Desmitificando el cine: “Memento” (2000) de Christopher Nolan

 

Por César Bakken Tristán

 

Memento ( Christopher Nolan. 2000) es sin duda el  thriller más psicodélico que conozco. Guy Pearce interpreta a un hombre que ha perdido la memoria reciente a causa de un golpe en la cabeza. Está obsesionado en matar al asesino de su mujer  y aunque en el empeño mata a varios hombres, no sabemos si realmente ha matado al asesino.

Los créditos de inicio son excelentes, sorpresivos e indicadores de como va a ser la película, al aparecer cámara atrás. A partir del 6´ ya comienzan los flash back (salto temporal hacia atrás) y el festival de flash forward (hacia delante) dentro de los propios flash back… vamos, un lío cojonudo.

Puro galimatías, confusionismo en estado puro es esta película. A los amantes de las puestas en escena a base de trocear la trama quizás les guste este planteamiento del director, aunque como lo que hace es pasar por la picadora la trama, igual ni siquiera gusta a este tipo de espectador acostumbrado al “estilo Tarantino” o a la magistral Once upon a time in América de Leone, por poner dos ejemplos significativos.

 

Memento (2000) de Christopher Nolan

Memento (2000) de Christopher Nolan

 

Para mí la puesta en escena de Memento es una manera de intentar hacer interesante una historia simplona a más no poder. Darle toda la importancia al “cómo se cuenta algo” y no al “qué se cuenta”. Presentar al personaje con hábitos extravagantes muy impactantes en pantalla, como es el hecho de tatuarse el cuerpo para recordar lo que ha de hacer y lo que le ha ocurrido es otro rasgo más de este tipo de apuesta narrativa.

Pero si se apuesta por ella ha de hacerse bien y no caer en errores de verosimilitud. Memento está llena de ellos: ¿por qué recuerda Pearce la muerte de su esposa si se dio el golpe antes? ¿por qué sabe que tiene esa enfermedad y no lo ignora como el señor Sammy que sufre la misma dolencia que él? ¿en cuánto tiempo olvida lo que ha ocurrido? A veces son dos segundos (secuencia de la botella de güisqui, por ejemplo) y a veces minutos (como los encuentros con Teddy)

Eso es lo peor de Memento, que aparenta una gran ambición argumental y en realidad no está contando nada, pues el guión lineal sería este: el protagonista mata a un traficante y le quita el coche y el dinero, engañado por otro al que al final termina matando. Antes parece que ha matado también a otro hombre, ayudado por el último que mata: Teddy. El propio Teddy, antes de ser asesinado, deja entrever que Pearce se ha convertido en un matón inconsciente manejado por él, con la excusa de pensar que esta matando al violador y asesino de su mujer (6´). Natalie es otro personaje que se aprovecha de él fingiendo querer ayudarle en su venganza y le pide que mate a Dodd, otro traficante al que Pearce  obliga a irse de la ciudad. El propio conserje de la pensión le engaña alquilándole varias habitaciones a la vez. Interés nulo el del argumento. Bostezo garantizado.

El espectador nunca llega a averiguar qué demonios está pasando, pues el punto de vista de la narración cambia constantemente, es decir: a veces el que narra es el protagonista (muchas veces con su voz en off) otras se convierte en  narrador omnisciente y otras la narración va por libre. Esta técnica es un rotundo fraude al espectador, pues un guión ha de engañar a los personajes de la trama, no al espectador mostrándole situaciones que luego resultan falsas. Los ejemplos más clásicos de esto lo encontramos en el final de El golpeNueve reinasEl sexto sentido. Mediocridad guionista brutal.

Los personajes están todos mal construidos ,pues no tienen motivaciones para actuar como actúan y , realmente, nunca sabemos como han actuado, pues su comportamiento cambia en cada secuencia y da tantos giros que el espectador no sabe lo que han hecho en realidad (y hasta ha de agarrarse a la butaca para no caerse) El colmo de este confusionismo es cuando Teddy deja entrever que es el propio Pearce quien ha asesinado a su mujer involuntariamente con una sobredosis de insulina (1h. 38´) Esto habría ocurrido en la única parte de la trama que parecía real, que eran los recuerdos del protagonista antes del golpe en la cabeza, cuando recuerda el caso del señor Sammy (cuyo nombre tiene tatuado en la mano). Toma ya requetegiro al guión, ya nada es verdad y todo es mentira, o al revés, ¿cómo lo ves? ¡Chan ta ta chan! que diría Tamariz. Ahí queda eso y bien a gusto se quedó el sesudo guionista.

Técnicamente la película está rodada con muchísimos planos, lo que provoca los típicos (e inadmisibles) fallos de continuidad entre planos (los mayores en la comida con Teddy, 23´). Está rodada en color y en b/n,  de forma aleatoria, porque al principio parece que el b/n es para que el protagonista cuente su pasado, su enfermedad y el  comienzo de la trama. Pero precisamente el inicio –cuando mata al traficante y coge su choche, su traje y su dinero– es en color, así como los recuerdos previos al asesinato de su mujer.

En cuanto a la enfermedad que sufre Pearce, amnesia anterógrada, la sitúan en un grado exageradísimo, científicamente inexistente.

Gran película para el espectador que padezca la misma enfermedad que el protagonista…

 

81 respuestas a Desmitificando el cine: “Memento” (2000) de Christopher Nolan

  1. Para que esta reseña tenga algún interés a su autor sólo le faltan dos cosas: escribir correctamente y entender la película que reseña. Por lo demás perfecta, oye…

    Pablo
    24 julio 2013 at 2:23 am

  2. Hasta donde puede llegar la arrogancia de un iletrado para escribir semejante “artículito”. Ver para creer. ¿O Acaso el Sr CBT quería unos minutos de gloria efímeros? Ya los tiene ilustre caballero tuercebotas…¡Válgame Dios!

    El cuñado de Garci
    24 julio 2013 at 10:51 am

  3. ¡Bien! por fin hay 2 personas (Pablo y El cuñado de Garci), a las que van dirigidas estas críticas, que han leído una. Espero que haya una tercera que, por lo menos, dé algún motivo de por qué le gusta la película y me lo argumente para crear conocimiento (que es lo que pretende esta revista). Los insultos no están mal, pero este no es lugar para hacerlos y es el recurso fácil y cobarde (por el anonimato) de quien no tiene recursos linguísticos, culturales ni educación para hacer un razonamiento coherente y sensato.

    César Bakken Tristán
    24 julio 2013 at 11:52 am

  4. Estimado César:
    En primer lugar, te diré que anonimato ninguno. No sólo Pablo es mi nombre, sino que no veo pertinente que nos presentemos con apellidos en un contexto semejante (comentar un artículo por internet).
    En segundo lugar,si tu reseña no era un insulto a la película, el mío tampoco es un insulto a tu artículo o a tu persona. En ambos casos nos hallamos ante lo mismo: una opinión, mejor o peor fundada.
    Y en tercer lugar, éste no es lugar para hacer un comentario sesudo y académico (me parece que eso te correspondía más a ti como reseñista, y que no has recogido el guante: de ahí mi irritación), pero te puedo decir muy brevemente:
    a) No es verdad (al menos en mi opinión) que no haya motivaciones creíbles en los personajes. Creo, simplemente, que no has sabido verlas (al menos en el artículo no demuestras haberlas visto, y diría que era tu función).
    b) No es verdad que sea un “Meter en la picadora la trama”. En ningún momento de tu artículo señalas que hay una justificación clarísima para la inversión cronológica: que el espectador pueda vivir exactamente los acontecimientos de la película tal como los vive el protagonista (no sabe qué ha ocurrido antes, al igual que el espectador). Me parece que es algo básico que obvias.
    c) El supuesto “guión lineal” que haces es inexacto y tramposo, pues no se centra en el meollo de la película. Es como si te dijera que el argumento de “Encadenados” es “una peli sobre nazis en Hispanoamérica que intentan hacer una bomba atómica”. Sin ser falso, demuestra, simplemente, que no has tenido ninguna sensibilidad a lo que de verdad trata la película; vamos, que te has quedado en el Macguffin o como se escriba.
    d) Dices: “El espectador nunca llega a saber qué demonios está pasando”. No sé de qué espectador hablarás tú: la gente que conozco que la ha visto, y un humilde servidor, la hemos entendido.
    e) Es falso que muestre “situaciones que al final resultan ser falsas” en ese recurso “tramposo” que mencionas. Creo que no hay olvidar que es una película que trata sobre la fragilidad de la memoria: lo que como espectador deberías tener en cuenta (en mi opinión) es que es el personaje quien te está contando las cosas a su modo, y que puede mentirte o mentirse a sí mismo.
    Podría seguir, pero da igual. Espero que no te haya parecido insultante en esta ocasión.

    Pablo
    25 julio 2013 at 1:46 am

  5. Pablo, sin que sirva de precedente haré una especia de “re-crítica” atendiendo a tus puntos:

    a) debes indicar cuales son para ti las motivaciones reales de los personajes para su forma de actuar. Yo digo que no las tienen precisamente por su forma de actuar cambiante que muestran en toda la trama. La chica aparece como amiga, luego le utiliza para sus asuntos de drogas y luego directamente le odia y le insulta a saco. Si este comportamiento, que pongo como ejemplo pero son todos iguales, desde el prota hasta el recepcionista del motel, te parecen conductas motivadas explícalo porque simplemente se trata de “todo vale” . Es como cuando en el final de una telenovela cambian a todos los personajes y Luis Alfredo esá en realidad enamorado se la que ha sido su enemiga en los 579 capítulos anteriores.

    b)El espectador no vive los acontecimientos como el prota, porque el punto de vista de la película es múltiple. Vamos, cuando el narrador lo es en primera persona ocurre lo que tu dices, cuando es omnisciente (como en buena parte de esta trama) no.

    c) El guión lineal que hago es el que tiene la película. ¿cual es el guión lineal según tú? ¿sabes que todo guión primero se escribe de manera lineal y luego se estructura como le da la gana a cada uno? ¿sabes que la genial “once upon a time in América” se estrenó en forma de guión lineal por exigencias del estúpido productor que no entendía la película como la quería LEone y que visto el tremendo fracaso le dejó reeditarla como está en la actualidad y arrasó en taquilla y crítica?

    d) Explica qué has entendido, macho, si no no vale. Yo también puedo decir que entiendo la física cuántica si pongo en cuántica el punto final a mi explicación de dicha física.

    e) no es una película que trata sobre la fragilidad de la memoria, sino que la usa como motor de la trama. Explica porque las situaciones no resultan ser falsas, si todo cambia constantemente. El ejemplo más claro, el Sr. Sammy y así el resto. E insisto en que el punto de vista no es siempre el del personaje, luego no te está contando las cosas a su modo.

    Respecto a tus primeros párrafos, si hacer una crítica negativa y razonada hacia una película, apaga y vámonos.

    César Bakken Tristán
    25 julio 2013 at 11:04 am

  6. Respecto a tus primeros párrafos, si hacer una crítica negativa y razonada hacia una película, es insultarla,
    apaga y vámonos.

    César Bakken Tristán
    25 julio 2013 at 11:04 am

  7. Creo que no me has leído bien: digo que mi comentario no era un insulto hacia ti (como habías insinuado), sino una opinión. Lo mismo que el comentario de tu película. Una opinión (la tuya), a mi humilde entender, mal fundada, pero no por ello insultante.
    Respecto a lo demás, vuelvo a lo que te decía: el espacio de comentarios al post no es lugar para hacer una tesis doctoral ni para entablar un diálogo académico. Me pides que explique este y otro punto, cuando ya te he mandado un comentario del tamaño de una página…en el que por otra parte creo que está todo claro. No creo que sea mi función, la verdad. Además, creo que no has entendido bien alguno de mis comentarios. Por ejemplo, lo del guión lineal (¿qué importancia tiene que un guión se escriba primero linealmente para lo que estamos hablando? Lo que te dije es que resumes la película atendiendo a detalles que no tienen una relevancia más que secundaria; por eso te ponía el ejemplo de Encadenados. O como si me dices que Casablanca trata sobre un hombre que esconde un salvoconducto alemán en el piano, y por eso consideras plana la película).
    Pero, como te digo, no voy a hacerte perder más tiempo con esto. Simplemente,del mismo modo que has considerado valiosa tu opinión para criticar la película, yo considero valiosa la mía para decirte que no me parece de recibo publicar artículos tan superficiales y tan mal fundados en este medio. E insisto, es una opinión: no un insulto

    Pablo
    25 julio 2013 at 11:21 am

  8. Perfecto Pablo, tienes la enorme suerte de no tener la obligación de leer mis artículos tan superficiales y tan mal fundados.
    Y, en mi opinión, creo que al igual que no hay peor ciego que el que no quiere ver, en tu caso no veo ningún conocimiento cinematográfico (más que el gusto) como para seguir debatiendo contigo de cine. Jamás te enterarías de lo que escribo, que está perfectamente fundado y no es para nada superficial.
    Cada cual en su casa y Dios en la de todos, creo que es lo mejor en este caso. Porque nuestra charla no aporta absolutamente nada y es aburrida de narices.
    Estos son artículos de crítica de cine, con criterio, fundamentos y conocimientos previos; no de opinión sobre gustos cinematográficos. Eso lo puede hacer cualquiera y es lo que haces tú: opinas sin criterio alguno, solo por una cuestión de gusto.
    Saludos.

    César Bakken Tristán
    25 julio 2013 at 12:00 pm

  9. ¡Perfecto, César! Y no, tienes razón en que no lo puede hacer cualquiera. La prueba es tu artículo 🙂
    Suerte con tus bien fundadas opiniones, que a este paso revolucionarán Culturamas (Es muy raro que alguien comente aquí y tú has logrado comentarios de dos personas…¡felicidades!)

    Pablo
    26 julio 2013 at 15:53 pm

  10. Ironía fina la tuya…, Pablo.
    Espero contar con tus acertados comentarios el martes que viene. Por cierto, son 3 personas las que han comentado (hubo una en Tesis). Genial, ¿verdad? Lo curioso es que la chica que comentó en Tesis era porque tenía algo que aportar, no como tú y el otro de Memento. Pero quien soy yo para decirle a nadie como tiene que aburrirse o divertirse. Máxime cuando es gratis, como aquí.
    Aquí seguiremos creando algo y encantado de volver a leer tus destrucciones.
    Igual el martes estás más inspirado.
    Sigue así y lo lograrás.
    Cuenta conmigo para ello.
    Saludos!

    César Bakken Tristán
    27 julio 2013 at 4:18 am

  11. Querido César:
    No me extraña nada que consideres satisfactoria una “crítica” que termina diciendo: “En fin, que me alegro encontrar a alguien que piense lo mismo que yo.Felicidades por el análisis” Pero si quien escribe no piensa como tú, y aunque haga una página completa diciendo en qué no está de acuerdo (curioso que me mandes argumentar mi frase de “Los personajes sí son creíbles”, cuando tú no argumentas en ningún momento el “Los personajes no son creíbles”, y encima el articulista eres tú), entonces, claro, es un comentario simplón el mío sin nada que aportar.
    Seguro que si el próximo martes me gusta tu crítica, aunque el comentario sea sólo para decir eso, me considerarás más interesante.

    Pablo
    27 julio 2013 at 10:52 am

  12. Pablo, hay 16 líneas encima de esas 2 que transcribes del comentario a Tesis. ¿no te has dado cuenta?
    igual también te has saltado muchas de mis líneas de Memento. Bueno, el martes espero tener mejor suerte, es una peli española y sale Luis Tosar.

    César Bakken Tristán
    27 julio 2013 at 23:39 pm

  13. Querido César, no te preocupes, que te he leído con atención. En cualquier caso, esperaré tu artículo del martes, y créeme que te leeré con interés y sin prejuicios, tal y como he leído éste.

    Pablo
    28 julio 2013 at 22:19 pm

  14. Queda claro por qué no le gustó Memento, que creo era el objetivo del artículo. Felicidades, logra desmitifcar! Igual Memento sigue siendo una de mis pelis favoritas, pero nunca había leído una crítica en contra tan bien fundamentada, eso es notable y ayuda a darle otras dimensiones a la cinta, Saludos.

    Dáltanos
    29 julio 2013 at 23:26 pm

  15. Dáltanos, si no he logrado que deje de ser una de tus pelis favoritas no he cumplido mi objetivo, jajaja.
    Es coña. Gracias por tu comentario. Espero que alguna de las otras críticas sí te convenzan…
    Saludos.

    César Bakken Tristán
    30 julio 2013 at 15:25 pm

  16. César, buen día

    Hace años vi Memento y desde ese instante se convirtió en una de mis películas favoritas, y Nolan un cineasta a seguir. Ya con sus siguientes cintas mi admiración por el creció, pero nunca me detuve a echar otra ojeada a la mencionada “Amnesia” (al menos así le pusieron acá en México). Ahora con tu crítica lo hice, y debo comentarte que en muchas de las cosas que mencionas tienes razón: algunos personas se ven planos, y creo que no terminan de encajar en la trama. Pero el resúmen que haces de ésta me parece incorrecto, ya que das un segundo (o tercer) plano a algo que me parece es el punto de partida de todo: la “muerte” de su esposa a manos de un asesino.

    Todas las incongruencias en la trama que mencionas, curioso, pero no las había pensado, como el cómo es posible que recuerde que tiene una enfermedad que le hace perder la memoria. Suena hasta bobo no haber pensado en eso antes jaja. Supongo que eso pasa cuando “te metes” en la peli y no analizas los detalles, tendré que educarme a hacerlo 🙂

    Respecto a tu último comentario, el que ese tipo de Amnesia es científicamente inexistente, creo que es un “error” perdonable, ya que uno como espectador no va al cine con un libro de medicina al lado, y supongo que no será la única cinta que se inventa causas, consecuencias o síntomas de enfermedades reales.

    Ese es mi punto de vista, espero no se haga tanto meollo como con el amigo de unos comentarios arriba jaja.

    Saludos.

    Jonathan A.C.
    26 septiembre 2013 at 22:50 pm

  17. Mi humilde opinión acerca de la inconsistencia de los personajes que Cesar menciona, es que la motivación de estos reside en el hecho de manipular al personaje para su beneficio, valiendose de cualquier recurso como la actuación y el engaño. Esto, aunado al padecimiento del protagonista vuelve irrelevante la coherencia de sus actos, por lo que pueden cambiar de estrategia cada ves que les parezca necesario, lo cual los hace parecer inconsistentes o carentes de motivación para el espectador , siendo que sus propósitos son claramente revelados en el transcurso de la película.

    Increíble que Cesar, después de los comentarios que compartió nuestro amigo Pablo (quien si comprendió la película), siga defendiendo su pobre interpretación de la película y su critica infundada, ignorante y arrogante atacando a Pablo de manera infantil e innecesaria, siendo que el expreso su opinión de manera correcta y educada.

    *grabs popcorn*

    Erick
    27 septiembre 2013 at 8:00 am

  18. Hola Jonathan, me alegra haberte aportado otro punto de vista sobre la película. Para mí el asesinato de su esposa es sólo el detonante de la trama, pero no la trama.

    Erick, precisamente porque los personajes se aprovechan del protagonista (conociendo sus circunstancias mentales) sus cambios de actitud son para confundir al espectador, no al personaje (que no necesita ser confundido porque ya lo está debido a su amnesia). Para conseguir lo que quieren del protagonista no han de cambiar su comportamiento como lo hacen.
    Este “truco” es muy usado en los malos guiones, es decir: las tramas que no van con los personajes, sino con el espectador. Esto es lo fácil. Los ejemplos más claros son los finales de “El golpe” cuando engañan al espectador haciendo creer que R.Redford traiciona a Paul Newman. Muestran al espectador la traición de Redford y el absoluto desconocimiento de Newman,pero luego no, está todo planeado con Newman. Esto ha de explicarse en guión, pero eso es muy difícil. “9 reinas” peca exactamente de lo mismo, cuando nos muestran al coprotagonista preocupadísimo por haber traicionado a Darín, nos engañan con la trama cuando resulta que ellos 2 están conchavados.
    ¿Pablo? No voy a revisar ahora los comentarios anteriores, pues ya no colaboro con esta revista y sólo respondo a los nuevos comentarios.
    Saludos.

    César Bakken Tristán
    27 septiembre 2013 at 10:28 am

  19. He leído el artículo ya que Memento es una de mis peliculas favoritas,pero he prestado especial atención al “debate” entre el autor y algunos lectores.

    Conclusión: La arrogancia puesta de manifiesto de quién cree tener conocimientos (poderes?) superiores a nosotros, seres comunes y silvestres sin idea de lo que es el cine y de de los que es apreciar concienzudamente una pelicula.

    NO hace más que ratificar el dicho: “Dime de que te jactas y te diré de que careces”

    Raul
    14 enero 2014 at 1:25 am

  20. César realmente me das pena ya que por lo visto no has entendido la peli para nada.

    Tobias
    24 enero 2014 at 11:39 am

  21. Con un poco menos de arrogancia podría llegar pensar dos veces alguna de las ”fallas” que mencionas, pero la verdad es que si quien escribe esta opinión ya se planta en un lugar de supuesta ”superioridad” frente a cualquiera de quienes podamos escribir, me parece muy mediocre y tira abajo cualquier debate enriquecedor posible en este medio.

    Disciento en muchas cosas de las que se escribieron, más allá de el desprecio latente en la crítica, pero decir que Memento tiene un guión ‘malo’ (y lo mismo vale para 9 Reinas que es genial y El Gople) me parece una terrible exageración y una falta de respeto para películas que justamente se esfuerzan por lograr un guión interesante y una narración un poco más disfrutable que los chatos y lineales estrenos que plagan los cines de hoy.

    Jeremías
    26 enero 2014 at 5:35 am

  22. Raúl: ¿arrogancia?, ¿jaztarse? ¿poderes?… ¿estamos hablando de mi crítica o me he perdido algo? Dí algo de ella y convénceme de que estoy equivocado.

    Tobías: Si te doy pena por escribir una crítica deberías ver otros aspectos de mi vida… igual me dabas hasta limosna, campeón. Explícame por qué no he entendido la peli, que me gusta aprender.

    Jeremías: deces “chatos y lineales estrenos” Eres de los míos, sin duda.

    César Bakken Tristán
    30 enero 2014 at 16:40 pm

  23. He leído este articulo y las respectivas críticas hacia éste, y simplemente quería decir que en muchos de los puntos que ofreces estas equivocado (y los planteas como si la gente fuera inculta, y no entiende nada). Es posible que la trama sea algo liosa, pero ello te lleva a estar atento en todo momento a la historia; es verdad los cambios de comportamiento en los personajes, pero eso crea la confusión en el espectador, y no sepa como puede acabar, por ello es mayor la sorpresa al final.
    Por último, querría explicar que esta enfermedad que tratan, si es real, como “proyecto de neurólogo”, esta enfermedad esta causada por una lesión en el hipocampo, provocada por el golpe. Y el porqué recuerda a su mujer muerta es parte fundamental de la película a mi parecer, el protagonista recuerda a su mujer en el suelo asfixiada. sin embargo, según la trama, la mujer sobrevive al asalto, y el protagonista se crea una propia realidad donde ella muere.

    Sergio
    2 febrero 2014 at 1:45 am

  24. Sr. Bakken, concuerdo en gran parte con su crítica a esta película. Lo que no entendí, y ojalá pudiera explayarse, es en la crítica que leí en los comentarios hacia “Nueve reinas”. Esta aseveración suya, “cuando nos muestran al coprotagonista preocupadísimo por haber traicionado a Darín, nos engañan con la trama cuando resulta que ellos 2 están conchavados”, me dejó preguntando si realmente recuerdo bien la trama de la película.
    Gracias.

    Clarisa
    6 febrero 2014 at 1:46 am

  25. Sergio, enhorabuena por haberte leído la crítica y los comentarios. Yo no lo hubiera hecho de haber sido quien la escribió y quien contestó a los comentarios (que nunca releo, que aburrimiento).
    Si deduces que mis planteamientos críticos implican un menosprecio al lector y un intento de tratarlos como incultos es que no has leído bien la crítica. O que las has extrapolado a algún oscuro rincón de tu psique, porque para mí cine y cultura no tienen nada que ver en este caso (y en casi ninguno).
    La enfermedad, tal y como se plantea en la peli, no existe ni en los sueños más raros de Freud.
    Y eso de que la mujer está viva… no voy a ver la peli otra vez, pero me suena a marcicano

    Clarisa, en lo referente a “9 reinas” sabes que me refiero a los momentos finales de la peli (al igual que hago con “El golpe”). El espectador ha de conocer siempre la trama de una peli, los personajes no tienen por que. La sorpresa, el clímax, todo eso ha de venir desde la trama, no desde la trampa en la que los personajes mienten al espectador. “9 reina” la vi cuando se estrenó y no pienso verla más. Pero la secuencia a la que hago referencia es cristalina: El coprotagonista hace creer al espectador que ha traicionado a Darín. Todos pensamos que es cierto, pues así nos lo enseña la trama. Darín no sabe nada de la “traición” de su amigo y reacciona acorde con este desconocimiento. El coprotagonista se muestra arrepentido por haber traicionado a Darín. Si la trama se ciñe a la realidad, Darín y él saben lo que ocurre, luego lo que hace el guionista es engañar al espectador. Sorpresa fácil, falta de talento y talante cinematográfico. La única peli que ha tratado esto con exquisitez es: “La huella” y, en mejor medida: “Testigo de cargo”.

    César Bakken Tristán
    11 febrero 2014 at 14:49 pm

  26. Sr. Bakken, Ud. recuerda mal la película. Sólo a último momento, los espectadores nos enteramos que el coprotagonista le ha tendido una trampa a Darín, pues siempre creímos que “la jugada” que estaban haciendo era real. Darín en ningún momento se percata de esto y lo último que sabemos de él es su lamento por haber perdido su dinero. El coprotagonista no muestra jamás arrepentimiento por lo que ha hecho, por el contrario, se va a celebrar junto a su novia y amigotes. La película puede ser criticada por el delgado hilo que sostiene la tremenda historia de la estafa, el deus ex machina, pero es sostenida por excelentes interpretaciones, en especial la de Darín.

    Clarisa
    16 febrero 2014 at 1:42 am

  27. Se nota que no has entendido la peli

    Estás tan enojado por eso que decidiste venir a escribir tu ignorante criterio en lugar de darte el trabajo de entenderla realmente

    ALEX
    1 marzo 2014 at 23:34 pm

  28. Para que ya no te frustres tanto por no entender la trama de una película simplemente no veas las películas de Christopher Nolan son mucho para ti

    ALEX
    1 marzo 2014 at 23:35 pm

  29. “Pero la secuencia a la que hago referencia es cristalina: El coprotagonista hace creer al espectador que ha traicionado a Darín. Todos pensamos que es cierto, pues así nos lo enseña la trama. Darín no sabe nada de la “traición” de su amigo y reacciona acorde con este desconocimiento. El coprotagonista se muestra arrepentido por haber traicionado a Darín. Si la trama se ciñe a la realidad, Darín y él saben lo que ocurre, luego lo que hace el guionista es engañar al espectador.”

    Bakken Tristán, evidentemente estabas muy borracho cuando viste Nueve Reinas, porque nada de todo esto que describes sucede en el film.

    Giskdan
    16 marzo 2014 at 1:42 am

  30. Estoy del lado de muchos de los comentaristas.
    Da la sensación que el autor de tan sublime artículo padeció de amnesia anterógrada mientras veía el film con el agudo ojo crítico que le otorga su inmensa cultura cinematográfica. Esta sería la única explicación plausible para comprender su magistral interpretación de la película y su posterior y elegantísima crítica excelentemente fundamentada.
    Tatúatelo: “Volver a ver Memento”.
    A ver, ¿por dónde iba?

    Sammy
    7 abril 2014 at 19:40 pm

  31. La pelicula puede tener varias fallas, las cuales pueden ser explicadas en otros sitios de internet donde hay criticos o expectadores que entendieron la pelicula. Cesar, yo que vos reveeria la pelicula, la trama no es tan simplona y aburrida como vos decis. De hecho he enontrado nuevos puntos de vista cada vez que la vi y he llegado a encontrarle varios significados. No siento que me este engañando Nolan, creo que es la idea, ir destrabando conjuntamente con el protagonista el cubo de rubik que resulta su historia pero de manera inversa.
    Ahora si lo que quieres es que te cuenten una historia sencilla y comer unos pororos, no te dediques al cine y anda a ver las de Disney.
    Espero no resulte ofensivo para nadie.
    Creo que ya son demasiadas criticas a la critica. Cualquiera puede cometer errores Cesar, lo mejor seria que reveas Memento y si sigues opinando lo mismo perfecto, o puedes darle una segunda oportunidad y descubrir una buena pelicula.
    Saludos

    ivan
    8 abril 2014 at 3:16 am

  32. Clarisa, el coprota de Darín engaña al espectador al mostrar en pantalla algo que no es real, estando él solo, no interactuando con otros personajes. Fíjate bien en eso. Es exactamente igual que el engaño de guión de “El golpe”.

    Alex, si tienes más de 8 años exijo que desarrolles tu argumento. Creo recordar que mi crítica tenía más de 3 líneas. Haz lo mismo, convénceme y que viva la mayeútica platónica.

    Giskdan, no hables de tus vicios alcohólicos reflejados en mí y revisa la película, anda campeón. Ya verás como te sorprende comprobar que el párrafo mío que transcribes es así realmente. Ánimo, no hace falta que la veas entera, sólo el final.

    Sammy, por lo menos tienes gracia. Se agradece ente tanto comentario estúpido e insultante.

    Iván, se agradece que hagas un mínimo de referencia a la película en cuestión, como habrás visto no es muy normal en los comentarios a la crítica. Pero pemíteme que te diga que si cada vez que la ves encuentras nuevos puntos de vista y significacdos… Nolan ha fracasado. Porque te aseguro que ningún autor le da a sus historias estas capacidades interpretativas del espectador. Cuando pone “Fin” el espectador ha de saber lo que el director transmitia. Ejemplos de estos “malentendidos” entre espetador-director hay a patadas. El más significativo que yo recuerdo de pasó a Buñuel con un Perro Andaluz. Busca lo que dijo Buñuel de las interpretaciones que de este film hizo el espectador. Claro, en este caso, todo se complica al máximo al ser una obra surrealista. Aún así, Buñuel tenía su intención con cada plano que filmó, por muy descabellado que pareciese y por mucho que Dalí –como coguionista– lo desprestigiara (y con razón, desde mi punto de vista)

    César Bakken Tristán
    27 abril 2014 at 20:00 pm

  33. He leído el artículo y la verdad es que no me apetece releerlo para entrar mejor en materia porque es bastante flojito. Se corresponde con una corriente muy en boga hoy día de “voy de guay porque no me gusta lo que les gusta a los demás”, de torpedear cualquier cosa con un poco de calidad que tenga la mala suerte de cosechar un gran éxito, de hablar desde una atalaya situada muy por encima de lo que se critica y de meter un par de palabrotas para que parezca todo más moderno y cool. Normalmente, y como ocurre también en este caso, estos análisis no están demasiado bien redactados y suelen rebosar lugares comunes y observaciones sin interés, previsibles y muchas veces descaradamente animosas con el objeto de hacer gracia, lo que ya resulta sospechoso. Así a bote pronto se me ocurren un par de cosas que decir:
    – La primera, lo de la picadora. No hay que confundir el galimatías con la ambigüedad. Lo que caracteriza a la película es que es interpretable, pero la estructura está clarísima. Si crees que la disposición blanco y negro-color es aleatoria es que no sabes cómo está contada la película, y desde ese momento lo que digas de ella ya pierde todo el crédito. Está claro que la película en blanco y negro va hacia adelante desde el principio cronológico y la película en color hacia atrás desde el final cronológico (jugando en este caso con la causa y no con el efecto), y se encuentran en un salto de blanco y negro a color en una misma secuencia, cuando estrangula a Jimmy Grants. Como avanza desde el principio en adelante y desde el final hacia atrás, lo normal es que termine en el medio, como así sucede. Por cierto, acabo de ver que en el articulito de Wikipedia sobre la película sale un gráfico muy chulo en el que se ve clarísimo. Si tuviste problemas para entender esto, para Mulholland Drive lo llevarías claro.
    – No puedes ofrecer ejemplos peor llevados que “El golpe” y “El sexto sentido”. En ambas películas, precisamente quien está engañado es algún personaje, y la confusión o el engaño del espectador reproducen la confusión o el engaño de alguno de sus personajes. En “El Golpe”, la gracia es que al espectador se le engaña como reflejo del engaño que sufre Lonnegan, ni más ni menos, y esa es la verdadera chispa de la película; aparte de eso, borras de un plumazo dos horas de verdadero disfrute cinematográfico hablando de mediocridad guionista, como si el final fuera lo único que importa (por ejemplo, “El castillo”, de Kafka, es maravillosa y está inacabada).
    Respecto a “El sexto sentido”, como ocurre con “Los otros”, la confusión del espectador es reflejo del desconocimiento que los protagonistas tienen de su propia realidad, y la sorpresa del espectador es paralela a la sorpresa que se llevan los protagonistas en sus respectivas películas. En estos casos,el espectador va conociendo mientras los personajes van reconociendo; es la llamada anagnórisis, que se utilizaba ya en el “Edipo Rey” de Sófocles.
    – Por último, una reflexión. Muchas veces la forma de organizar el contenido de una película o de un libro constituye gran parte de su atractivo. Pienso por ejemplo en dos obras soberbias como “Corazón tan blanco” o “Los enamoramientos”, de Javier Marías. A veces una idea argumental puede ser muy sencilla y la concepción de la obra hacerla muy interesante, como en estos libros, en “Memento” o en “Irreversible”. Si uno contempla una obra de arte y lo único que trata de sacar en limpio es “de qué va” es que las miras del espectador son más bien cortas, y eso le impide comprender las cosas en su conjunto. Saludos.

    Martin
    9 mayo 2014 at 1:30 am

  34. Cuando dije “descaradamente animosas”, quería decir “con una animosidad descarada”, que no es lo mismo.

    Martin
    9 mayo 2014 at 11:33 am

  35. Y una última cosa: no puedo estar menos de acuerdo con tu afirmación:
    “Pero pemíteme que te diga que si cada vez que la ves encuentras nuevos puntos de vista y significacdos… Nolan ha fracasado. Porque te aseguro que ningún autor le da a sus historias estas capacidades interpretativas del espectador. Cuando pone “Fin” el espectador ha de saber lo que el director transmitia.”
    No sé si sabes que un día Sergio Leone recordó en una entrevista que la última imagen de “Érase una vez en América” era la de Robert de Niro-Noodles sonriendo colocado de opio… El entrevistador vino a decir “¡No me digas que es todo un sueño-viaje de opio, que me matas!” Y Leone se echó a reír. Cuando ya ha pasado un siglo desde la “Stream of consciousness” de la literatura británica del siglo XX con finales abruptos y abiertos que se prolongan durante todo el siglo y lo que llevamos de este, me parece que no permitir que el espectador participe en la construcción de una trama y decir que la intención del autor siempre está clara es bastante pobre.

    Martin
    9 mayo 2014 at 12:21 pm

  36. Martín, el espectador es eso: espectador. No sé tu edad, pero intuyo que pasarás de los 40, por lo que conocerás la colección de libros: “elige tu propia aventura”. El cine no es esta colección de libros.

    Kafka es “Dios” para mí, Y “El Castillo” no está inacabada. Es una enorme y certera crítica a la boRRocracia.

    Sergio Leone es otro Dios, y el final de “Once upon a time in américa” colosal. Pero es colosal porque a Leone le sudaba la polla la verosimilitud, él apostaba por otra cosa y qué bien lo hacía.

    En el golpe, no tiene que ver nada Lonnegan con el engaño al espectador. Robert Redford engaña al espectador haciendole creer que engaña a Paul Newman (porque no salen los 2 personajes juntos, el angaño es al espectador)

    Lo del b/n de Memento… jajaja. Venta, no me jodas! Y a David Leanch no le metas en este freagado, porque ya tiene bastante él con sus pelis no realistas.

    Me pareces un tío interesante, porque justificas tu postura y tienes conocimientos. Encantado de haberte leído.
    Para más información: cesarbakken@yahoo.es

    Saludos.

    César Bakken Tristán
    13 mayo 2014 at 2:02 am

  37. Intuí que la crítica iba a ser una mierda desde que leí la palabra “psicodélico” para definir a Memento.

    Lobezno Estepario (@estefanoplmr)
    22 junio 2014 at 9:05 am

  38. Lobezno, ¿”psicodélico” no es un adjetivo apropiado para “Memento”? ¿Has visto la peli? ¿o tienes vagos , y confusos, recuerdos de ella como esos que te provocan usar el nombre de la cría del lobo (superhéroe y todo) y aunarlo con la Estepa y la novela de Hess?
    Habla de cine, colega, si no no molestes comentando un artículo de cine.

    César Bakken Tristán
    22 junio 2014 at 19:03 pm

  39. Gracias por tu amabilidad, pero no estoy de acuerdo contigo. En ninguno de los puntos que rebates hay una verdadera argumentación en contra de los míos.
    -Claro que conozco “Elige tu propia aventura”!! Pues mira, es una pena que el presupuesto del cine no alcance para hacer una edición cinematográfica interactiva, y no te creas que no hubo quien se planteara hacerlo. Sería genial. No me gusta eso de decir “Cine no es tal” y “Literatura no es cual”. Las cosas pueden ser lo que uno quiere que sean; si no, Wagner no habría puesto patas arriba la música occidental con el Acorde de Tristán.
    – “El Castillo”, al igual que “El Proceso”, no son obras con finales raros, son obras inacabadas. Kafka renuncia a terminar el libro.
    – No se trata de decidir si “Érase una vez en América” es verosímil o no, que por cierto, sí lo es, increíblemente verosímil. Lo importante es el guiño que Leone da al sugerir que la película puede ser interpretable, que es mi idea central al respecto.
    – Lonnegan es el verdadero protagonista de “El Golpe”. En un timo, el protagonista es el primo, y no reparas en algo tan sustancial como eso.
    – “¡Venga no me jodas!” no es un argumento. Si no entiendes la división en b/n-color no deberías criticarla y volver a ver la película las veces necesarias hasta que la entiendas.
    – La cita de Lynch no puede ser más oportuna.
    Saludos

    Martin
    28 junio 2014 at 9:32 am

  40. Hola Martin,
    el presupuesto deo cine alcanza para hacer eso que dices, y mucho más. El problema es quien eligiría hacer tal o cual cambio interactivo… ¿el espectador con la entrada más cara? ¿un sorteo? En cualquier caso, no es factible eso de “elige tu propia aventura” en el cine.
    Me encanta la música orquestal, pero no sé a qué te refieres con “el acorde de Tristán e Isolda”

    Kafka claro que acaba sus novelas, pero elige esos finales absurdos, porque sus mejores obras son de este género. Las realistas (especialmente “carta al padre”) son la rehostia también. Por cierto, ¿has visto? la adaptación de Orson Welles? “The trial” imprescindible película.

    “Érase una vez en América” no es nada verosímil, de ahí su encanto. De hecho, lo más notable es el montaje de la peli. Y lo más curioso, pues el productor obligó a Leone a montarla de forma lineal… y la peli fue un fracaso rotundo. Debido a las pérdidas le dejó montarla como él quería y salió la maravillosa película que hemos admirado.

    Lonnegan no es el protagonista, es un secundario de lujo e imprescindible en la trama, pero le prota es el personaje de Redford. El engaño está ahí, y es una carencia de guión para mí imperdonable. A Lonnegan le engañan, claro, pero el engaño al que me refiero es el de Robert Redfor matando a Paul Newman. Talmente lo mismito que ocurre en “9 reinas”.¿Has visto la Huella? ahí no hay estos fallos, es un guión redondo.

    Sigo sin entender la división b/n y color. Explícamela, por favor, que tu comentario sobre ella me pareció acertado pero sigo sin entenderla pues eso del orden cronológico como determinante de la elección de color o b/n no sucede así en la peli.

    Saludos!

    César Bakken Tristán
    28 junio 2014 at 21:33 pm

  41. – Pues, por ejemplo, una votación entre el público. Sería genial. No se puede decir que no a nada, nunca.
    – El acorde de Tristán (no de Tristán e Isolda) es un acorde que aparece en la ópera (no en música instrumental) “Tristán e Isolda” que rompe las leyes de la armonía convencional en el siglo XIX.
    – Kafka NO acaba “El castillo”. En la página de Wikipedia en alemán, bastante mejor que la española, dicen cómo Kafka le contó a Max Brod el final que deseaba para el libro: K. moría de agotamiento físico y mental, mientras que en el castillo le conceden el permiso de residencia porque su solicitud es impecable, con lo que al menos obtiene una satisfacción, aunque poco le valga ya. Otra cosa es que la naturaleza de la novela permite un “final” así, es decir, que el atractivo de la novela no se pierde porque no reside en su final, sino en el recorrido, algo que ocurre con “El Golpe”, sobre la que veo que nuestros puntos de vista son irreconciliables. A mí el final me encanta y no veo trampa alguna en él.
    – No comprendo qué entiendes por verosimilitud, así que no puedo contestarte a lo de “Érase una vez en América”.
    – “Memento” empieza con una secuencia en color a la inversa, que ya te avisa de que las cosas en color van a ir hacia atrás, es decir, que lo último que pasa en el tiempo cronológico real es la foto de la Polaroid. Después de esta aparece él en b/n en la cama,en lo que es el principio cronológico de la historia que cuenta la película (aunque haya flashbacks para explicar lo de su mujer y con ello lo de su amnesia). A partir de aquí la película tiene estructura de embudo: cada parte en color es un flashback que concluye donde comenzó la anterior, mientras que la parte en b/n sigue el orden cronológico. Por medio se intercalan flashbacks sobre el supuesto asesinato de la mujer. Al final del embudo hay una secuencia en la que el b/n toma color, porque el tiempo de la parte en color ya no puede retroceder porque ha alcanzado al de la de b/n y la de b/n no puede avanzar porque la de color ya la ha contado. Es bastante desconcertante al principio, pero luego resulta bastante sencillo.
    Saludos

    Martin
    29 junio 2014 at 9:20 am

  42. Hola Martín,
    ¿Votar interactivamente para cambiar la trama de la peli? ufff. Si lo consigues avísame para que no vuelva a ver cine (porque eso se extenderá a internet, que es de donde yo saco el cine desde hace 6 años) Eso sí, mi colección de DVDs mangados del Corte inglés y el resto grabados quedará indemne… jejeeje son más de mil y, total, siempre está la videoteca del Conde Duque.

    Mándame un enlace, si quieres, de ese acorde de Tristán. No dije nada de música instrumental (toda la música viene de algún instrumento… hasta yo toco la flauta dulce virtuosamente y con la nariz si hace falta y gracia) sino de música orquestal. Me interesa conocer eso que dices del cambio que provocó Wagner con mi segundo apellido.

    Con Kafka no puedes jugar. Es decir, no puedes interpretar lo que otros dijeron y tal… Es Sabido que Kafka no quiso publicar nada en vida y ordenó la destrucción de sus manuscritos. Por qué se publicaron es algo que se me escapa, o se me esKafka, jaja (vaya gilipollez). Igual Kafka no existió, vete a saber. Pero a mí me la suda, porque sea quien sea el que ha es escrito lo que yo he leído bajo ese nombre, me encanta y le admiro.
    No compares “El castillo” con “El golpe”. Por Dios.
    Y la trampa te la explico una y mil veces hasta que te enteres o me entere yo de que no la hay. Pero escríbeme a cesarbakken@yahoo.es.

    Verosimilitud es hacer creíble algo que es increíble. No tiene mucho misterio.

    Joder con tu explicación de “Memento” ¡Qué le den mucho por el culo a “Memento”! ¿Crees que el cine tiene tantas herramientas para mostrar lo que dices que esta película muestra? jaja. Tronco, lo que dices, que parece muy interesante, no es posible en una cosa llamada cine, eso es para las matemáticas y ciencias raras.
    Pero estaría encantado de ver la película contigo y que me explicaras. Luego, o antes, ponemos “El golpe” y te explico eso del final, jajaajja.
    Un saludo, tío.

    César Bakken Tristán
    5 julio 2014 at 5:47 am

  43. Esto sobre el acorde:
    https://www.youtube.com/watch?v=dWLp7lBomW8

    Pues sí que tiene misterio: tu definición de verosímil es incorrecta. Verosímil es lo que tiene apariencia de verdadero (vero-símil: parecido a la verdad), independientemente de que lo sea o no, no tiene por qué ser increíble. “Érase una vez es”, por tanto, verosímil.
    De lo de Kafka (INCOMPLETA) en adelante, “I quit”. Bueno, mejor dicho, “I quit” del todo.

    Haya salud.

    Martin
    5 julio 2014 at 17:55 pm

  44. Gracias por el enlace.

    Molts anys i bons!

    César Bakken Tristán
    11 julio 2014 at 23:02 pm

  45. César, creo que Memento es una gran película, y habría sido bueno que la disfrutaras la primera vez que la viste (quizá demasiado cansado o dormido). Hablas de bostezo garantizado… yo no pude parpadear. Perdiste una buena oportunidad de disfrutarla. Lo siento. Aprecio que sufres viendo muchas películas… Déjate llevar. No las analices tanto. Te veo como a un inspector de sanidad celebrando una cena de romántica con su mujer. Todo el rato pendiente de la calidad, del servicio, de la higiene, de la limpieza… sin disfrutar del momento. Es muy triste.
    Por supuesto que la forma de contar es de lo más relevante de la película, Y sí, la trama es simple, porque si fuera muy complicada, sería imposible de seguir. Es claramente a propósito, como todo en esta película. Nolan es muy conciencudo en todo lo que hace, y de hecho todas esas dudas que tienes las explica él mismo, yo creo que hay que escuchar mejor.
    Responderé a tus preguntas:
    1. ¿por qué recuerda Pearce la muerte de su esposa si se dio el golpe antes? No recuerda la muerte de su esposa. Recuerda el último instante en que estaba viva.(antes de que él fuera golpeado) De hecho, te recuerdo que su mujer no muere, sobrevive al asalto en su casa. Él se crea esa historia precisamente para no “recordar” que fue él mismo quien la mató con una sobredosis de insulina. Esto se explica claramente al final.
    ¿por qué sabe que tiene esa enfermedad y no lo ignora como el señor Sammy que sufre la misma dolencia que él?
    Sammy no lo ignora César. También esto lo dicen en la película. El se da cuenta de que no recuerda nada. Le gustan los anuncios porque son breves. Finge que conoce a las personas cuando cree que debería conocerlas. Él sabe que no puede recordar. Llora disculpándose con su mujer. No obstante, también dicen en la película, que Sammy y él no tienen exactamente los mismos síntomas ¿recuerdas?
    ¿en cuánto tiempo olvida lo que ha ocurrido? A veces son dos segundos (secuencia de la botella de güisqui, por ejemplo) y a veces minutos (como los encuentros con Teddy)
    Esto es un poco rebuscado, pero bueno… Yo creo que olvida cuando por algún motivo se rompe el hilo de lo que le pasa. A veces es breve (escena del whisky (se sienta en el retrete y se relaja un segundo), escena en la que Natalie le engaña diciendo que la han pegado (un portazo en el coche rompe ese hilo), escena de persecución.. y otras veces es más largo. No tiene importancia.
    Yo creo, como decía Hitchcock, que el cine no tiene sentido si es verosímil.. hay que dejarse llevar y no buscar el realismo, pero es que en este caso está casi todo explicado. Lo de los personajes planos, en fin, la esencia es lo que le ocurre a Leonard, no el resto. Eso no importa. Es práctico. Si no complicaría demasiado la película. Se que ya de por si es difícil de seguir. No me imagino con más complicación…
    Por último decir que todo lo que pueda parecer engaño al espectador, queda explicado claramente, y es lo único importante, y que nos pasa a todos, y es que la memoria (de esto va la película) es completamente caprichosa. A veces recordamos cosas de hace 25 años y no recordamos algo de una semana antes. Creemos haber vivido ciertas situaciones porque nos las han contado muchas veces (en familia por ejemplo) Juramos y perjuramos que estábamos presentes… y luego se demuestra que no. De algún modo, Leonard se construye una vida, y lo que no le interesa, lo destruye, para dar sentido a su vida. Me parece sencillamente genial.
    Saludos a todos

    Juan
    23 septiembre 2014 at 1:35 am

  46. Hola Juan,

    gracias por tu aportación, se nota que te has tomado la molestia de leer la crítica (que debería ser el origen de todos los comentarios, aunque no lo sea) y de que te guste la peli y justificar tu postura.

    Es interesante lo que dices, pero me mantengo firme en todo lo que digo en la crítica.
    El cine si es verosímil no tiene sentido? ¿Y eso? El cine es un arte con decenas de opciones. Hay películas realistas maravillosas (tipo: “La vida soñada de los ángeles”, “Diario de un rebelde”, “Henry, retrato de un asesino”, “Secretos de un matrimonio” , las 10 de “el decálogo”, la trilogía “Nacional” de Berlanga… así citando unas a vuelateclado.

    Yo sí disfruto del cine, del bueno. Qué más inverosímil que los magistrales westerns de Leone!!!!!!

    Nolan hace trampas en “Memento”, y muchas.
    Y lo sabes…

    Saludos.

    César Bakken Tristán
    23 septiembre 2014 at 16:20 pm

  47. César, gracias por contestar! Escribir aquí no nos da la oportunidad de rectificar rápidamente. Es cierto que la afirmación que dije del cine inverosímil no tiene sentido es absurda. Quería decir que el cine, pues es una arte, es una creación del hombre, y como tal la hace como quiere. Unos directores optan por acercarse a hechos muy realistas y otros optan por la ficción completa, y todos están igual de genial, el resto son gustos. Lo que matizo es que Hitchcock no compartía las críticas de la gente que le decía que tal parte de una película suya no tenía sentido, o que no era lógica… porque el cine es cine, y no es necesario que todo sea perfectamente verosímil. Utilizaba mucho el Macguffin en sus películas, y eso no es más que una excusa para contar una historia. Y el hecho de que al final ese aspecto que motivaba toda la historia no se explicara o no se rebelara su fin, no tenía importancia. Puede verse esto como un engaño, pero no es así, pues lo importante es la historia de amor que narra, y en Memento hay varias de estas por cierto.

    Parafraseándote a ti, “El cine es un arte con decenas de opciones” yo creo que aquí está la clave. Vale todo en el cine? Para mi no, pero el margen que le doy es muy amplio, y yo creo que el tuyo César es más reducido. No creo que haya más. Son opiniones y gustos, creo que todos válidos. Cada uno disfruta de las cosas a su modo.
    Cuando El Greco por ejemplo pintó el entierro del conde de orgaz con anacronismos, o más claro en el expolio, aquello no tenía ningún sentido, pero es arte, y esos efectos chocantes, dentro de su revolución, son válidos y eficaces.
    Saludos

    juan
    23 septiembre 2014 at 22:04 pm

  48. Hola Juan,
    Ya que hablas de pintura, te diré que en el colegio nos obligaron/enseñaron a pintar 2 óleos pequeños. La temática típica: bodegón y paisaje campestre. Tendrías que ver los míos. Todavía están en algún cajón de la casa en la que me crié. Son pura basura, ya no sólo por mi ineptitud para dibujar y pintar (encima a los 11 años) sino porque, además, soy daltónico.
    Esos dos óleos los ha visto mucha gente, y a algunos hasta les han gustado por lo “revolucionario” de los colores que usé… sin saber que es porque mi daltonismo, jajaja. Son basura. A mí me gustan, pero es como lo del pedo y quien se lo tira: lo soportas.
    No todo vale en arte, ni mucho menos. Si todo valiera no habría virtuosos. En el cine, que es lo que nos compete, el único genio absoluto (gracias a que no todo vale) de la historia es Berlanga. Sería una injusticia tremenda para el arte decir que Santiago Segura es otro genio… ¡Y eso que hasta el propio Berlanga le puso por las nubes, adoraba Torrente…! Es todo muy raro. Imparto un taller en el que lo explico. Este espacio no es el lugar adecuado para hacerlo.

    Saludos!

    César Bakken Tristán
    4 octubre 2014 at 21:17 pm

  49. Hola! Pablo, necesito hablar con vos, se nota que la pelicula te ha gustado tanto que nos permitiria generar un debate muy constructivo sobre la verdadera condicion de Leonard. A cualquiera que le gustaria generar mas clase de debates sobre estas y otras peliculas los invito a pasarse por mi grupo de face “Los Cinefilos Son De Limon”, y a continuacion les dejo comentarios que he hecho en otra web, acerca de los supuestos “errores de trama” y mucho mas interesante la explicacion de la condicion de Lenny:
    Me tome la libertad de leer la recopilación de sus errores, y me gustaría hacer unas aclaraciones, o mejor dicho ¨cuestionarlos¨ sobre estos supuestos errores para esclarecernos un poco mas la complicada trama de esta película;
    1-No había notado el error que Goku443, noto acerca de la continuidad de las fotos en la escena, seria algo a corroborar, no obstante (a mi juicio) debatible para una interpretación mas profunda (¿acaso había alguna manera en la que Leonard podía recordar de tomas maneras algo después del accidente?
    2-Según mis estudios (muy recomendado libro de neurociencias ¨Principios de la Neuropsicologia Humana¨ de Rains) la memoria de corto plazo puede durar hasta 10 segundos aproximadamente, reteniendo entre 2 y 7 ¨chunks¨ de memoria (es decir, elementos). A pesar de estos estudios, la atencion focalizada puede durar mas allá de un minuto, pero requiere de la atencion del sujeto. Si observamos la película detenidamente, observaremos que Lenny tenia momentos lucidos de hasta 10 min, y otros lamentablemente no duraban ni un minuto. Es tan subjetivo y ocioso especular cuanto exactamente dura esrte tipo de memoria, que me gustaria mejor limitarnos a que Lenny siempre y cuando se mantuvieran focalizado en hacer algo o un recuerdo, podia expandir los limites de su memoria de corto plazo, aunque solo fuera por minutos extras (tiempo suficiente o no para hacer sus notas)
    3- Con respecto a los tatuajes, Lenny no siempre sabia que tenia los tatuajes, sino hasta que los veia. Hay una escena en la que Natalie se los hace ver (cuando estan en su casa) y otra cuando Natalie directamente le dice de los tatuajes, cosa que el por naturaleza solo asintio, sin dar la pauta de que el recordaba tener tatuajes (esta escena fue en el restoran, y en el baño es cuando ve un tatuaje y asimila lo que dijo Natalie)
    4-El nunca mantiene una larga conversacion por telefono con el policia, dado que podemos apreciar mas de tres veces en las que el pregunta ¨¿Who is this?¨ (¿Quien es?). Que la pelicula de una idea de una larga conversacion no desestima el hecho de que, Lenny, siempre y cuando se mantenga focalizado en contar la historia de Sammy no perderia la concentracion como para olvidar lo que hacia. Cuando le dice el policia que lo llamaba mas tarde, el olvida que lo habian llamado y atiende de nuevo preguntando ¿Quien es?
    5- Condicionamiento por Repeticion: La historia de Sammy, sobre como no podia aprender a no levantar los objetos electrificados por repeticion (ya que el condicionamiento usa diferentes partes de la memoria de corto plazo, y autobiografica), le da la pauta a Lenny para saber que es un fraude. De esta manera, Lenny, al tener una condicion grave, el sabe que, a diferencia de Sammy, el si puede aprender por repeticion. El mero hecho de que revisaba su cuarto todos los dias, revisaba sus bolsillos, etc. era un condicionamiento por repeticion, hasta podemos afirmar que el nunca sabia que se iba a encontrar en sus bolsillos (de otra manera, hubiera podido discernir de que el traje que se robo, no le pertenecia, y por lo tanto, el portavasos no tenia que ver con su investigacion, y de haber hecho esto, jamas hubiera conocido a Natalie, pero no, vio el portavasos por revisar sus bolsillos y fue a verla, a si como se hizo el tatuaje, al final de la pelicula)
    6- Con respecto al auto con sucio o no, habia notado ciertas diferencias a lo largo de la pelicula, pero, realmente son errores que se desligan un tanto de la trama (o no, hasta que se demuestre lo contrario) y que a mi juicio, son reconocibles pero inutilizables, al menos solo te sirven para juzgar la poca profesionalidad del director que no pudo ser tan obsesivo y meticuloso como Stanley Kubrick (entre otros)
    7- Mi duda que quería plantearles, habiendo ya realizado esta introducción para aclarar otras dudas y comenzar una nueva es al final de la película. Es muy curioso por que Lenny termina matando a Jimmy, y cuando Lenny escucha un leve ¨Sammy¨, este se mortifica deja caer el cuerpo y olvida lo que estaba haciendo. Llega Teddy como el policia, Lenny le pide ayuda van a abajo, se da cuenta de que Teddy lo conoce y le pega con su camara y discuten. ¿Como sabia Lenny de los 200.000 dolares en el auto de Jimmy, si este le dijo previamente antes de morir?¿Como es que acaso Lenny puede recordar entonces?
    Si volvieramos a la historia de ¨Sammy¨, ya sabiendo que Lenny mato a su esposa, por tantas inyecciones de insulina ¿Como es posible que Lenny inventara esa historia de Sammy despues del accidente? Es decir, Lenny no podria recordar jamas que mato a su esposa, ni tampoco que la mato con inyecciones de insulina, sin embargo, Lenny habia sido capaz..

    Salvador Limones
    4 diciembre 2014 at 17:04 pm

  50. (Segunda Parte)
    .. de utilizar esos restos mnemicos de su propia historia, para fundirlos con Sammy y desligarse de la culpa que mato a su mujer, para desplazarla a que por culpa, tenia que buscar al asesino, el susodicho, multiple y cambiante John G. Esto podria irsenos aclarando si tenemos en cuenta las frases de Lenny (antes y despues). La mente de Lenny seguia trabajando despues del accidente, es decir, el seguia siendo capaz de razonamientos coherentes. Cuando el se relata su vida, o piensa, va ¨repitiendo¨ sus propias frases: ¨No por que no pueda recordar, signifique que mis acciones no tienen sentido¨, esto primero (en el orden cronologico de la pelicula y no el real) se lo dice a natalie, y despues a si mismo, o en reversa, lo piensa y luego se lo dice. Esta frase es de un caracter concretamente intelectual (un animal podria recordar que mataron a su hembra, pero jamas formular un pensamiento asi), Lenny podia seguir pensando sobre su vida, a pesar de que no tuviera recuerdos nuevos. Explicar siempre que tenia una ¨condicion¨ pareceria ser algo ya del orden de lo ¨repetido y aprendido¨ en este caso, pero… ¿y lo de los 200.000? ¿Que sabia Lenny antes de darse con Jimmy? ¿Sera lo que le responde Lenny a Jimmy, cuando este mortificado le dice que se lleve su dinero (200.000)? ¨Quiero mi vida de vuelta¨ ¿Podria esto acercarnos siquiera algun esclarecimiento sobre la neurotica y desdichada vida de Lenny?
    Sinceramente me encanto la pelicula, ya que el debate que genera es evidentemente ampli, y disculpen mi entusiasmo pero el que quiera seguir debatiendo lo invito a un grupo en face llamado (Los Cinefilos Son De Limon) para seguir debatiendo sobre estas y muchas otras peliculas, hasta luego!

    Salvador Limones
    4 diciembre 2014 at 17:06 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.