La influencia de Picasso en los artistas post-Picasso

Por Carlos Toribio Gómez.

 

Post-Picasso, reacciones contemporáneas

Museo Picasso de Barcelona

C/ Montcada 15-23, Barcelona

Hasta el 29 de junio  

 

Atul Dodiya El nombre de Picasso no significa únicamente una persona y una obra. Picasso podría decirse que es una leyenda, casi podríamos decir que un mito. Encarna desde hace mucho tiempo el genio en el arte moderno, además de poder encontrarlo entre los ídolos, y como tal, están sujetos a las contingencias del tiempo, aunque algunos perduran y se vuelven clásicos, y en Picasso es inimaginable que pierda su enorme popularidad. Posiblemente, ocurre todo lo contrario.

Para comprender mejor la figura magnificente del artista malagueño, sólo hay que mirar hasta qué punto sus precursoras innovaciones y los detalles de su trabajo actuaron e influyeron sobre los artistas. Es aquí, y por primera vez, que el Museo Picasso de Barcelona, realiza la primera exposición consagrada a mostrar la importancia de Picasso en el arte contemporáneo, desde su muerte hasta la actualidad, bajo el título “Post-Picasso, reacciones contemporáneas”.

La exposición comisariada por Michael FitzGerald, no incluye ninguna obra de Picasso, sino que se encuentra dedicada a cuarenta y un artistas de doce países, y la muestra expositiva se encuentra representada a través de video y fotografía, además de la pintura, el grabado y la escultura, con un total de cincuenta y ocho obras. El recorrido se divide en seis ámbitos, comenzando por la relación con la obra del “Guernica” de 1937, el cubismo, “Les Demoiselles d’Avignon”, la época azul y rosa, la obra última y finalmente el surrealismo.

Basquiat

El recorrido de esta exposición temporal que podremos encontrar del 5 de marzo al 29 de junio, comienza con diferentes obras influenciadas por el famoso cuadro de Pablo Picasso el “Guernica”, pintado en los meses de mayo y junio de 1937. Tal como dijo en su día el artista: “No, la pintura no está hecha para decorar las habitaciones. Es un instrumento de guerra ofensivo y defensivo contra el enemigo”. Hoy en día, la repercusión internacional de la obra sigue siendo espectacular, sobresaliendo el tema humanitario del mural y su popularidad. Es así, que nos encontramos con la primera pieza de la exposición, “Proyecto Mahabharata. Ganga Jamuna” de Maqbool Fida Husain de 1971. El reto del artista indio era encontrar una concepción plástica capaz de transmitir la amplitud espiritual de la epopeya. Mahabharata es uno de los grandes poemas épicos hindús.

El otro gran cuadro de Picasso, son “Les Demoiselles d’Avignon” pintado en 1907. Con esta pieza pictórica se sigue debatiendo entorno a la cuestión de la originalidad en el arte moderno occidental y las complejas cuestiones sobre las relaciones multiculturales en el mundo actual. Kahnweiler, en su momento, pese encontrarlo inacabado y carente de unidad, vio en él de inmediato una titánica y desesperada lucha con la totalidad de los problemas formales de pintar, y saludó a este cuadro como “el comienzo del cubismo”. Además, constituían un triunfo de la forma sobre el contenido y posiblemente es una de las pocas pinturas que se dirige al espectador con una intensidad espectacular (posiblemente “Las Meninas” es el otro cuadro que se pueda equiparar a las “Demoiselles”). Vinculada al cuadro de Picasso de 1907, Chéri Samba realizo el tríptico “Quel avenir pour notre art?”, y se trata de una reflexión compleja sobre la situación de los artistas africanos contemporáneos, además de tener como tema explicito el legado de Picasso. Cada tela de Samba combina escenas pintadas de forma realista con textos (“Oui, mais…ce Museuu d’Art Moderne n’est-il pas raciste???”).

Cheri samba

Jean-Michel Basquiat también realizaría diferentes composiciones vinculadas a la obra de Picasso. En 1983, pintaría un tríptico “Sin título” que hace referencia directa al cuadro del malagueño que se expondría por primera vez en 1916 en el Salon d’Antin. Basquiat, artista afroamericano, trabajó en este tríptico las innovaciones formales de Picasso y es una obra que tenía relación con la cultura negra contemporánea (sobre todo, el jazz, los deportes y la vida de las drogas en la calle).

En el ámbito que hace referencia al movimiento artístico desarrollado entre 1907 y 1914, el cubismo, sobresale la relación de Guillermo Kuitca con el movimiento encabezado por el mismo Picasso, Braque y Juan Gris. Kuitca tendrá un gran diálogo con éste, y realizará combinaciones de estructuras geométricas y de passage que caracterizaba el estilo. Alumno de Joaquín Torres-García, y relevante figura del arte latinoamericano, realizará varias versiones plásticas vinculadas a Picasso. Y la obra de Zhang Hongtu “Nido de pájaro al estilo cubista” (2008), utilizará una confrontación singular entre un estilo visual de principios del siglo XX y la política del siglo XXI.

De la época azul y rosa, un siglo después que Picasso pintase las obras correspondientes a estas épocas, algunos artistas han convertido estas obras en el centro de sus creaciones. Así encontramos al brasileño Vik Muniz, o la recreación de personajes histriónicos como los saltimbanquis y arlequines relacionados con la problemática relación de los artistas con la sociedad. El holandés Folkert de Jong realiza “Círculo de confianza” (2007) con productos derivados del petróleo para crear un grupo de figuras que nos evocan a los artistas del circo de Picasso. Rachel Harrison juxtapone figuras picassianas con la cantante Amy Winehouse en una reflexión sobre la naturaleza de la experiencia artística.

Rachel Harrison

Finalmente, encontramos los ámbitos que pertenecen a las últimas obras que realizó el artista y al Surrealismo. De estas salas sobresale la escultura “Picasso” de Marisol Escobar en 1977. Esta obra pertenece a una serie de homenajes que quiso hacer la artista venezolana a artistas que ella misma admiraba, tales como Marcel Duchamp o Georgia O’Keeffe. Quiso representar a Picasso con edad avanzada y sentado, así era un lugar para descansar en esta etapa de la vida. En esta misma sala sobresalen “Cabeza (según Picasso)” de Andy Warhol o “Sin título (Pablo Picasso)” de Basquiat, o también las obras de George Condo.

Para finalizar los ámbitos expositivos, de la parte surrealista, encontramos “El meteorito cae sobre la cama de Picasso” de James Rosenquist, realizado entre 1996-1999. Se trata de una pieza con contrastes anárquicos, sobresaliendo la esfera roja de la parte superior de la composición, como el somier medio quemado y los cactus, aludiendo a la zona andaluza.

Por tanto este recorrido de dos plantas nos ofrece la amplia huella de Picasso en el arte del siglo XX y del siglo XXI. Además, como se ha dicho anteriormente, sin encontrar expuesta ninguna obra del artista malagueño, aunque siempre en unión a las piezas expuestas en el museo dentro de su colección permanente, asi creando un dialogo y un feedback entre permanente y temporal. Así, y algunos artistas ya se han ido citando, encontraremos representados a Vik Muniz, Jasper Johns, Daniel Boyd, Sean Scully, Georg Baselitz, Banksy, entre otros muchos. Pero no solamente, son los artistas vinculados al arte los que rinden homenajes a Picasso, sino el mundo de la música también lo hace y así se puede observar. Anteriormente, se ha mencionado a la cantante londinense Amy Winehouse, pero el cantante de rap Jay-Z, en 2013, ofreció su particular reflexión sobre el mundo del arte y el mundo de la música evocando el diálogo de Basquiat con Picasso. En su performance musical decía: “No cuesta nada de ver, soy el nuevo Jean-Michel (…) Cuanto tiempo habrá que esperar para conseguir que veáis que soy el Pablo de hoy, el hijo de Picasso”.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.