Adam Michnik “En busca del significado perdido”

 

«Y cuando nosotros, sin un miserable zloty en el bolsillo, afrontamos el lanzamiento de la Gazeta Wyborcza, sólo podíamos implorar que nuestra empresa no acabara haciendo el más estrepitoso de los ridículos y que aquel periódico publicado por militantes de la oposición democrática, por gente proveniente de la clandestina Solidaridad, del exilio o incluso de la cárcel, consiguiera conquistar los corazones de los lectores y fuese capaz de asegurar su fidelidad durante algún tiempo, o por lo menos durante los años más difíciles de la transición

 

En busca del significado perdido, de Adam Michnik.

En busca del significado perdido, de Adam Michnik.

Actualidad editorial:

El periodista y escritor Adam Michnik (Varsovia, 1946) pasó por Madrid para presentar su último libro, En busca del significado perdido. La nueva Europa del Este (Editorial Acantilado, 2013). En ameno y distendido debate con el periodista Miguel Ángel Aguilar, el que fuera líder del movimiento disidente en Polonia, habló de algunos de los temas que trata en su libro, centrado sobre todo en la actual situación de su país así como del resto de miembros del antiguo bloque del Este. “En Polonia existe la tradición de oponerse, pero también la falta de una crítica severa respecto a la historia, y eso es señal de un cierto complejo de inferioridad. Sin embargo, hay que tener valor para hablar abiertamente de los lados oscuros de la historia contemporánea, porque si no se hace así, entonces dará la impresión de falta de confianza en el propio pueblo”.

 

Fundador y director de Gazeta Wyborcza, el más importante periódico polaco, y gran seguidor de la transición política española, Michnik habla del proceso de transición de Polonia, pero a las claras, con valentía, sin envolverse en la bandera: “Desde mi perspectiva, Polonia es un país de éxito y también de milagros, pues de cero ha llegado a integrarse en la CEE y en la OTAN, tiene crecimiento económico, está libre de censura y es respetado en el resto del mundo. La misión del periodista, como las ocas del capitolio, es advertir de los problemas que se puedan presentar. Hoy día tenemos un gobierno razonable, sin embargo no puede decirse lo mismo de la oposición que nace la peor tradición polaca: xenófoba, intolerante, antieuropea, chovinista… Es una oposición que podría asimilarse a una conjunción entre Putin y Berlusconi, un cóctel molotov a la polaca”.

 

«Los obreros que en 1980 reclamaban los derechos civiles, hoy los tienen todos, aunque sus condiciones de vida puedan ser dramáticamente difíciles y la conducta de los empresarios recuerde a veces las costumbres de la época del capitalismo salvaje. Sin embargo, los obreros cuentan con sindicatos independientes del aparato de poder estatal. Otra cosa es si estos sindicatos saben hacer un uso adecuado de sus derechos y están dispuestos a dejar de soñar con las grandezas del pasado y a renunciar a formas de protesta concebidas en la época de la lucha contra la dictaduraEn busca del significado perdido es una importante colección de ensayos de uno de los más destacados pensadores disidentes de la época comunista, en los que se tratan los cambios producidos en Polonia y en la Europa del Este desde 1989. En ellos, Michnik se nos muestra como el brillante observador que puede ilustrarnos mejor que nadie sobre los problemas y los interrogantes de la época postcomunista. En palabras de Václav Havel, Michnik «continúa siendo el más perspicaz, astuto y profundo comentarista de nuestra vida diaria», y añade que, con este libro, «muchos en Occidente entenderán mejor qué pasó y qué está pasando hoy en nuestra parte del mundo».

 

«Primero la muchedumbre escucha las consignas, y luego las repite. Carga las tintas, saca filo, completa. La muchedumbre ya conoce al culpable –se ha congregado para impartir justicia. La muchedumbre es violenta, irascible e intolerante, y da oídos a las insidias que deshonran a los inculpados. Además, es crédula –se creerá a pies juntillas cualquier mentira, si se la repiten a menudoReconocido con múltiples condecoraciones y doctorados honoris causa en distintos países, Michnik ha recibido entre otros el Premio Robert F. Kennedy de derechos humanos, el Premio Erasmus por su contribución a la construcción de Europa, y el Premio de Periodismo Francisco Cerecedo 1999. “En todos los países de la Europa central y oriental, nos encontramos con el mismo peligro del populismo nacionalista, que apoyado por la iglesia, busca legitimar una ideología del aislamiento y la autarquía antieuropeísta y radical… Manifestaciones tipo: ‘ayer Moscú, hoy Bruselas’ se plantean como realmente absurdas, pero son las que alimentan la actual oposición, apoyándose en la crisis, el paro y otras decepciones sociales”, comenta Michnik que no deja de alertar sobre los rebrotes nacionalistas que solo provocan miedo, odio, incomprensión e intolerancia.

 

En busca del significado perdido.  Adam Michnik.  Editorial Acantilado, 2013.  304 páginas.  24,00 €

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.