Mark Aspinall, frecuencia artística

Categoría: Arte,Monográficos,top1 | y tagged con |

Por Paloma Rodera.

 

GLASSTAR_16821Con un calor de cuarenta grados mientras espero en el coche,  Aspinall me dice en italiano con un marcado acento inglés “¿Quieres pasar a ver el estudio?” Me ofrece una limonada y comienza la visita por el mundo secreto del escultor.

Aspinall es un artista inglés afincado en Calabria, al sur de Italia. Hace unos días tuve la oportunidad de ver su estudio y hablar de aquello que le movía a crear. Metros cuadrados diáfanos interrumpidos por la armonía geométrica y cromática de sus obras. Cabezas de caballo, estrellas de cristal, formas cóncavas de barro refractario,… Acudir a este tipo de espacios es casi una invasión a la intimidad del proceso creativo y, por tanto, un privilegio que cuando se ofrece uno no puede dejar escapar.

Pero detengámonos en la motivación que hay detrás de sus esculturas. La obra de Mark Aspinall está unida lo que ha experimentado en su biografía. Habla de las dimensiones que configuran a la persona divididas en cinco, entendidas como espacios: la persona, la personalidad en la que influye la cultura, la comunicación, su situación geográfica y  la materia física. La combinación de estas cinco dimensiones es el objeto de su obra. La pregunta con la que inicia su labor de investigación es cómo disponerlas espacialmente. Y así, con la tridimensionalidad que ofrece la escultura, unida al uso de la geometría, comienza un viaje apasionante por formas y colores.

Mark habla de lo importante que fue para él el cambio cultural que experimentó al trasladarse a Italia. Símbolos de buena y mala suerte cambiados de un país a otro que le hicieron reflexionar sobre aquellos enfoques culturales que nos definen.

En cuanto a la geometría en sus piezas, él parte siempre de figuras que son identificables a un primer golpe de vista. Nos hace notar la dificultad en la percepción de un hexágono, del que debemos contar sus lados para identificarlo, mientras que es completamente diferente la inmediatez de visualización de un triángulo.

Aspinall ha estudiado cerámica en el Royal College of Art de Londres y en el Mancheter Polytechnic. Ha sido profesor de esta materia en distintas escuelas de Inglaterra e Italia. Ha participado como escenógrafo en el montaje teatral “Lettera al Padre” de Pasquale Squittieri en Roma. Su obra puede verse en el Museo de Historia Natural de Grosseto y otras instituciones públicas italianas, así como en museos de arte contemporáneo de Egipto y Austria.

El aspecto más emocionante de la obra de este escultor es sin duda su investigación, que no deja de ser universal, tocando aspectos de la configuración de la identidad a través de la cultura, y que en sus piezas se traduce en una explosión de color y  formas que envuelven al espectador.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.