Bankia: Crónica de la mayor estafa de la Democracia.

Categoría: Club Culturamas | y tagged con | |

verdu-francisco2-644x362-300x300Por MIGUEL ABOLLADO. Hace unas semanas el gobierno dictó la enésima norma, resolución de ley, o comoquiera que se le llame a eso que deciden los viernes en consejo de ministros, sobre el tema de las preferentes. He seguido este asunto con cierto interés desde que surgió. No sé, creo que la economía es uno de mis hobbys más oscuros (es lo que tiene currar diez años en un banco, algo siempre se te pega). El caso es que no entendí nada de lo que dijeron, o dispusieron, mejor dicho, ya que los viernes, lo que dice el Gobierno es como la palabra de Dios. Tampoco entendí nada la otra vez que resolvieron el problema (llevan varios meses resolviéndolo y cada vez lo entiendo menos). La conclusión, según ellos, es que por fin han conseguido encontrar una solución. ¡Ole! Ya pueden descansar tranquilos aquellos que fueron engañados y estafados. No se preocupe nadie, ha dicho la “Vice”, todo está bajo control. Después de leer varias veces la noticia, creo he conseguido enterarme un poco. Os cuento.

Por orden del señor Presidente, se hace saber:
1.- Que aquellos que contrataron preferentes en entidades cotizadas (Bankia, por ejemplo), se les canjeará por acciones de dicha entidad, con pérdidas entre el 10% y el 70% a determinar. ¿Por quién? No se sabe. ¿Aplicando qué criterios? Nadie lo sabe. Cojonudo. Después esas acciones se tendrán que vender para recuperar el dinero. ¿A qué precio? El que dicte el mercado, que para eso estamos en bolsa. Es decir, se podrán sufrir aún más pérdidas, porque todos estarán como locos por vender para recuperar su pasta.

2.- Que aquellos cuyas preferentes fueron contratadas en entidades no cotizadas, se les canjeará por “títulos especiales” cuyo valor será un 60% menor que el valor contratado. Es decir, ya pierden un 60%. Pero espera, porque esos “títulos” se los tiene que comprar después el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). ¿A qué precio? Eso todavía no se sabe. Al que digan. ¿Quién? No se sabe. ¿Pero será menor aún, es decir, habrá más pérdidas? Posiblemente. Qué grandes. Estos sí que tienen que estar contentos (Novagalicia, Caixabank, etc…). Ah, y para que se puedan comprar esos “títulos” el resto de bancos harán una aportación “extra” al FGD. Genial. Mierda para todos. Los que lo han hecho bien a pagar su parte. Por lo visto Botín y Dancausa están encantados con esta noticia.

Entonces, según se plantea la cuestión, creo que los primeros estarán más contentos que los segundos. O para ser más estrictos con el lenguaje, los primeros estarán un poco menos cabreadísimos que los segundos.

Pero esto no es todo. Porque, atención a esto:

– El Gobierno decide también, por sus santos cojones, que el valor que deberá tener la acción de Bankia para el canje es de 0,13€. Así, porque yo lo valgo. Ya lo sugirió la Comisión Europea, y ahora lo sentencia el gobierno. ¿Qué pasa con esto? Pues que da la casualidad de que la acción de Bankia el día de la noticia cotizaba en el mercado continuo a un precio creo que de 0,28€. Al enterarse la gente, inmediatamente la acción cayó un 50%. Recordemos que hace dos años esta entidad salió a bolsa a un precio de 3,75€ por acción. Se realizó una oferta a clientes con peticiones mínimas de 2.000 pavos (y se hizo una fuerte campaña para su contratación, llamadas personales incluidas). Toda la gente que compró acciones de Bankia hace dos años, gente sencilla, gente compleja, abuelillas, padres, madres, hijos, empleados y desempleados, todos, han perdido TODO su dinero. Ahí es nada. Tener amigos para esto. Estos listos dicen que te van a echar una mano y lo que te echan es una soga al cuello.

Buscad la noticia donde se explica esta resolución. Ahora, si no lo entendéis, si yo no lo entiendo tampoco, intentad explicárselo al agricultor que metió todos sus ahorros en preferentes porque a su colega, el cajero de su banco toda la vida, le habían obligado a venderle ese producto a todo hijo de vecino. Ese agricultor jubilado curró toda su vida en el campo como un condenado, y sabe seguramente mucho más de la vida de lo que puedo saber yo, el cajero, el director, y el gilipollas de directivo que se le ocurrió cometer semejante desfalco. Pero el agricultor no tiene ni puta idea de finanzas. Como es normal. Intentad explicarle lo que ha pasado con su dinero, lo que han decidido unos y otros desde que este problema salió a la luz. No se puede hacer peor, no se puede tomar una decisión más enrevesada, más malvada y más ruin. No se puede salir a la rueda de prensa con esa cara de “soy vuestro salvador” cuando lo que habéis hecho ha sido hundirles aún más en la miseria.

Las participaciones preferentes es un producto muy complejo, que tradicionalemnte se ha vendido a inversores institucionales (es decir, grandes inversores, fondos, gente con mucha pasta). Es una especie de deuda que emite la entidad, pero el contrato es a perpetuidad, y sólo se negocia en el mercado secundario (es decir, si quieres vender necesitas encontrar a un comprador, no es como en la bolsa, que vendes inmediátamente), y que te da un 7% TAE de interés siempre que la entidad no dé pérdidas. Lo del 7% está muy bien, pero lo demás es muy peligroso. Nunca se debió vender este producto a inversores particulares. Nunca se debió ofrecer a los clientes a los que se lo ofrecieron, aunque lo entiendan, aunque se lo expliques bien (en la mayoría de los casos estoy seguro de que no se explicó bien), aunque insistan ellos mismos en contratarlo. Hay productos que no se deben comercializar a según qué clientes. Pero se lo pasaron todo por el forro. En lugar de velar por el cliente, velaron por ellos mismos. Todo iba bien hasta que saltó la liebre. En cuanto estas entidades empezaron a dar pérdidas (ahora mismo están todas intervenidas), y los clientes a dejar de cobrar los intereses, se destapó el pastel. Y el mercado secundario, que funcionaba relativamente bien, dejó de funcionar, porque lógicamente nadie quería comprar ya esas preferentes.

Lo de las preferentes es una de las mayores estafas de la democracia. Estafa en la que están implicados todos. El cajero, el director de la oficina (aunque quizá, y en según qué casos, estos también han sido manejados y/o presionados), el consejo de dirección de la entidad, el Banco de España, la CNMV (Comisión del mercado de valores, que nunca se moja en este tipo de tinglados), y el Gobierno. No éste, más bien el anterior. Claro que estos ya se han encargado de poner su granito de arena para terminar de joderles bien. Lo de Bankia en particular es un auténtico escándalo de proporciones bíblicas. Todos están implicados, todos son culpables menos los que depositaron sus ahorros. Esos que lo van a perder todo o casi todo, esos que curraron durante toda su vida, les habéis robado el dinero. Y encima ahora con recochineo, dictando normas que no entendéis ni vosotros, que no aclaran nada, que dejan mil dudas sobre cuándo y cómo van a recuperar su dinero (lo que quede de su dinero, quiero decir). Mentisteis sobre Bankia cuando salió a bolsa. Ya se sabía el agujerazo que había, y aun así engañasteis a todos los accionistas que metieron su dinero y ahora no tienen NADA. Sois unos ladrones, TODOS. Pero nadie sale a la palestra a decir las cosas como son. Porque todos están implicados. El PSOE porque estaba en el gobierno, el PP porque está ahora, y IU y los dos sindicatos no abren la boquita porque estaban también en los consejos de dirección de todas las cajas de ahorro, junto a PP y PSOE, claro. Que alguien me lo explique. Que alguien me explique por qué las cajas han echado a todos sus directivos con indemnizaciones millonarias, cuando estaban dando pérdidas también millonarias causadas por la ineptitud, la irresponsabilidad, la avaricia y el ansia de poder de todos los consejeros y directivos. Que alguien me diga por qué no están todos en la cárcel. Que alguien me diga por qué razón no puede uno de estos afectados dirigirse a una entidad con pañuelo en la boca y pistola en mano para exigir que le devuelvan todo su dinero. Que alguien me explique por qué esto último sería un delito, y todo lo anterior no lo es.

Pero resulta que de toda esta gente que nos representa, los únicos que han levantado la voz, los únicos que se han indignado un poco ante semejante atropello, ha sido UPyD. No sólo en el parlamento (aquí tenéis la intervención de Álvaro Anchuelo la misma semana que el Gobierno dictó las resoluciones a este respecto), sino que también han denunciado ante la Fiscalía al consejo de Dirección de Bankia entre otras cosas por las indemnizaciones millonarias que recibieron poco antes de declararse en quiebra (70 millones se embolsaron, los angelitos). Algo es algo. Lo demás ya está escrito. Esta semana se realizó la ampliación de capital de Bankia para la inyección del dinero público, y la acción volvió a meterse una buena ostia. La semana del 20 de Mayo, convertirán las preferentes en acciones, y volverá a ocurrir lo mismo. Los accionistas se quedarán tiritando, y previsiblemente con muy poco los preferentistas. Pero no pasa nada. Está todo controlado. Todo el mundo esté tranquilo.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

PD: En portada tenéis la foto de la infamia. El momento en que Rodrigo Rato, Francisco Verdú, y Jose Luis Olivas dan el campanazo (nunca mejor dicho) para que empiece a cotizar Bankia en el Ibex35, allá por el 20 de Julio de 2011. ¿Cómo han cambiado las cosas en dos años, eh? ¡Quién nos lo iba a decir! Ellos no, desde luego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.