, todos los párrafos grandes son él, y cuando encuentres las malas palabras también es él. ¿Algo que añadir Molina?

 

J.M.: Vayan al cine cagando y no jodan más, y el que no quiera ver la película que se joda.

 

¿Eso lo pongo?

J.M.: Si, esa es la mejor promoción, “con dos cojones”, como dice Segura. Juan de los muertos, “con dos cojones”.

 

Pues queda dicho.

 

Luis Muñoz Díez con Alejandro Brugués (Fotografía de Noé Muñoz Barallobre)

 

Juan de los muertos (2011) se estrena en España el 13 de enero de 2012.

 

3 respuestas a Alejandro Brugués: “Con Juan de los muertos (2011) vas a ver algo distinto, tanto como película cubana como película de zombies”

  1. juan de los muertos es la pelicula que los cieneastas en cuba quisieron hacer y no les quedo otra que hacer cine profundo e intelectual, “juan de los muertos” es la pelicula salida de la nueva generacion de cineastas jovenes que estan en la calle esperando que alguien los escuche, como siempre, como a todos los cineastas, “juan de los muertos” es mi becino, mi compañero de trabajo, mi primo, las amas de casa, en fin la calle.”juan de los muertos” es cuba sin habano sin ron y sin mulatas sobre todo sin mulatas con españoles de mierda, “juan de los muertos es la revolucion” queriendo aun ser la revolucion , aunque dificil de creer sea.

    juan carlos sanchez
    12 enero 2012 at 17:39 pm

  2. “españoles de mierda”
    Gracias por tus buenas palabras…

    Gonzalo Muñoz Barallobre
    13 enero 2012 at 17:16 pm

  3. excelente……………….buenisima la pelicula……..divertida, inesperada, cariños a todos desde Chile

    amelia
    13 julio 2013 at 10:13 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.