Tàpies, amic dels llibres

Por Josep Maria Pascual i Sabé

Un año más los libros viejos y antiguos llenan la ciudad Barcelona, y ya van 61, es en la Fira del llibre d’ocasió antic i modern, pero no sólo nos presentan libros, sino también una exposición. Este año la exposición está dedicada al pintor Antoni Tàpies, fallecido el pasado 6 de febrero, y su relación con los libros “Tàpies, amic dels llibres” (Tàpies, amigo de los libros).

Tàpies, amic dels llibres

Antoni Tàpies nos ha dejado una gran producción artística de pintura y escultura que podemos contemplar en la sede la fundación que lleva su nombre, en otras salas de exposición repartidas en todo el mundo, espacios públicos, e imagen de conmemoraciones (el centenario del Barça) o de periódicos (L’Avui).

Pero esta exposición nos muestra otro aspecto de la práctica artística de Tàpies, los libros. Antoni Tàpies fue un gran lector y coleccionista. Descendiente de libreros, conoce los libros desde pequeño en casa y su amor por los libros va en aumento, y aún después de su muerte podemos disfrutar de su pasión en la colección de la biblioteca de la Fundació Antoni Tàpies o su biblioteca particular.

Antoni Tàpies explica a Manuel J. Borja-Villell en “La expresividad del papel. Una conversación con Antoni Tàpies” su amor a los libros y la relación con su arte, de esta manera:

“La emoción de abrir un libro, de descubrir poco a poco su contenido, lo que tiene dentro, tiene alguna cosa de ritual, de mágico, y esto forma parte, sin duda, de mi obra”.

La relación con los libros va más allá, y se convierte también en creador de libros a partir de sus ensayos, La practica del arte; L’art contra l’estètica, entre otros. Y colaborador de artistas ilustrando sus textos; otras veces creando conjuntamente libro-objectos, sin poder separar una de las otras. Estos artistas son también los artistas imprescindibles del siglo XX, Joan Brossa, J.V. Foix, Rafael Alberti, Octavio Paz, Jacques Dupin,… y muchos más.

Antoni Tàpies es creador de libros, como también, protagonista. Catálogos de exposiciones, libros dedicados a sus obras, algunos de forma monográfica y otras colaborativa. Pero en todos, el estilo y sus características cruces y T siempre nos recuerdan la pasión de Tàpies por la pintura y el arte, que evoluciona con el tiempo, pero se mantiene en esencia.

En esta exposición podemos contemplar algunas de estas obras que forman parte de la colección de Manuel Gimeno, artista y amigo de Tàpies. Es una pequeña muestra de la amistad de Antoni Tàpies con los libros, a veces escondida por sus obras más emblemáticas y espectaculares que podemos contemplar en las salas de exposiciones, pero no menos importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.