Retratos de Mogarraz por Florencio Maíllo

Categoría: Arte,Exposiciones | y tagged con | |

Por Fernando Castro Ramírez.

  

Mogarraz, Salamanca

Hasta el 30 de noviembre.

 

En un pequeño pueblo de la sierra salmantina llamado Mogarraz las calles se han convertido en un espacio de exhibición de Retrata2/388. Quinientos retratos por el pintor Florencio Maíllo —ejecutados a la encáustica sobre plancha metálica para resistir las inclemencias del tiempo— cuelgan de las fachadas de las antiguas viviendas y de los muros de la iglesia. Mutatis mutandis, los retratos muestran a los habitantes del pueblo tal como eran en 1967 cuando los fotografió Alejandro Martín. Como muchos otros pintores antes que él, Maíllo usó las fotografías como modelos. Los actuales habitantes de Mogarraz han acogido con entusiasmo esta exhibición, cuyo tema es ellos mismos.

 

Mogarraz es un pueblo milenario, cuya mayor población se registró hace un siglo cuando alcanzó 1,110 habitantes. Desde entonces ha estado despoblándose, hasta llegar a una población actual de alrededor de 320 personas. La emigración de las personas que se van a otros lugares en busca de empleo es un hecho que hoy afecta agudamente a toda España .En 1967 el Dr. Isidoro Herrero, alcalde de Mogarraz, le encargó al fotógrafo Alejandro Martín retratar a 388 habitantes adultos que todavía vivían allí. La intención del encargo no era ni antropológica, ni sociológica, ni artística, sino meramente práctica. El Dr. Herrero quería que los mogarreños no tuvieran que viajar hasta la ciudad de Béjar para hacer el trámite de renovación del carnet de identidad nacional.

 

Alejandro Martín Criado había nacido en Mogarraz en 1917. A los dieciocho años se alistó en el Ejército de Aviación de Madrid. El final de la Guerra Civil lo halló destacado en Gran Canaria, donde se tituló como piloto de aviones comerciales. Sus habilidades mecánicas lo llevaron a tomar cursos por correspondencia de electrónica y fotografía. Luego de retirarse volvió a Mogarraz y se convirtió en reportero gráfico aficionado. A fines de los años setenta, los vecinos de Mogarraz lo eligieron como alcalde del pueblo. Durante su gestión tramitó la remodelación de las deterioradas calles de la villa. La población lo recuerda como un hombre recto, tolerante y receptivo.1

 

En un frío mes de octubre de 1967 Alejandro Martín improvisó un telón de fondo colgando una limpia sábana blanca en la parte trasera de su casa y colocó su cámara Yashica 44LM de dos lentes sobre un trípode. Uno por uno los 388 mogarreños adultos que no habían emigrado desfilaron entre el telón y la cámara para retratarse. Aunque el objetivo de Martín era simplemente lograr fotos de identificación, se discierne en ellas el talento del fotógrafo para captar las emociones y personalidades de sus retratados. Hay en ellos un anticipo de los retratos que Richard Avedon haría a comienzos de los años ochenta de los habitantes del oeste norteamericano. Entre ellos hay incluso un autorretrato donde Martín aparece vistiendo su chaqueta de cuero de aviador. Según Maíllo, en 1975 Martín impulsivamente decidió deshacerse de sus negativos; pero su esposa Angeles de Nacimiento Lorenzo rescató algunos. No le queda claro al suscrito cuánto quedó de su obra fotográfica.

 

Entra el pintor Florencio Maíllo, un mogarreño, cuya obra hasta hace poco había transitado por obras con la tierra, la abstracción, la materialidad y lo geométrico. Sin embargo, en 2006 Maíllo ya había hecho otro proyecto con una obra fotográfica: las 3,000 fotografías del archivo de Bienvenido Vega. Fabio Rodríguez de la Flor, comisario de muchas de sus exhibiciones, dice que Maíllo es un artista que “hace del proceso creativo un trayecto de investigación y una ardua tarea documentativa”. De tal manera que cuando le llegan a sus manos los negativos de Martín, Maíllo decide hacer con ellos algo diferente. Ya sea por lealtad, nostalgia, o disposición antropológica Maíllo se planteó la hercúlea tarea de pintar en cuatro años cerca de 500 retratos, la mayoría de ellos basados en las fotos de Martín. Esto viene a ser un retrato cada dos días. Así el arriero, la maestra, el zapatero, el posadero mogarreños que alguna vez se transformaron en fotografía en blanco y negro, sufrieron una segunda metamorfosis hasta transformarse en pintura de color. Declaró Maíllo: “He regresado a la época de mi infancia, para recordar a mucha gente, incluso a mí mismo. Se trata de mi obra más ‘rara’, porque incluso el escenario lo es, pero el hecho de poder recordar la memoria de mi pueblo hace que los que vivimos estemos implicados en cultivar la memoria de lo que éramos”.

 

El desenfadado estilo de Maíllo en las pinturas de la instalación de Retrata2/388 no traiciona en absoluto la personalidad de los posantes congelada en las fotos de Martín. Los vecinos del pueblo que todavía viven se reconocen en estos nuevos retratos, que hacen eco de los retratos de Gerhard Richter copiados de enciclopedias, excepto que los del pintor alemán son intencionalmente grises y despersonalizados. En cambio, los de Maíllo son sutilmente coloridos, y en su mejor momento, sus pinceladas le ordenan a la pintura ser cabello, solapa o mentón sin hacerse invisible; es decir, sin dejar de ser el material pintura.

 

Es posible que algunos de los retratados ya hayan dejado de ser, mas en las pinturas de Maíllo también dejan de ser mero dato demográfico o archivo olvidado para convertirse en memoria compartida por los que todavía son habitantes de Mogarraz. Entre una plétora de motivos marianos, inquisitoriales, y paganos esculpidos en las fachadas y dinteles por la antigua población de judíos conversos, los retratos colgados de Martín/Maíllo repueblan la villa. Los retratos de los padres de Concepción Hernández Vicente, la actual alcaldesa de Mogarraz, devuelven la mirada al espectador. La alcaldesa Hernández declaró, “”Es como si los vecinos hubieran vuelto a tener vida y, en realidad, así es, ya que su recuerdo, ahora más que nunca, aflora entre nosotros“. Un punto interesante para discutirse es si los retratos fotográficos de la gente de Mogarraz de Martín hubieran generado tanto entusiasmo como el que han suscitado las pinturas de Maíllo.

 

En años recientes Mogarraz se ha convertido en un pueblo museo, el trabajo de remodelación que empezara Martín Criado lo está concluyendo su alcaldesa actual. Pese a su antigüedad Mogarraz no parece estar acabando, sino comenzando algo importante. Esta exhibición es sólo un síntoma de ese renacimiento.

 

1.Para escribir estas líneas me he servido de la información que puso a mi disposición Concepción Hernández Vicente, Pedro García Domínguez, y el propio Florencio Maíllo.

Related Posts with Thumbnails

7 respuestas a Retratos de Mogarraz por Florencio Maíllo

  1. Fernando, mil gracias por su generoso artículo, retrata2-388 se está convirtiendo para mí en una experiencia realmente intensa, me reconozco sorprendido por tanta manifestación positiva y observo con agradecimiento que me tenía guardadas ricas excelencias como la suya. Un fuerte abrazo. Florencio Maíllo

    Florencio Maíllo
    1 septiembre 2012 at 0:06 am

  2. Floren, añade a tu correo estas palabras de agradecimiento por mi
    parte para Fernando:

    Estimado Fernando,
    gracias por tu trabajo, por tu interés y por tus palabras. No sólo
    suponen una visión acertada y crítica del trabajo de Florencio, son, a
    su vez, parte del mismo proyecto. No lo catalogan, lo ensanchan.
    Muchas gracias.

    Fabio

    De Florencio Maíllo

    Florencio Maíllo
    1 septiembre 2012 at 1:04 am

  3. Florencio y Fabio: Hay reseñas que se hacen por obligación profesional y otras por placer intelectual. Esta fue de las últimas. Gracias por darme esa oportunidad.
    FCR

    Fernando Castro Ramírez
    2 septiembre 2012 at 1:25 am

  4. Esta mañana he visto el documental realizado por tv2 sobre el tema de los cuadros pintados por Florencio Maíllo y me parece francamente un gran trabajo, espectacular. Me gustaría preguntarle porqué en 2006 decide hacer este proyecto, qué es lo que le impulsó y si siempre ha sido un pintor autodidacta o ha estudiado en academias de pintura, qué es lo que le motiva a pintar tantas personalidades, otra pregunta sería si ha tenido apoyo material para su obra por parte de las autoridades culturales del pueblo, parece obvio pero me gustaría saber algo sobre este tema.
    Quien le escribe este email es una simple aficionada a la pintura que admira las obras pictoricas con pasión y por eso me ha impactado todo su trabajo y por último decirle si la mayoría de los retratos los hizo en blanco y negro porque en el documental se ven pocas obras con colorido.
    Muchas gracias por leer mi email y si puede responder a alguna de mis preguntas le estaría agradecida. Saludos y a seguir con sus proyectos!

    Montse Emilia
    27 septiembre 2012 at 11:24 am

  5. Hola.
    Adilson am, yo hago el doctorado en geografía en Brasil y estoy actualmente en Salamanca hasta febrero, estudiando aquí. Mogarras conoció y encantado por el lugar y quería escribir sobre ella. Vi en internet que u tiene el material sobre la ciudad. ¿Me podría enviar? Quiero escribir sobre este pueblo.
    Gracias.

    Adilson

    Adilson Tadeu
    14 diciembre 2015 at 10:34 am

  6. Pingback: España wie bestellt | Schaumkraut

  7. Pingback: España wie bestellt | Schaumkraut

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.