Digestión idílica

Por Inmaculada Real.

 

Violeta Nicolás, Digestión Idílica.

Diego Marín Librero-Editor

Murcia, 2012. Págs. 109

 

¿Es posible morir de repente?

Latido a latido, vierto un poco de mí,

En un vaso que no aguanta tanto, amor.

(Something / Pulsaciones)

 

portadacolorWEB

Violeta Nicolás ha publicado recientemente Digestión idílica, un libro que no deja indiferente su lectura pues en su lenguaje hay una transmisión de conceptos metafóricos, que conduce a la reflexión de una forma totalmente personal, de los aspectos esenciales de la vida, como la alimentación o la relación de las personas.  

 

Aunque principalmente se compone de poemas, no es en sí un poemario, sino que busca una constante interrelación entre los textos y las ilustraciones, destacan especialmente las fotografías procedentes de performances que Violeta Nicolás ha venido realizando dentro de su trayectoria artística. El resultado de estas acciones ha derivado a la reflexión del lenguaje y el juego de la palabra. Así por ejemplo, su propio nombre lo personaliza y despersonaliza, con él se identifica y se distancia, como ya lo hicieron otros autores como Nicanor Parra.

 

 

 La artista multidisciplinar justifica la relación de acción y palabra señalando: “la performance o arte de acción adolece de comunicación lingüística, y es difícil que el espectador entienda al performer en su acción, por el amplio margen interpretativo que se ofrece, al no delimitar con palabras definitorias”.

 

El libro se realiza desde un estilo de escritura creativa que evoca a genios de diferentes disciplinas, del mundo de la música a Paul McCartney o los Beatles, a poetas como Alejandra Pizarnik, a la polifacética Laurie Anderson, a filósofos como Kafka, a artistas como Francis Bacon, Friedrich o Marcel Duchamp, pero también otras lecturas a través del yoga, o referencias a pasajes bíblicos, generando así la realidad en la que vivimos, donde todo que se interrelaciona.

 

retratochurroinfinito

La acción se resume ahí, en el espacio sin tiempo,

Donde no puedes escucharme,

Lo nunca dicho que tanto aprecio,

Verso entretecho con nidos y arañas,

Cada vertebra anuncia el principio,

Verter nuestros papeles en el camino.

(Clave de amor)

 

Digestión Idílica presenta a través de poemas como “III Confeti al WC, un Mudra Apana Mito parti”, un tema de reflexión constante en el trabajo artístico Violeta Nicolás: la alimentación y su relación con el cuerpo. Creo que aquello que ingerimos forma parte de nosotros, pasa a nuestro interior, en sentido literal, es el sustento, algo vital para nosotros, y también puede ser una experiencia que causa placer. En la costumbre de comer determinados alimentos y de una manera determinada -ritualizada-, éstos van vinculándose a nuestra memoria. Además, vivir es una forma de consumo, ésto puede implicar un compromiso y una ética. También me preocupa cómo suele afectar a las mujeres este tema de la comida y del peso, que puede desembocar en enfermedades como anorexia o bulimia.

 

Esta publicación ha tenido una excelente acogida y una buena crítica, Vanesa Pérez Sauquillo lo destaca como “Divertido, inteligente… Me encantaron las conexiones que haces con los animales, especialmente.”; mientras que Agustín Fernández Mallo señala: “celebro que mi poética tenga tan buena influencia -al menos un grano de arena- en obras como la tuya, que claramente tiene personalidad y va por su propio camino, buscando y generando hallazgos, como debe ser”.

 

Con el poema de Violeta Nicolás “IV Besar a quien quieres Mito de la poesía” inspirado en Apollinaire, finalizamos este artículo, con las mismas palabras con las que se inicia las páginas de este libro:

retratoframbuesa

 

La poesía me ha abandonado,

Mis recuerdos,

Deseos,

Subvierten la tarde.

Reflexiono sobre lo que evito,

En este rodeo, muero. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.