Encuentro con la bloguera Eva Quevedo, autora del “Blog de Madre”

 

Por Benito Garrido.

 

Eva Quevedo es autora de uno de los blogs más visitados y divertidos del panorama actual, el Blog de madre. Escribió su primer libro a la edad de once años, llevaba por título La pensión de doña Pura y tenía unos cinco folios de extensión. Desde aquella primera obra de juventud la autora ha madurado poco, tirando a casi nada. Conserva de aquel entonces una pasión desmedida por los libros, por las trovadas de Joaquín Sabina y por los espaguetis con tomate, aspectos que se dejan entrever claramente a lo largo de su obra. A día de hoy vive feliz con su familia y está completamente convencida de que haber tenido a sus hijas es lo mejor y más maravilloso que le ha pasado en la vida. Hace apenas unos meses, llevada por un extraño furor creativo la autora se embarcó, con más ganas que cabeza para las cuentas, en el frenesí de la autoedición literaria. Así, sacó al mercado una primera versión de El Libro de Blog de Madre que consiguió colocar con nocturnidad en librerías de toda España, y que ahora los editores de Plaza & Janés han revisado, lanzando la nueva edición atractiva y sugerente que se nos presenta.

 

Blog de Madre.  Eva Quevedo.  Editorial Plaza & Janés, 2012.  416 páginas.  16,90 €

 

Un libro sobre el agitado oficio de la maternidad, rebosante de ternura y humor. Eva Quevedo era publicitaria de profesión y vocación antes de que Lasniñas llegaran a su vida y lo inundaran todo de migas de galleta, manitas pequeñas y besos mojados. Tras el nacimiento de Lapequeña, sólo dos años después del de Lamayor, guardó por un tiempo la agenda en el cajón de la coqueta para dedicarse a otros menesteres, entre los que se encontraban verlas crecer, inventarse canciones, dar voz a peluches y convertir cucharas en avionetas. Durante ese período también tuvo tiempo de gritar, reír, llorar y casi enloquecer en más de una ocasión. Para evitar el ingreso hospitalario decidió dedicar un trocito de su tiempo a escribir, algo que siempre le entusiasmó y que en la actualidad le da la posibilidad de mantener contacto con gente adulta y de su misma estatura.

 

Y así nació Blog de Madre, un pequeño sitio donde contar las historias de esta madre, trabajadora, psicóloga, farmacéutica, adivina y acróbata que va todo el día corriendo con la lengua fuera, intentando llegar a tiempo a todos lados, incluso allá donde no se la espera y en ocasiones ni siquiera se la necesita. Cuando el surrealismo de la vida maternal le ataca por los flancos, en lugar de dramatizar y quejarse de la presión del cosmos sobre su cabeza, esta mujer lo vive entre carcajadas y exageraciones, una forma mucho más sana y terapéutica de contar su realidad.

 

Blog de Madre es el fenómeno que ha inundado la red de risotadas y vaciado la cabeza de las madres de algún que otro drama. Los setenta y cinco capítulos vienen acompañados por las fantásticas ilustraciones en forma de comic de Ata Lassalle, colaborador de TEMO y El Jueves, entre otras publicaciones.

 

Entrevista:

 

P.- ¿Qué te impulsó a escribir un blog? ¿Y qué te llevó a pasar tu blog de la pantalla al papel?

Todo fue absoluta casualidad. A mí siempre me había gustado escribir, pero no pasaba de ser la típica amiga que para celebrar su cumpleaños te manda un correo invitación kilométrico. Nunca había escrito nada, pero estando de baja por maternidad de mi hija pequeña, me planteé dar salida a la frustración y los dramas diarios que eso suponía, pero visto con un toque de humor, pues al fin y al cabo es lo que te hace sentir bien. El drama horroroso que al tiempo se recuerda con humor, termina convirtiéndose en algo gracioso de lo que sacar resultados positivos.

Del blog, al facebook y luego al papel, fue también un poco por casualidad, impulsada sobre todo por los comentarios de los seguidores del blog. El grupo de asiduos me empezaron a pinchar con la idea de recoger todas las entradas en un libro hasta que me dije, ¿y por qué no? Si a la gente le gusta en la red, quizás también le guste en versión impresa… Lo moví por varias editoriales, pero mi paciencia no era la adecuada, así que primero lo autoedité, y luego ya vino la propuesta de P&J.

 

P.- ¿Qué va a encontrar en tu libro el lector que no te conoce?

Lo primero, que no se espere un libro de maternidad porque no es tal. No es un libro donde se den consejos sobre que hay que hacer y que no, pues no me considero preparada para ello. Es básicamente un libro de humor que busca que la gente se ría, que vean que lo que me ha pasado a mí le puede pasar a cualquiera. Es un libro para reírse de las madres y sus histerismos con los hijos.

 

P.- ¿Esperabas el éxito de tu blog cuando empezaste a escribirlo?¿Tienes buenas expectativas para tu blog libro?

Ni de broma. Empezó como un chascarrillo entre amigas, que solo compartían y leían los amigos más cercanos, los compañeros de trabajo y poco más. Nunca imaginé que pudiese llegar a gustar tanto y a tanta gente.

Estoy convencida de que el libro va a gustar a mucha gente y además es perfecto para regalar… a embarazadas, madres recientes, etc. Es algo que les va a permitir reírse mucho y quitar hierro a muchas preocupaciones.

 

P.- Cercano, ingenioso, familiar, divertido, pero sobre todo transmite muy buen rollo… ¿Solo escribes los días que estás de buen humor?

Que va, al contrario, si yo soy muy sufridora y tengo muy mala leche. Soy muy pasional con todo lo que hago, cuando sufro, sufro mucho, y cuando me divierto, pues me divierto mucho. He descubierto que riéndome de los dramas le quito tanta tensión al asunto que termina siendo menos drama. Eso es todo. Y la escritura me sirve un poco como terapia para expiar los malos momentos y reírme de ellos, a no ser que estemos hablando de dramas mucho más profundos.

 

P.- “Desdramatizando el mundo maternal”, así reza tu blog. Pero ¿es hoy en día un drama ser madre?

Sí. Sí que lo es, y además la sociedad no ayuda absolutamente nada a que sea algo bonito. Cada vez hay más trabas y condicionantes a la mujer que quiere ser madre. Incluso ya te preguntan en algunas entrevistas de trabajo si tienen pensado quedarse embarazadas. Es un drama en el sentido cómico de la palabra, pues hoy en día es algo que se vive de una manera complicada, y la situación económica no ayuda tampoco mucho. Por otro lado, es que dejas de ser mujer para convertirte en madre, y eso nos pasa a todas; tu cuerpo deja de ser tuyo para convertirse en una máquina para alimentar y cuidar a tu hijo. El chip mental hay que cambiarlo pero no de forma radical, sino por días.

 

P.- ¿Cómo buscas los temas de los que escribir o son ellos los que te buscan a ti?

Son ellos los que me buscan a mí, de hecho mis amigos mantienen que mis hijas hacen cosas para darme motivos que me permitan seguir escribiendo. Hablo de cosas normales, lo que pasa en el día a día, no es nada filosófico. Sí que es verdad que al principio las entradas me salían más rodadas, y ahora tengo que buscar y trabajármelas más.

 

P.- ¿Es cierto el mito de los lexatines entre las madres aceleradas?¿Te has tomado alguno antes de empezar la entrevista?

Lexatines no porque no tenía, pero sí que me he tomado dos valerianas caducadas que no sé como me terminarán sentando. Si de pronto ves que me empiezo a poner verde… no respondo.

El mito de los lexatines existe. No creo que en tu vida normal como madre sea necesario tomarlos para soportar tu día a día con los niños, de hecho no conozco a nadie que lo haga, pero sí conozco y cada vez más, personas que se los tienen que tomar para intentar compaginar ambas actividades, trabajo y maternidad.

 

P.- En tus relatos-reflexiones se refleja de manera muy divertida tu entorno familiar ¿Alguna vez has escrito algo que no gustara en ese círculo?

Las niñas todavía son muy pequeñas y no cuestionan nada. Pero marido sí que está indignadísimo, pues siempre aparece detrás del periódico y piensa que lo único que le falta es la tele, la tripa y la cerveza. La cuestión era buscarle el lado gracioso a las situaciones. Aquí la verdadera protagonista es la madre, como vive el paso de ser mujer a ser madre también. He escrito cosas que no han gustado a muchas madres, pero casi siempre han sido benévolas. En el fondo solo quiero buscar el lado divertido y la risa en esas situaciones que pueden ser agobiantes para una madre.

 

P.- Blog/Libro destinado sobre todo al público femenino (madres en concreto), pero ¿no crees que a los hombres les puede atraer igualmente esa visión tan especial que muestras?

Sí, cada vez hay más padres que me leen y se animan a opinar. Les gusta saber qué piensan las mujeres cuando la situación con los hijos les supera, pues es algo que ellos mismo pueden ver en casa. En el blog los padres también tienen su espacio, se llama post de padre, y en él dejo que amigos con un tono de humor cercano puedan contar su visión de determinadas cosas.

La entrada que hice sobre la menstruación y los altibajos emocionales que se provocan en una mujer poseída por las hormonas, fue la que más comentarios sobre hombres tuvo. Les parecía muy divertido y sorprendente que una mujer pudiese reírse de esa manera de un estado tan puntual. Si lo cuenta un hombre podría catalogarse de sexista, pero si lo cuenta una mujer es otra cosa.

 

P.- ¿Hay temas que has descartado finalmente porque no te daban juego, o crees que a todo se le puede sacar punta?

Creo que a todos los temas se les puede sacar punta. Hasta ahora no he encontrado ninguna situación como madre de la que no me haya podido reír. Algunas situaciones, eso sí, dan más juego que otras, pero no creo que haya ningún tema tabú. Quizás hay temas más peliagudos y serios que se prestan menos a la broma, como es el caso del aborto.

 

P.- ¿Te planteas quizás un posterior Blog de padre?

Sí, el Blog de padre es un reto. Me gustaría ponerme en la piel de un padre y hacerlo yo misma, ver si sería o no capaz de hacerlo. También hay muchos chascarrillos que sacar sobre los padres, lo que pasa es que los hombres habitualmente son menos dramáticos, no tienen ese punto de histeria que les da a las cosas el punto divertido. Pero sinceramente prefiero ver primero como evoluciona este Blog de madre.

 

P.- ¿Qué sentiste y que te ha supuesto la llamada de una editorial como P&J?

Fue genial. Les gustaba no solo el producto sino también mi forma de escribir. Les gustaba como escritora y eso fue algo que me llenó mucho más. Todo ha sido como una nube, muy rápido.

 

P.- ¿Sueles leer a menudo? ¿Libros o blogs? ¿Qué prefieres?

Yo solía leer mucho antes de ser madre, sobre todo libros. Después la cosa se frenó pues no había tiempo potencial para ello. El ponerme a escribir un blog me llevó a leer otros y recuperar la pasión por la lectura. El blog y las redes sociales es un día a día que me tomo como una especie de trabajo. Entonces tengo que reconocer que no hay como sentarse en un sofá y disfrutar de la lectura de un libro. En ese sentido yo soy muy fetichista y sigo prefiriendo el libro en papel.

 

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Encuentro con la bloguera Eva Quevedo, autora del “Blog de Madre”

  1. Siempre grande Eva. Y si quieres ayuda para el blog de padre te puedo contar mucho, y ahora en el 5 mes de embarazo del 3 niño, más.
    Grande. Besazo

    Luis
    27 agosto 2012 at 14:14 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.