Hey ho! Let’s go! (Los Ramones, 1.974-1.980)

 

“No podemos tocar temas lentos, debe ser algo de metabolismo. No hacemos solos de guitarra. Eso aburre” ( J. Ramone 1.976)

 

Por Eduardo Moraleda Mazo

 

 

Fue en una boda y resultó impactante. En lugar de iniciar el baile post festín alimenticio con el clásico vals, los novios se decidieron por esta balada. Y si, habéis oído bien, una balada romanticona ni más ni menos que de la mano de Los Ramones. Es espectacular, merece la pena oírla y contemplar sus letras; señoras y señores, punkies y roqueros, Los Ramones.

 

Es en el verano de 1.974 cuando surgen los hermanos Ramone. No es que tengan parentesco real sino más bien es una hermandad adolescente lo que les une, además de estar en el paro y la bonita costumbre de quemar amplificadores comprados de segunda mano. Joey (+) es un tipo raro, contrahecho, de más de dos metros de alto, casi cegato, y lleva la voz cantante; Johnny (+) se esconde tras un flequillo o casco de pelo, es un autentico fanático de lo Beatles y Buddy Holly y castiga ciegamente su guitarra debido a la inadaptación absoluta; Dee Dee (+) es el bruto de la banda, agresivo y callado a la vez, el típico gamberro callejero que utiliza su bajo como instrumento de destrucción; y Tommy, el batería, como se suele decir, no sabe, no contesta.

 

 

Al año siguiente ya son una banda regular, haciendo su particular gira por garitos y clubs de Manhattan, como es el mítico CBGC. Su estilo esta más que definido, tocan 20 temas en media hora y empiezan a fijarse en ellos las estrellas del rock neoyorquinas, como Lou Reed, que se encarga de distribuir sus maquetas por las discográficas. Resultado: ningún ejecutivo en sus cabales ve un atisbo de futuro a estos chicos.  A eso lo llamo ser un visionario.

 

Finalmente es un sello independiente, Sire Récords, el que se la juega y publica su primer LP (Ramones). Es 1.976 y contiene 14 descargas o píldoras ramonianas letales, donde se encuentra toda su furia y negatividad adolescente. 14 grandes razones por las que convertirse a su religión a pesar de sus carencias. Hey ho! Let’s Go!

Nos encontramos en el año 77 y su rol es patente; tejanos rotos, sonidos onomatopéyicos, zapatillas playeras, violencia juvenil y pegamento de esnifar. Publican dos álbumes fascinantes, Leave home y Rocket Russia, con la misma estructura que el anterior pero igualmente imprescindibles. En 1.978 publican un doble disco en directo, It´s Alive, donde se plasma y resume la esencia de los Ramones. Del 74 al 78 podría ser su primera etapa, la mejor donde rezuman frescura, vitalidad juvenil y ese factor sorpresa que nadie ha explotado como ellos.

Road to ruin, también de 1978,  es el siguiente, pero parece que han cambiado cosas en la banda.  ¡Son capaces de incluir punteos en los temas! ¿Solos de guitarra en un corte de los Ramones? Si, definitivamente están evolucionando. Esta intuición se concreta cuando caen en manos de Phil Spector, músico y productor con otras técnicas de grabación, orquestación y mezcla de instrumentos, muy solicitado por bandas de prestigio en su momento, como los Beach Boys, Beatles,  Leonard Cohen, etc.

 

El resultado de dicha química peligrosa será el LP End of Century, de 1.980 y que fue muy polémico, ya que se aleja de sus orígenes punk-rock para acercarse mas al pop. No deja por esto de ser una obra maestra, con cortes como “Do You Remember Rock’n’Roll Radio?” o “Rock’n’Roll High School” y otros grandes temas dominados por cuatro acordes. Sus estribillos arrolladores como en “I’m Affected”, “Let’s Go”, “Chinese Rock” o “This ain’t Havana”, hacen que este trabajo sea encumbrado y odiado con la misma intensidad.

 

Y acabo como empecé, refiriéndome a esa maravillosa balada orquestal “Baby, I Love You” de las Ronettes. Compuesta por el propio Phil Spector junto a Jeff Barry y Ellie Greenwich a principios de los 60, presenta en la extraordinaria versión de los Ramones  una gran factura vocal de Joey y se convirtió en uno de sus singles más exitosos. Esa es la que escuche en la apertura de un baile nupcial y también la que oigo cada vez que suena mi móvil.

A partir de los 80 probaron otros productores, nuevos LP´s, sufrieron muertes y  sustituciones, giras míticas, actuaciones, pero… Esa es otra historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.