Katherine Webb y “Una canción casi olvidada”

 

Actualidad editorial: la escritora inglesa Katherine Webb pasó por nuestro país para presentar su última novela titulada Una canción casi olvidada (Editorial Lumen, 2012). La autora ya alcanzó el éxito con su primera novela, El legado, que solo en Alemania llegó a vender casi trescientos mil ejemplares. Ahora regresa con la misteriosa historia de un pintor y de todas las mujeres que le acompañaron a lo largo de su vida; una atmósfera perturbadora, unos personajes que se desvelan de a poco y una escritura que envuelve al lector.

 

Comparado el éxito de sus novelas con el de Kate Morton, la autora comenta que solo ha leído uno de sus libros, La casa de Riverton, y que le gustó mucho. “Entiendo que al lector pueda disfrutar tanto de sus libros como de los míos, pero escribimos con estilos y voces diferentes; aún así, estaría encantada de alcanzar su éxito”. Ambienta sus novelas sobre todo en las primeras décadas del siglo XX hasta el periodo de entreguerras: “La época eduardiana me interesa mucho porque representa un momento en que se produjeron grandes cambios en la sociedad inglesa, sobre todo para la mujer que empieza a reclamar su sitio. Tras la primera Guerra Mundial, la sociedad tuvo que readaptarse, y aunque en Inglaterra no se produjeron las revueltas populares que se daban en el resto de Europa, los hombres pretendían que la mujer volviese a su papel tradicional, algo que ya era imposible”.

 

Zach Gilchrist es un cuarentón que ha tocado fondo. Al borde de la ruina económica y emocional, lo único que le queda es su pasión por el arte de Charles Aubrey, un conocido pintor fallecido en la batalla de Dunquerque, al que su abuela presumía de haber conocido en los años treinta durante unas vacaciones en Dorset. Dispuesto a contar la verdadera historia de Aubrey, Zach viaja hacia las costas de Dorset para seguir la pista de ese artista misterioso. Ahí, entre brumas y acantilados, Zach conoce a Dimity, una mujer mayor y algo extravagante, que había sido la modelo de Aubrey. Sentado en la cocina de Dimity, Zach escucha y vuelve atrás en el tiempo, a cuando la anciana era aún una chiquilla y vivía en una chabola con su madre, conocida por ser la bruja del pueblo. Dimity le habla de su admiración por el pintor, que se transformaría luego en un amor enfermizo, y poco a poco el hombre llega a descubrir un hecho que ha permanecido oculto durante años, un secreto que ha marcado para siempre la vida de esa mujer y la de todos quienes rodearon a Aubrey.

 

“La idea que me empujó a escribir este libro me llegó hace ocho años, cuando trabajaba en una imprenta especializada en libros de arte de gran calidad. Uno de los libros que hicimos era sobre Augustus John, un pintor británico de principios del siglo XX que dibujaba sensuales retratos de mujeres y niños. Esos retratos quedaron en mi mente durante mucho tiempo, así que investigué la vida y la obra del artista y descubrí que era un personaje y fascinante. Se trataba de un bohemio y gran amante de las mujeres que tenía una vida realmente poco convencional: vivía en la misma casa con su mujer, su amante, sus hijos y hasta con la hermana de su amante. En él me inspiré para crear la figura de Aubrey”.

 

Al hablar sobre los personajes que pueblan sus novelas, Webb comenta: “Me gusta ahondar en las zonas grises de la conducta humana, descubrir por qué las buenas personas pueden acabar haciendo cosas terribles. Me interesa investigar las tensiones y las circunstancias que empujan a alguien a actuar contra su voluntad y a hacer el mal. También me interesa mucho la memoria, cómo puede jugar con nosotros y llegar a engañarnos, del mismo modo que nosotros podemos jugar con ella según se nos antoje. El amor obsesivo y los peligros que acarrea también están tratados en el libro”.

 

Katherine Webb nació en Kent en 1977 y se crió en la campiña de Hampshire, una región llena de mansiones parecidas a las que describe en sus novelas. Tras licenciarse en historia en la universidad de Durham, trabajó de librera y también de ama de llaves para una familia aristocrática. Actualmente vive en una pequeña casa de campo en Berkshire. El legado (2011) es una novela que por su calidad y atmósfera envolvente ha sido comparada a El cuento número trece de Diane Setterfield. El entusiasmo del público inglés fue inmediato, y Webb es ya una escritora de renombre en Inglaterra y en otros países de Europa. Ahora la autora vuelve con Una canción casi olvidada, que tiene todos los ingredientes para convertirse en un libro de larga vida y mucho éxito.

 

Una canción casi olvidada.  Katherine Webb.  Editorial Lumen, 2012.  560 páginas.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.