El perfecto desconocido (2011) de Toni Bestard

 

Por Iván Arjona

 

 

Si en Babel (2006) Iñárritu abordaba el tema de la falta de comunicación desde tres puntos de vista, Toni Bestard construye su propia torre de la mano de Colm Meaney, protagonista de este perfecto desconocido. La falta de entendimiento (que no comprensión) es el eje conductor para la ópera prima del director mallorquín.

 

Para ello, Bestard sitúa la historia en su tierra natal. Después de instalarse en una antigua tienda, Mark O‘Reilly comenzará una peculiar búsqueda por las simas de la zona. El espectador desconoce el motivo que impulsa a Mark a visitar los “avencs” repartidos por el valle (el misterio se descubre al final del film). En ese momento el director introduce los diferentes personajes que se verán afectados por la llegada del protagonista, comienza a trazar las diferentes tramas así como plantea el problema de la barrera del idioma (la película está rodada en inglés, castellano y mallorquín).

 

El reparto, encabezado por Colm Meaney, une rostros conocidos como Ana Wagener, Vicky Peña o el divertido Carlos Santos con jóvenes recién estrenados como Guiem Juaneda o Natalia Rodríguez.

 

Hablando de Meaney, el actor irlandés podría encabezar un grupo de Facebook llamado “secundarios que suenan sin saber de dónde”. Y con razón, ya que el actor no suele gozar de un papel principal. Aunque es un habitual del cine de acción, por ejemplo en Jungla de cristal 2 (1990), Alerta máxima (1992), Con Air (1997) o Un ciudadano ejemplar (2009), y últimamente se le ha podido ver en Todo sobre mi desmadre (2010) y La conspiración (2010), los más trekkies lo recordarán como el jefe de transporte de la USS Enterprise en Star Trek: La nueva generación (1987-1994) y Espacio Profundo Nueve (1994-1999).

 

Aquí consigue conectar con el espectador encarnando a un simpático y entrañable personaje. Su incapacidad para entender a sus nuevos vecinos no será incompatible para lograr comprender los problemas que incumben a cada uno de ellos.

 

A mitad de camino entre la comedia y el drama, El perfecto desconocido (2012), que compitió en la pasada edición del Seminci, no será una obra maestra que quedará gravada en nuestras retinas, pero es una interesante propuesta que cumple con su cometido, nos invita a una excursión mochilera por la montaña y a conocer a unos personajes tan perdidos como el protagonista pero centrados en un objetivo que será determinante para sus vidas.

 

 

 

 El perfecto desconocido (2011) se estrenó en España el pasado 23 de marzo de 2012

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.