“Recuérdame que te odie”, Álex de la Iglesia se pasa a la novela

«Existe una trama, digamos, una historia racional, sensata, que cubre la realidad como una moqueta, proporcionándole un confortable aspecto. Bajo esa moqueta, sin embargo, se asientan el polvo, los ácaros, desperdicios de comida, fragmentos arrancados de las uñas de los pies, cucarachas. Ahí también, bajo la moqueta, la verdad, asustada y frágil, se cobija».

Recuérdame que te odie, de Álex de la Iglesia.

Recuérdame que te odie, de Álex de la Iglesia.

Actualidad editorial:

Álex de la Iglesia, afamado director cinematográfico y presidente de la Academia de Cine entre 2009 y 2011, retoma un oficio, el de escribir, y un género, la novela satírica y de humor, que siempre le han atraído. Ya se inició el pasado 2009 con Payasos en la lavadora, precuela de la novela que ahora lanza Recuérdame que te odie (Editorial Planeta, 2014). El autor despliega en este libro una auténtica catarata de imágenes a cual más impactante y desternillante. Carreras, persecuciones, accidentes sin fin, atropellos, heridos, mulas ciegas y matonas nigerianas, todo un despliegue de imaginación y sentido del humor con un impresionante y sorprendente colofón final. Una novela que seguro gustará a los amantes del humor negro español, del comic, de los juegos de rol, de lo truculento, de las historias donde nada es lo que parece y por supuesto, de la filmografía de un Álex de la Iglesia en permanente estado de gracia.

«La vida es un guión absurdo con un primer acto que promete mucho y un segundo que no acaba nunca. El tercero no existe, y en caso contrario o lo reconoces como tercero; para la mayoría es el segundo y para algunos ambiciosos, el primero».

Bruno Kosowski, dibujante uruguayo de revolucionarios comics y emocionalmente desequilibrado, ha desaparecido. Tendría que haber entregado ya el original de su nueva obra, así que su editor, el neurasténico e irritable Rubén Ondarra, comienza su alocada búsqueda. Cuando entra en su casa lo que encuentra es un piso destrozado y revuelto. Rubén decide entonces investigar su desaparición buscando claves en los objetos que Kosowski tiene en su mesa, entre ellos un dibujo realizado por Bruno que representa dos viñetas misteriosas, y Melancolía, el misterioso grabado de Durero ocupando la pantalla de su ordenador. Comenzará entonces para Rubén una peligrosa carrera por el Madrid más demente y canalla para intentar hacer que encajen todas las piezas del rompecabezas.

El autor se vale del humor para sacar a la luz los trapos más sucios y surrealistas de nuestra sociedad. Se ríe de sí mismo, de todo y de todos con una ironía feroz que, en ciertos momentos, sin embargo, tiene un tinte melancólico. Uno de los aciertos de esta novela es su protagonista-narrador, un demente paranoico y encantador que lo mismo habla de Spinoza mientras una prostituta le aprieta los testículos, que cita a Borges y a San Isidoro, o bucea en la mitología griega buscando arquetipos modernos mientras intenta escapar de unos matones atropellando a su paso a quien se ponga por delante.

.

Álex de la Iglesia (Bilbao, 1965) es director, productor y guionista de cine. Licenciado en Filosofía por la Universidad de Deusto, en 1991 realiza su primer corto como coguionista y director, Mirindas asesinas, que acaparó premios en numerosos festivales. Acción mutante (1993) su primera película fue doblemente galardonada en el Festival de Cine Fantástico de Montreal y consiguió tres premios Goya. A esta película le siguió El día de la bestia (1995), que cosechó seis goyas. Desde entonces, Álex de la Iglesia ha ido sumando éxitos muy variados, tanto en temas como es repartos, oscilando entre producciones ambiciosas destinadas a un público internacional, y otras más apegadas a la tradición española, con toques de esperpento y humor negro. Destacan Perdita Durango (1997), La Comunidad (2000),  800 balas (2002), Crimen ferpecto (2004), Los crímenes de Oxford (2007), Balada triste de trompeta (2010), ganadora del León de Plata a la mejor dirección y mejor guión en el Festival de Venecia,  y  Las brujas de Zugarramurdi (2013).

.

Recuérdame que te odie.  Álex de la Iglesia.  Editorial Planeta, 2014.  352 páginas.  19,00 €

.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.