Bienvenidos a Culturmas Uruguay

Categoría: Latinoamérica,Literatura,Uruguay | y tagged con | | | |

Por Dinorah Polakof.

 

Un año atrás me encontraba  navegando por internet cuando una revista cultural-virtual procedente  de España me hizo guiñadas.  Entré en el sitio diciéndome que,  de seguro,  se trataba de un nuevo ejemplo como tantos anteriores. Es decir, no es lo que busco

Para mi asombro, encontré los más variados temas de interés en torno a la movida cultural.  Cada reseña, cada información acerca de teatros, cine, literatura, filosofía, por mencionar algunos, condujo a la rápida suscripción.  De ahí en más comencé a recibir un material valioso y cuantioso.

Pero sobre todo de excelente calidad.

Decidida a formar parte de Culturamas me animé a enviar los datos personales con el objeto de realizar un pequeño aporte desde la literatura.

De inmediato llegó la respuesta contactándome con Luciana Carlopio, Coordinadora y escritora de  Culturamas de Argentina. Por intermedio de dicho nexo, soberbio, incursioné junto a destacados exponentes de la vecina orilla.

Hace poco tiempo la célula madre abrió las puertas a otros países de América Latina.

Ahora llegó el turno de Uruguay. Por eso la bienvenida a los lectores en este 2012. La alegría del comienzo de un nuevo año nos brinda un espacio para el nacimiento.

Ojalá abrevemos juntos de este espacio para la cultura.

 

LOS JOVENES SE ASOMAN

 

Mauricio Milano es un muchacho de 21 años.  Nació en Montevideo, donde permaneció hasta que sus padres decidieron mudarse a la ciudad de Rivera por motivos laborales. Regresó a la capital uruguaya a principios de 2008, con una Beca a la Excelencia Académica de la Universidad Católica, donde desde entonces estudia Licenciatura en Dirección de Empresas.  Rompecorazones es su primera novela y fue editada en forma independiente en 2010.  Bajo el sello Alfaguara  aparece la primera edición en noviembre de 2011. Hasta ahí la presentación donde se infiere el propósito del titular. La tapa de la novela encandila, sobre fondo negro aparece un enorme corazón rasgado que a modo de encaje plano dan ganas de unir. Se infiere que al protagonista le han quebrado el vital órgano rojo.  Y si continuamos con el diseño, el interior de las páginas señala cuatro etapas bien diferenciadas con cuatro viñetas correspondientes.  No es casual que el texto se narre en primera persona y que la voz pertenezca a Mauricio, el universitario recientemente llegado del litoral.  Como tampoco lo es que asistamos a una suerte de auto biografía.  La temática funciona,  con  lenguaje juvenil fructifican las vivencias entre estudiantes del último ciclo  previo a convertirse en profesionales.  El amor y el desamor, el egoísmo y la tolerancia, el sufrimiento por pérdidas emocionales y de las otras; se dan sitio en esta novela.  El interés del escritor por  describir los escenarios juveniles o destacar  el esfuerzo que deben sortear quienes desean avanzar en sus estudios, se transforma en un punto a favor.  Una vez arraigado a los paisajes de su Montevideo natal, se hacen notables las alusiones a algunos puntos geográficos nacionales. Pero la trama, el tema central es el amor, para nada convencional, y las relaciones sobre su estado. Mauricio cuenta con bastante experiencia en el asunto, y se permite ofrecer sus consejos a quien esté dispuesto a oírlo, leerlo.  En suma, novela entretenida provista de  buenos diálogos y proverbial alejamiento   de las aburridas “de terror”.

 

Nicole Sus nació en Montevideo en 1987. Se formó en el Instituto de Profesores “Artigas”, y trabaja como Profesora de Literatura en Educación Secundaria. Canas de voyeur es el resultado de un largo proceso de creación y de búsqueda de una identidad lírica.

La primera impresión que ofrece este poemario es la de  sentir su  textura. Al tocar el libro objeto, parecería que la combinación de los tonos elegidos por la editorial, quisiera embebernos los sentidos trastocando los saberes.  La cubierta de un rojo provocador, tanto como el título, libera  una suave  textura.  Las páginas interiores, de un negro avasallante y áspero, están  apenas pinceladas por letras blancas,  pequeñas. Pero de significación  gigante.  Ningún lector quedará inmune después de hacer suyos los XXII poemas, si es que se pueden separar. La impronta de la joven autora desbloquea   ataduras puritanas,  su palabra enardece produciendo  desacomodo en la otredad.  Y sin embargo es tan íntima, tan plena.  Nicole Sus logra conjugar  vínculos exquisitos y odiosos, nos brinda la oportunidad de mirar por el ojo de la cerradura y  descubrir secretos que se gritan a viva voz. A palabra abierta.  Se quita los velos y llama a las cosas por su nombre.

La cuidada edición pertenece a Yaugurú, agosto de 2011, Montevideo, Uruguay.