Elísabet Benavent: «Leerse un libro es algo así como probarse la vida de otras personas y ver qué tal nos queda»

 

Hace unos meses Elísabet Benavent (Gandía, 1984) autopublicó su primer libro en internet, y tras un sugestivo boca a boca, reunió a un ejército de nuevos lectores que empezaron a interesarse y a hablar en redes sociales de las peripecias de Valeria, su protagonista. Esta licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Cardenal Herrera CEU de Valencia y máster en Comunicación y Arte por la Universidad Complutense de Madrid, trabaja en la actualidad en el Departamento de Comunicación de una multinacional. Su pasión es la escritura y la muestra, En los zapatos de Valeria, primera novela de una serie con la misma protagonista.

 

En los zapatos de Valeria, de Elísabet Benavent.

En los zapatos de Valeria, de Elísabet Benavent.

En los zapatos de Valeria.  Elísabet Benavent.  Editorial Suma de Letras, 2013.  480 páginas.  17,00 €

Altamente divertida, emotiva y sensual, Valeria llega para a aquellos lectores que se enamoraron con autores como Federico Moccia o Blue Jeans y que ahora buscan algo más. En los zapatos de Valeria, primera parte de una saga de cuatro libros en los que, Valeria, Lola, Carmen y Nerea, cuentan sus aventuras y desventuras en la complicada tarea de ser mujer hoy día. Se habla un poco de todo lo que ocupa a las chicas reales, de carne y hueso…

 

P.- Primera pregunta obligatoria: ¿cómo se siente una autora que de autopublicarse en internet pasa a escribir para una editorial importante?

Te sientes de mil maneras a la vez, pero la sensación que predomina sobre las demás es la del agradecimiento. Supongo que sonará terriblemente manido, pero sin todas esas lectoras que fueron pasando la voz cuando colgué en Amazon, no habría tenido la oportunidad de ver mi libro en las librerías. Desde que me decidí a autopublicar hasta ahora… todo está siendo una experiencia increíble.

 

P.- De salir en Amazon, a tener un montón de seguidores y revolucionar las redes sociales. ¿Qué secreta tecla has pulsado con tus novelas para llegar hasta ahí?

Creo que gran parte del atractivo de estas novelas es la verosimilitud; es fácil sentirse identificado con alguno de los personajes y además, las tramas son realistas. Mis libros hablan de cosas que nos pasan a todas en mayor o menor medida. El personaje masculino no es un príncipe azul de cuento que acude a salvar a nadie, sino ese tipo de hombre ofensivamente sexy e inalcanzable al que todas hemos querido cambiar alguna vez.

 

P.- ¿Cuál fue el germen, la idea inicial que te llevó a escribir este libro, y la posterior serie?

La idea inicial se parecía poco al resultado final, la verdad. En un primer momento había más personajes y Víctor, el que en realidad es el protagonista masculino, no era más que un secundario que pasaba por allí. Pero suele pasar; mientras escribes, la historia se da la vuelta sola y te va pidiendo cosas nuevas. Cuando terminé el primer libro me quedé con curiosidad y me apetecía conocer mejor a los personajes. Poco a poco Víctor empezó a ser quién es ahora y las chicas se reafirmaron en su papel. 

 

P.- ¿Quién es Valeria? ¿Cuánto tiene ella de Elísabet Benavent? ¿Cuánto de la mujer joven y actual que hoy encontramos?

Esta pregunta suele sonrojarme, soy sincera. Valeria, evidentemente, tiene algo de Elísabet Benavent. Las dos le damos ochocientas vueltas a la cabeza, somos impacientes, viscerales, un poco inseguras, nos apasiona escribir y… tenemos un gusto exquisito con los hombres. Bromas aparte, Valeria tiene algo de mí, pero no es el personaje en el que me siento más reflejada. Pero en general, creo que todas somos un poco Valeria. Al fin y al cabo, las cosas que le preocupan no son tan lejanas a lo que preocupa a una chica real de su edad: el trabajo, las expectativas de futuro, sus amigas, su situación económica y sentimental, su apariencia, el sexo…

 

Elísabet Benavent.

Elísabet Benavent.

P.- Personajes que logran empatizar y resultar atractivos, cercanos, frescos. ¿Te vales de la realidad que te rodea para dibujarlos?

Sí, muchísimo. Suelo bromear diciendo que mis amigas con un par de copas de más, son mis musas. A alguna de ellas incluso se le han debido subir los colores cuando ha leído el libro. Es inevitable que todas las cosas que vives con tu pandilla se queden grabadas y al escribir, una tira mucho de esa memoria. En la saga hay conversaciones, lugares, gestos, muletillas… que son más que reales. En la tercera parte incluso escribí sobre un viaje que hice con algunas de ellas.

 

P.- Amor, sexo, trabajo, humor, emoción, amistad, familia… Temas que tratados con ironía y desparpajo llegan a todo el mundo. ¿A la hora de escribir buscabas la evasión del lector o también la tuya propia?

Fifty, fifty. Siempre he buscado conseguir que alguien se olvide de todo cuando me lee. Evidentemente no escribo nada sesudo, no reflexiono sobre la magnitud del cosmos ni el sentido de la vida. Así es mucho más sencillo dejar las cosas que nos preocupan a un lado y zambullirte en otras historias. Al final, leerse un libro es algo así como probarse la vida de otras personas y ver qué tal nos queda. Escribir es lo mismo. En ese rincón en el que te refugias a escribir, no existe nada más que los personajes, el teclado y tú.

 

P.- Muchos lectores comparan tu libro con Sexo en Nueva York pero en versión española. ¿Estás de acuerdo?

Me siento agradecida por esa comparación, porque Sexo en Nueva York siempre me ha parecido de lo más divertida. Estoy de acuerdo en que el resultado de la Saga Valeria recuerda a la serie, pero no lo pretendí en un principio. La vida de Valeria, Lola, Carmen y Nerea es mucho menos glamourosa que la de Sarah Jessica Parker y sus amigas y creo que se acerca muchísimo más a la realidad en la que vivimos las españolas. Pero vamos, que sobre todo me siento honrada de que me comparen con algo tan exitoso como Sexo en Nueva York.

 

P.- Lo tuyo, como lo de tu protagonista, ¿fue probar suerte en el mercado editorial? ¿o era un sueño que ya venías buscando de atrás?

Lo mío ha sido cumplir el sueño de mi vida. Mi madre se ríe porque estoy haciendo exactamente lo mismo que siempre dije que haría si alguna vez me publicaran un libro: pasar todos los días por la librería de El Corte Inglés a verlo puestecito en la estantería. Ni me acerco; sólo lo miro mientras paso por al lado con una sonrisa tontorrona en la cara. Siempre fue el sueño de mi vida.

 

P.- Si no me equivoco son cuatro los libros que conforman la serie de Valeria, ¿tienes pensado continuar con ella como personaje o buscarás otras historias que contar?

La Saga se compone de cuatro libros: En los zapatos de Valeria, Valeria en el espejo, Valeria en blanco y negro y Valeria al desnudo. Estoy más que segura de que se quedará ahí. El cuarto libro cierra la historia y la trama termina solucionándose (para bien o para mal, dejemos la incógnita). Pensé en un final abierto, pero creo que les debo a los personajes cerrar la puerta y dejarles intimidad.

 

P.- ¿Cómo recomendarías tu libro a un nuevo posible lector que no conoce a Valeria ni tampoco la escritura de Elísabet Benavent?

Le diría que se trata de un libro sin pretensiones, divertido y sexy en el que los personajes y los diálogos son creíbles. Es fácil de leer y, por lo que dicen, muy adictivo. Hay que darle una oportunidad.

 

Por Benito Garrido.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.