“Down the rabbit hole” de Amina Benbouchta

Por Inmaculada Real.

 

Sabrina Amrani Art Gallery

C/ Madera, 23. Madrid

Hasta el 28 de julio.

 

Sabrina Amrani Art Gallery presenta la obra de Amina Benbouchta  en el marco del XVI Festival Internacional de PHotoEspaña 2013. Una selección de fotografías donde la artista marroquí muestra, a través de escenarios reales, un mundo abierto a la imaginación, a la insinuación, donde incorpora elementos procedentes de su iconografía pictórica, como pantallas de lámparas, camas, corazones negros, animales y espejos.

 

 En su trayectoria artística ha explorado la pintura y la instalación. Sin embargo, su iniciación a la fotografía que ha sido reciente, marcando una nueva etapa en su extensa trayectoria, y que coincide con el gran auge que se está despertando en el mundo árabe y en los artistas de la región hacia la fotografía contemporánea.

  

RabbitHole05-2012

“Down the rabbit hole” es una aproximación al mundo de la mujer, reflexiona sobre el papel que ha ejercido y aún sigue desarrollando como ser recluido en el hogar. El espacio privado es  el escenario donde ha sido tradicionalmente reducida, y es en este ámbito donde Amina Benbouchta  personifica a estas mujeres, protagonizando su propia obra. Bajo el influjo de su tierra de origen, Marruecos, se introduce en el papel social que juega la mujer, privada de libertad, donde el machismo hace alarde de ese sometimiento al que ha sido destinada y donde sólo en el hogar puede engalanarse y mostrar lo mejor de sí mismas.

 

 Para muchas mujeres artistas lo importante es hablar de la situación ambigua de la mujer, posicionada en una sociedad en la cual es a la vez venerada y sagrada, pero al mismo tiempo disminuida o en peligro. Benbouchta trata de marcar el contraste entre la belleza de la forma, el color y los materiales que aparecen en sus fotografías haciendo referencia al confinamiento, la opresión o la sumisión. Ropas de seda, valiosos caftanes cubiertos con bordados de oro, que se convierten en cajitas maravillosas para el cuerpo de las mujeres pero que en ocasiones pueden ser grilletes insoportables. No se puede distinguir diferencia entre los finos adornos de las pantallas de las lámparas y los del vestido de la mujer.

  Exil01-2011

Mediante estos espacios decorados, y la captación de ambientes familiares, donde cualquier mujer puede sentirse identificada, con independencia de su lugar de residencia o su condición social, busca el anonimato, la empatía con aquellas mujeres que en algún momento han sido o se han sentido un objeto sin rostro, despersonalizadas, invisibles en una cárcel doméstica de oro.

 

Amina se inspira en la madriguera del conejo (“Down the rabbit hole”), como en el cuento de Lewis Carrol, las realidades psicológicas se convierten en realidades objetivas, fronteras borrosas entre el interior y el exterior, igual que Alicia, siempre al límite de lo correcto pero forzando ese límite. Las mujeres que parecen en las fotografías son invisibles en el fondo de la madriguera, figuras modernas de una Alicia que se evaden por la fantasía de la imaginación, por silencios con extraños animales y por la supresión del paso del tiempo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.