Encuentro con Juan M. Bonet y A. Trapiello: “Las cosas se han roto”

 

Por Benito Garrido.

 

El escritor y crítico de arte Juan Manuel Bonet ha realizado para la Colección Vandalia (Fundación José Manuel Lara) una cuidada antología de los poetas del Ultraísmo que de 1918 a 1925 fueron la corriente poética más importante de nuestro país. Con el título Las cosas se han roto, Bonet, uno de nuestros mayores expertos en vanguardias artísticas, reúne por primera vez y en un solo tomo, una selección de poemas y de aquellos autores que significaron la primera manifestación española de las vanguardias en literatura. “Realmente sobre el ultraísmo llevo trabajando más de treinta años. Tengo la ventaja de que prácticamente todo el material lo tenía en casa”, resultado de una continua búsqueda por almonedas y librerías de viejo, más información recuperada de un tío abuelo suyo que había fundado en su momento una revista ultraísta.

 

El escritor Andrés Trapiello, que colabora en la presentación del libro, nos comenta que el Ultraísmo fue la muestra más genuinamente española, así como la aportación más personal de la literatura patria al movimiento de las vanguardias. “Si el Simbolismo retuerce el cuello del cisne de la poesía parnesiana, el Ultraísmo lo que hace es matarlo y convertirlo en combustible para esa poesía nueva que estaba naciendo”. Se trataba de una poesía urbana y suburbana, cargada de palabras y emociones nuevas, y risueña pero no melancólica, que emulaba la felicidad.

 

En esta antología encontraremos autores como Guillermo de la Torre, Rafael Cansinos Assens, Juan Chabás, Gerardo Diego, Rafael Laso de la Vega, Humberto Rivas, Antonio Espira, Pedro Garfías, Cesar González Ruano, Juan Larrea o el creacionista Vicente Huidobro, autor con el que todo empezó. Con la segunda estancia de Huidobro en Madrid durante 1918, trajo novedades vanguardistas procedentes de París que ya se apercibían como el germen de esa radical renovación tan necesaria en la poesía española del momento. “No se trata de una biografía histórica, sino de poesía viva”, apunta Bonet, para quien el Ultraísmo constituye un momento decisivo de transición a la modernidad. Son poetas que asimilan la poesía cubista francesa, el futurismo de Marinetti, el expresionismo o el dadaísmo.

 

Juan Manuel Bonet, que ya ha dirigido el IVAM y el Reina Sofía, ha conseguido con este fantástico libro, reivindicar la obra de un movimiento que, aunque de corta carrera, fue básico en la historia de nuestra literatura. Sepultado injustamente por el olvido, principal consecuencia de la canonización que supuso la generación del 27 y la llegada de las guerras, el Ultraísmo supuso una breve pero intensa corriente que muy ligada al arte del momento, cantaba al metro, al arrabal madrileño, a las tabernas, a la Gran Vía (como si de un reflejo neoyorquino se tratase). Poemas que bordean los márgenes de lo cinematográfico y lo teatral, que muchas veces se escribían en revistas más que en libros. En definitiva una corriente literaria imprescindible para entender a posteriores escritores.

 

Las cosas se han roto. Antología de la poesía ultraísta. Edición de Juan Manuel Bonet. Colección Vandalia. Fundación José Manuel Lara, 2012.  512 páginas.  25,00 €

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.