“Noroeste”, la aventura literaria de Héctor Oliva Camps

 

Pero la geografía siempre fue mucho más caprichosa y arbitraria que las matemáticas, y quizá por eso, el Paso del Noroeste se resistió a aparecer. Se tragó cientos de expediciones y millares de vidas, y burló a la humanidad durante tanto tiempo, tantos siglos, que quienes regresaron sólo pudieron intuir su existencia en algún lugar remoto, a medio camino entre la ausencia, la quimera y la utopía.

 

Noroeste, de Héctor Oliva Camps.

Noroeste, de Héctor Oliva Camps.

Actualidad editorial:

Noroeste (Editorial Espasa, 2013) es la primera novela de Héctor Oliva Camps. Periodista, viajero, escritor, doctor en Derecho político, y un apasionado autodidacta de la geografía y la historia, Oliva Camps es autor de cuatro obras de no ficción relacionadas con el tema: Crónicas de ida y vuelta (2007), Pasajes a América (Premio Eurostars Hotels de narrativa de viajes, 2007), Veinte historias de la Barcelona americana (2008), y 17 cimas (2013). Ahora se enfrenta a la narrativa de ficción con Noroeste, una rareza en la edición de hoy en día que gustará al lector ávido de aventuras, de conocimientos históricos y de nuevas latitudes.

 

               Los cartógrafos eran capaces de dibujar con una precisión encomiable la curva del cuerno de África, la silueta de Sumatra, el perfil del Yucatán, la punta del cabo de Hornos y los confines del Sahara. El mundo poco a poco empezaba a ser un objeto conocido, pero en esa zona de arriba a la izquierda del planisferio las líneas empezaban a difuminarse hasta que se detenían por completo.

 

Siglo XVIII: Nicolás de Vallescá, explorador y dibujante español, ha pasado casi toda su vida en las aguas del Pacífico. En una serie de epístolas que dirige al rey Carlos IV da noticia de su vida y aventuras y de cómo durante años documentó con sus ilustraciones la epopeya de los viajes en busca de una ansiada ruta, el paso del Noroeste: el último mito de América que ingleses, franceses, rusos y españoles buscaron durante casi cuatrocientos años…

Siglo XXI: Liberto León, investigador privado, ha sido contratado por la directora del Archivo de Indias para encontrar las cartas y los dibujos perdidos de Vallescá, por los que, de repente, varios países se muestran interesados. ¿Por qué la antigua expedición suscita ahora semejante curiosidad? ¿Qué se oculta en los documentos de Vallescá que todo el mundo parece perseguir? El pasado y el presente se conectan en esta historia, la gran aventura del dibujante que viajó hasta el fin del mundo,

 

               Rusos y españoles hubieran podido convivir en paz en el Noroeste porque sus intereses eran bien distintos: los rusos querían una cosa muy concreta, nutrias, y los españoles algo mucho más etéreo, gloria para su historia y almas para ofrecer a la Santa Madre Iglesia. El problema llegó, al cabo de los años, cuando empezaron a aflorar las siempre espinosas cuestiones de la propiedad.

 

Noroeste no es una novela histórica o de aventuras al uso, ni una típica narración de intriga detectivesca, y tampoco es un tradicional libro de viajes. Noroeste va un poco más allá, es una convergencia de todos esos géneros, un artefacto narrativo donde las epístolas que el protagonista principal escribe a su admirado rey, marcan a modo de memorial de andanzas, el eje central de la historia. Noroeste es un libro donde entretenimiento, rigor histórico y misterio se alían para atrapar al lector ávido de geografías por descubrir, de personajes que emular, de nuevas rutas con las que descubrir la historia de los continentes.

Noroeste alude a la enorme incógnita que hace trescientos años suponían los miles de kilómetros de terreno sin explorar que había desde el sur de California hasta el extremo norte de Alaska. Evoca ese espacio vacío en los mapas de la época, donde navegantes y exploradores buscaban un paso que facilitase el comercio entre Europa y Asia, el paso del Noroeste.

 

               ¿Conocéis cómo consiguió tantas conversiones el padre Junípero entre los indios de las rancherías? Mandaba envenenar a un par de indios que se habían negado al bautismo y, al comprobar la señal inequívoca del castigo divino, todos los demás acudían en masa a recibir el sacramento y abrazar la fe católica. ¿Y conocéis cómo conseguía que acudieran a la eucaristía? Les preparaba para la salida de misa unos abundantes platos de comida. Más de una vez le había oído decir: ─ A estos salvajes la fe sólo les entra a balazos o por el estómago.

 

En este libro, como bien indica Liberto León, una de las voces narradoras del mismo, se concentran no una sino tres historias: las crónicas del dibujante de la corona española Nicolás de Vallescá, los documentos del que dio en llamarse Caso Magallana, y un pequeño libro que él mismo escribió sobre célebres personajes del Noroeste que en algún momento han estado relacionados con el tan mentado paso para cruzar América.

Héctor Oliv Camps.

Héctor Oliv Camps.

 

La gran pasión del escritor Héctor Oliva Camps (Barcelona, 1970) es el continente americano. Allí ha residido y trabajado durante largas temporadas: en Perú, como profesor universitario, Nicaragua, donde fue cooperante, y en República Dominicana, como corresponsal de Catalunya Radio. Colaborando con el equipo de comunicación de Intermón Oxfam, ha participado en misiones de trabajo en países como Afganistán, Haití, Brasil, El Salvador o Guatemala.

 

Noroeste.  Héctor Oliva Camps.  Editorial Espasa, 2013.  392 páginas.  19,90 €

 

Una respuesta a “Noroeste”, la aventura literaria de Héctor Oliva Camps

  1. A nosotros también nos ha gustado mucho, Noroeste, de Héctor Oliva:
    http://novelas-historicas.blogspot.com.es/2013/06/noroeste-de-hector-oliva.html

    Novelas Historicas
    29 junio 2013 at 10:50 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.