La intrusa

Categoría: Novela,Reseñas Novela | y tagged con | | |

Por Gerard Altés Solé

La intrusa. Éric Faye. Salamandra, Barcelona, 2012.

Intrusa, La_125X200La editorial Salamandra nos brinda una extraordinaria novela, galardonada en 2010 con el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa, con el título de La intrusa (Nagasaki en el original). Éric Faye, autor hasta el momento inédito por el público español, nos ofrece en esta nouvelle una fábula moderna que explora la soledad, el vacío, la nostalgia, la intimidad y los refugios que todos nos creamos para combatir esta era.   Todo gracias a una narración expuesta des de la primera persona, y con el ademán de la introspectiva propia de la cultura japonesa. Cosa que puede recordarnos a la novela Pálida luz en las colinas de Kázuo Ishiguro.

Un buen día, Shimura, un anodino ciudadano soltero de la isla de Nagasaki, al regresar de su trabajo en la Oficina Meteorológica del Puerto de la isla, echa en falta algún que otro envase de su nevera. A partir de este hecho asistimos a una perturbada auscultación de los pensamientos del personaje. Y, aunque hasta él mismo cree estar sacando las cosas de quicio, su reacción acaba siendo la de dejarse llevar por la sinrazón. La sorpresa se produce a la mañana siguiente en el trabajo, cuando sin  dejar  de mirar las imágenes que proporciona la web-cam instalada en su cocina ve la nítida imagen de una mujer mayor haciendo uso de su cocina de forma sosegada. Sintiéndose en su casa. Es entonces, y después de una investigación policial, cuando se descubre que esta señora estuvo viviendo escondida en una habitación de su casa cerca de un año entero. Cosa que deja estupefacto y enrabietad a Shimura, pero no tanto con la señora en sí, si no por el hecho de haberse visto violado en su hogar. Ella se vio con la desgracia de verse desahuciada y quedar  ya sin ingresos. Fue entonces cuando decidió refugiarse en aquella casa, y no por casualidad. 

Shimura es un hombre tranquilo, solitario, que respeta mucho sus costumbres, un tanto enfermizas por el orden autoimpuesto en su día a día. La soledad con disciplina supongo afecta menos porque te debes a algo.

Éric Faye tiene un estilo simuladamente sencillo,  con ideas y frases concretas y sobrias, y que a la vez son portadoras de su aguda sensibilidad. La intrusa es una novela ineludible en los tiempos que corren, y más después de las recientes declaraciones  del  Ministro de Finanzas japonés, en las que pedía  que las personas mayores de su país se apresurasen a morir. Ahora, el dinero andante y danzante del mundo prevalece por encima de las personas, y como decía aquella genial y a la vez terrible viñeta gráfica de El Roto: “Detrás de los números están las personas” – “pues que se aparten”,  Faye coge a una mujer mayor que se  ha visto apartada, y se ha escondido de este sistema y ha pedido asilo en el palacio de invierno de sus recuerdos.

 

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.