Mi vecina quiere presentarme a su gato

Categoría: Club Culturamas | y tagged con | |

Por NATALIA CÁRDENAS. Conocí a Miguel Abollado por su primera novela, La danza de los Malditos, la leí antes de conocerle en persona, ni siquiera habíamos comenzado las andanzas en el Club Culturamas, pero algo me enganchó de su novela y decidí seguir de cerca la carrera de este nuevo escritor. Ese fue uno de los motivos por el que le ofrecí unirse a este portal de blogs literarios que comenzó a funcionar el pasado otoño. Fue entonces cuando pensé en Miguel como uno de los autores con los que quería contar en este proyecto que me ofreció dirigir Javier Vázquez, director de Culturamas. Por cierto, estamos teniendo problemas técnicos con el servidor que nos provee, aunque hay quien cree que estamos siendo ‘hackeados’ porque escribimos sin pelos en la lengua y hablamos de todo tipo de temas, incluso algunos pueden llegar a cabrear a ciertos lectores. Pero así somos aquí, decimos lo que nos da la gana. Pues bien, volviendo al tema que me lleva a escribir estas líneas, hoy he terminado de leer la segunda novela de Mr. Abollado que repite con Bohodón Ediciones dado el éxito que está cosechando con su primera obra.imgres

Mi vecina quiere presentarme a su gato es el curioso nombre de esta historia, y si el título es peculiar no lo es menos la portada que ha creado Silvia Calles para la ocasión. Pues bien,  me hice con la novela en la pasada Feria del libro de Madrid en la que el autor se encontraba firmando sus dos creaciones, aproveché para que me dedicara también la anterior. En La danza de los Malditos sabía que la historia iba a girar en torno un misterioso grabado de Goya. Pero qué iba a encontrar entre las páginas de Mi vecina quiere presentarme a su gato, además de un gato, claro…

Lo primero que he encontrado es lo que ya comienza a ser una marca distintiva de Miguel: Un personaje protagonista que poco tiene que ver con los super-Greys de ahora, hombres poderosos, atractivos que tienen todo lo que quieren pero aún quieren más. No, ese no es el estilo de Miguel, el prefiere a las personas reales, con sus vidas sencillas, aburridas para algunos y apacibles para otros.

Tanto Alberto (protagonista de Mi vecina…) y el personaje principal de La danza son tipos aparentemente corrientes pero con un mundo interior muy rico, filósofos camuflados y grandes amigos de sus amigos. Es por eso que terminan metiéndose en una aventura que perturba la rutina de sus vidas, es por ayudar a un amigo o por preocuparse por uno de ellos que se ven envueltos en diferentes situaciones. Alberto no tiene una familia tradicional, le han dejado ser como quiere y por eso se lleva estupendamente con sus padres. Su mejor amigo es el guapo de la clase, el chico que se las lleva a todas de calle hasta que Helena hace su gran jugada, no os cuento a qué me refiero porque os estaría chafando la sorpresa… Aparecen en escena Susanita, amiga de Alberto de la Universidad y Anna, una periodista con mucho arranque. Es Susanita quien trastoca el mundo de Alberto, pero no será la única que influya en las circunstancias que atrapan a los protagonistas que se embarcan en una escapa de Madrid a Cádiz para poner orden, o volver a desordenar sus vidas, según se mire, porque aquí hay mucho que pensar, según los ojos que lo lean. Eso sí, aquí Miguel ha dejado el misterio de lado para acariciar el humor y arrancarnos una sonrisa con algunas situaciones cómicas que convierten esta novela en una delicia para pasar un buen rato durante las vacaciones.

Por si queréis saber más sobre La danza de los malditos aquí os dejo el enlace de la reseña que escribí en su momento:

http://nataliacardenas.wordpress.com/2012/08/29/la-danza-de-los-malditos/

 

¡Feliz verano a todos!

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Mi vecina quiere presentarme a su gato

  1. Muy buenooooooooooo!!!!!!!!!!!

    Sex Shop
    19 junio 2014 at 18:53 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.