La ingenuidad frente al sentimentalismo

Por Jesús Villaverde Sánchez. (@jesusvs_txetxu)

 

El novelista ingenuo y el sentimental. Orhan Pamuk. Mondadori. 176 páginas. 20’90 €.

 

Lo primero que hay que aclarar sobre la nueva obra de Pamuk es que, aunque esté en la sección de Novela, no es una novela. Sin embargo debe estar en esta categoría, ya que en sus páginas, el Nobel de Literatura reflexiona sobre la manera de escribir y de leer novelas, a propósito de una serie de conferencias que dio en el seminario Norton dela Universidadde Harvard en 2009.

 

A lo largo de las casi doscientas páginas, el escritor turco nos desgrana los mecanismos de la escritura –o más bien de la suya- y los diferentes tipos de novelas y novelistas que se ha encontrado en su vida. El novelista ingenuo y el sentimental consta, por lo tanto, de seis ensayos literarios que toman como línea de desarrollo la separación entre poetas ingenuos y sentimentales que ya hizo Friedrich Schiller.

 

Para el autor de Estambul, al igual que para el poeta alemán, el novelista ingenuo es aquel que escribe con espontaneidad, sin guión, con cierta naturalidad innata, mientras que el sentimental es mucho más reflexivo, dubitativo y emocional en su escritura.

 

A lo largo de las seis ponencias colea esta distinción mientras Pamuk nos habla de su percepción de las ciudades, los personajes o la acción en la totalidad de la novela. Y lo hace mediante un recorrido sobre algunas de las obras que ha leído como lector voraz que se considera. De esta manera, el autor de El libro negro disgrega sobre Flaubert, Crimen y castigo, La montaña mágica o Proust, pero el escritor pone cierto énfasis sobre la escena del tren de Anna Karenina, la que considera mejor novela jamás escrita.

 

Por otra parte nos va desvelando alguno de los misterios en su escritura con alguna anécdota o historieta del proceso de creación de obras suyas como El museo de la inocencia. No obstante, ahonda poco el autor en su ego de escritor, y sí lo hace en una idea que considera primordial a la hora de escribir: el centro de la novela. Esta es la parte más importante de la novela, alrededor de la que todo gira, y que nunca se puede obviar.

 

Puede parecer que Orhan Pamuk ha escrito un manual de cómo escribir una novela, pero nada más allá de la realidad, los textos de El novelista ingenuo y el sentimental son más bien un reflejo de las consecuencias de las narraciones publicadas a lo largo de la historia de la Literatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.