Salvador Pániker publica su “Diario de otoño”

 

«Recogemos diversas herencias, venimos de lejos y vamos hacia no se sabe dónde; somos las cenizas de estrellas muertas hace muchísimo tiempo, átomos de carbono combinado provistos de un viejo pedigrí. Piezas de un disloque universal. En nuestro caso importa, y tampoco demasiado, que algo quede por un tiempo, alguna huella tenue, mínimamente fértil

 

Diario de otoño, de Salvador Pániker.

Diario de otoño, de Salvador Pániker.

Actualidad editorial:

El filósofo, ingeniero, escritor y editor Salvador Pániker (Barcelona, 1927) ha desarrollado ya una vasta obra literaria en la que caben destacar títulos como Los signos y las cosas, Conversaciones en Cataluña, Conversaciones en Madrid, Aproximación al origen, así como la serie autobiográfica de libros que se inició con Primer testamento (2000) y Segunda memoria (2000). Siguiendo esa estela, Diario de otoño (Editorial Mondadori, 2013) que ahora se publica, recoge el espíritu de otros dietarios previos del autor. Con él cierra ese ciclo dedicado a sus memorias. Este profesor de metafísica, hijo de padre indio y madre catalana, cursó sus estudios de bachillerato en un colegio de jesuitas, fundó en 1964 Kairós, una editorial que resultó fundamental para mostrar a los españoles las tradiciones y filosofías orientales de manera precisa, y que supuso un puente para el acercamiento de otras sensibilidades y formas de ver el mundo, para el diálogo entre ciencia y espiritualidad.

 

En Diario de otoño se recogen los dietarios que el autor fue escribiendo entre los años 1996 y 1999; una esperada continuación, tras Cuaderno amarillo y Variaciones 95 de sus autobiográficos escritos, que en esta ocasión cubren un periodo realmente trascendental en su vida. Un viaje profundamente vital al universo personal de uno de los pensadores más lúcidos, agudos y independientes del actual panorama literario y filosófico. «La razón crítica nos hace agnósticos; pero la misma razón crítica, conducida hasta el límite, nos abre a lo místico». Figura crucial del pensamiento vivo, Pániker reivindica el diario como género literario más adecuado para poner en orden todo su singular torrente de pensamientos, ideas, opiniones, anécdotas, crónicas sociales, reflexiones y apuntes íntimos. Un exhaustivo trabajo que constituye la culminación de una extraordinaria trilogía, sin precedentes en la tradición memorialista española. «Este diario es la memoria de lo que me está pasando, y de lo que no me está pasando, una divagación permanente que nunca permito que se deslice hacia la ficción. Este diario es, o debería ser, el testimonio de los citados y siempre insuficientes forcejeos, el enfrentamiento con los cabos sueltos

 

Si como bien apunta el autor: «Meditar es el mero acto de existir sin esfuerzo. Por el gozo puro de existir.», entonces la mirada que sobre la vida muestra en sus diarios, trasciende del mero hecho testimonial para convertirse en un ejercicio del conocimiento. A lo largo del tiempo retenido entre estas páginas, Pániker demuestra su capacidad innata para la claridad expositiva, y se vuelca en reflexiones sobre la filosofía, el lenguaje, la ciencia o el arte. Combina las observaciones de la vida cotidiana con el fino análisis, los acontecimientos más pequeños con los pensamientos de reconocidos intelectuales, sus ideas sobre el amor y la pareja con determinados planteamientos políticos, sociales o religiosos.

 

«Una de las muchas deformaciones monstruosas de la teología tradicional es concebir a Dios como un Señor Severo que, en el mejor de los casos, mira para otra parte cuando uno orina, defeca o fornica; alguien hay quien hay que ocultar ciertas cosas; en fin, un personaje majestuoso que puede serlo todo menos amigo, cómplice, interlocutor o confidente.» Las jornadas se suceden y las entradas en su diario fluyen: misticismo y meditación, la razón crítica y la fe, impresiones sobre el paso del tiempo, la curiosidad intelectual, la fragilidad, la enfermedad o la madurez… su interrelación, el otoño de la existencia. Con una prosa valiente, dinámica pero siempre estudiada, despierta y libre, la filosofía de vivir que se despliega a lo largo de estas páginas está dominada a veces por la devastadora muerte que de su hija tuvo que afrontar el autor. Sus consideraciones se hacen entonces más veraces y brutales… «Demasiado real la muerte. Demasiado irreal el resto.» También su espíritu crítico lo aplica Pániker a la religión, el agnosticismo, la creencia en un Dios lejano o su ausencia. Carga contra aquellas religiones, como el cristianismo, que están orientadas hacia el poder. Las filosofías orientales le permiten entonces enfocar una espiritualidad híbrida mucho más íntima, personalizada y basada en el propio sujeto.

 

Salvador Pániker.

Salvador Pániker.

En definitiva, un libro repleto de humanidad y sabiduría que trata de conciliar escritura y vida, la obra fundamental de uno de los más desprejuiciados, lúcidos y fascinantes ensayistas en lengua española. Pàniker es una de esas personas cuyas palabras hacen pensar en lo que se ha vivido, en lo que se es, en lo que queda por hacer en la vida, en el camino que se recorre, en aquello que ayuda a crecer, a sentir…

 

Diario de otoño.  Salvador Pániker.  Editorial Mondadori, 2013.  384 páginas.  19,90 €

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.