Federico Axat sorprende con “El pantano de las mariposas”

 

Nunca he vuelto a tener amigos como los que tuve a los doce años. ¿Acaso es posible?

Gordie Lachance, en la película Cuenta conmigo.

 

El pantano de las mariposas, de Federico Axat.

El pantano de las mariposas, de Federico Axat.

Con esta cita arranca El pantano de las mariposas (Editorial Destino, 2013), último libro del escritor argentino Federico Axat. “En mi novela he intentado recrear esa atmósfera tan característica de las películas de los ochenta, como Cuenta conmigo, Los Goonies, E.T., y tantas otras. Lo hago a través de las vivencias de unos niños de doce años que se preparan para lo que suponen será un verano grandioso. Ese exactamente es el alma de la novela. Y aunque las aventuras que vivencian ese verano de 1985 no son algo secundario, lo que sobre todas las cosas se narra en esta novela es una historia de niños que dejan de ser niños.”

 

Las desapariciones de personas en confusos episodios se suceden año tras año en Carnival Falls. Pero donde algunos ven tragedias sin conexión, otros aseguran que existe un patrón común, y que detrás de ellas hay algo más oscuro que simples accidentes.

En 1985, Sam y Billy tienen doce años y se preparan para lo que suponen será un verano grandioso: excursiones por el bosque, largos paseos en bicicleta y la postergada construcción de la casa del árbol. Sin embargo, la llegada a la ciudad de una niña de clase alta llamada Miranda cuya belleza no les dejará indiferentes, lo trastocará todo. Juntos transitarán ese intrincado paso de la niñez a la adolescencia, un camino de aprendizaje y revelaciones, y se embarcarán, casi sin proponérselo, en una aventura que podría llevarlos a conocer la verdad detrás de las desapariciones.

Un pacto de amistad los guiará en un verano imborrable, un tiempo de metamorfosis que marcará el inicio de muchas cosas, y también el final de su infancia.

 

               Pocas veces en mi vida experimenté tanto miedo como en ese momento, en aquel ático enorme lleno de monstruos cubiertos con mantas polvorientas. Me aferré los codos con las manos. Sentía un frío intenso, y entonces, en algún momento, me desmayé, recuerda Sam.

 

En El pantano de las mariposas hay ecos de Mark Twain, de John Irving y de la literatura de suspense. Esta novela es un cóctel que deja un sabor de larga duración: cuando los lectores cierren el libro no podrán remitir el impulso de regresar a sus páginas, comprobar cómo las piezas del puzzle encajan, cómo el autor ha sabido aguardar hasta el final para levantar la tela que oculta el misterio. Novela de crecimiento y suspense con sugerentes incursiones en lo fantástico.

¿Por qué Orson, el niño matón de la granja de acogida, odia tanto a Sam? ¿Por qué nunca apareció el cadáver de la madre de Sam? ¿Será cierto, como asegura Philip Banks, el experto estudioso del fenómeno Ovni que habita en Carnival Falls, que se han avistado extraterrestres en el pueblo? ¿Qué terrible secreto oculta el padre de Miranda? Las intrigas se van sucediendo…

 

               Cuando pasaron los años, había desaparecido ese velo mágico que hacía que pudiéramos decirnos casi cualquier cosa, mirarnos a los ojos y abrir nuestros corazones; dejamos la niñez atrás como la piel de una serpiente, y la pubertad nos arrebató la frescura de la verdad.

Federico Axat.

Federico Axat.

 

Federico Axat (Buenos Aires, 1975) es ingeniero de profesión, aunque su interés y vocación le han llevado a la escritura. Publicó su primera novela, Benjamín en 2010. Ahora con El pantano de las mariposas vuelve a sorprendernos con sus fabulosas dotes para narrar.

 

El pantano de las mariposas.  Federico Axat.  Editorial Destino, 2013.  488 páginas.  19,00 €

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.