“El regreso de El Lobo”, Fernando Rueda recupera el pulso de aquel infiltrado en ETA

Categoría: +Actual,Al filo | y tagged con | | |

«Todavía hoy, cuarenta años después, se dice que todos los etarras llevan en su pistola una bala preparada por si se lo encuentran».

El regreso de El Lobo, de Fernando Rueda.

El regreso de El Lobo, de Fernando Rueda.

Actualidad editorial:

A principios de la década de los 70, Mikel Lejarza, alias El Lobo, fue captado por el servicio secreto para infiltrarse en ETA. Su operación terminó con doscientos terroristas entre rejas y la estructura de la banda terrorista desmantelada. Tras aquella misión -de la que posteriormente tendría noticia toda España a través de numerosos reportajes, libros y documentales elaborados por toda clase de periodistas y escritores, así como de la película El Lobo-, el infiltrado pasó definitivamente a la clandestinidad, llegando a someterse a una cirugía estética para alterar su rostro y cambiar de identidad e iniciar así una nueva vida lejos de posibles venganzas. Sin embargo, aun cuando siguió infiltrándose en grupos mafiosos y terroristas, su estela se fue desvaneciendo, hasta convertirse en una de las mayores leyendas de la historia del espionaje español. Pero, si cayó el protagonismo público de Mikel Lejarza, el escritor Fernando Rueda lo resucita en El regreso de El Lobo (Roca Editorial, 2014), un thriller de espionaje comparable a los mejores del género.

«A mediados de los años 90, Al Qaeda se percató de que Internet era la mejor de las palomas mensajeras (…). Le encargaron tejer una red que no pudiera ser detectada por sus enemigos, con la ventaja añadida de actuar desde un país nada sospechoso de apoyar al terrorismo. Cuando se produjeron los atentados del 11-S, contaban con poco más de mil soldados, pero con una organización en Internet de una envergadura capaz de transmitir sus ideas a todo el mundo y movilizar a millones de simpatizantes».

El regreso de El Lobo está ambientada treinta años después de la gran gesta realizada por Mikel Lejarza en el País Vasco. Cansado de tantos años de infiltración y decepcionado por el trato recibido por el gobierno español, El Lobo ha decidido poner tierra de por medio y se ha instalado en Dubái, donde ha adoptado la identidad falsa de Sharif y donde trabaja como especialista en Internet para una célula de Al Qaeda. Mikel Lejarza no tiene ninguna intención de unirse a la yihab, ni tampoco apoya los recientes atentados, pero su amistad con Karim Tamuz, un musulmán próximo a los planteamientos radicales, hacen que acabe colaborando, aunque sea tangencialmente, con la organización terrorista.

Por otro lado, la agente de la CIA Samantha Lambert tiene la misión de localizar y acabar con Bin Laden, el terrorista más famoso de toda la Historia, sino también finiquitar todas las células de su organización. Su investigación le lleva hasta Karim Tamuz e, inevitablemente, hasta El Lobo. Una llamada al CESID hará que Frédéric Leblanc, ex agente de los servicios secretos españoles, regrese del pasado para ir a la búsqueda del que antaño fuera su pupilo, El Lobo. Leblanc tratará de convencer a Lejarza para que se convierta en el infiltrado de la CIA dentro de la organización islamista, pero el español quedó tan asqueado de su relación con los gobiernos occidentales que rechazará el ofrecimiento… Hasta que se entere de que los yihadistas preparan un nuevo atentado en Nueva York. Un atentado que hará que el de las Torres Gemelas parezca un chiste a su lado.

«La vida de un infiltrado, y Mikel lo ha sido más tiempo que ningún otro, exige una disociación en el comportamiento. Vive situaciones potencialmente peligrosas que no son realmente las suyas. Tiene que creerse otra identidad, identificarse con sus enemigos y desidentificarse de sus amigos, lo que le lleva a ser enemigo de sí mismo».

Con estos elementos compone Fernando Rueda un thriller que recorre los puntos calientes del yihadismo internacional (Dubái, Arabia Saudí, Nueva York, Afganistán, Pakistán…) y que atrapa al lector desde la primera página. El regreso de El Lobo no es sólo un thriller contemporáneo, sino también un profundo análisis psicológico sobre la mentalidad de un hombre que se ha pasado casi toda su vida infiltrándose en las organizaciones más peligrosas del planeta. Fernando Rueda es una autoridad en materia de espionaje. Desde el inicio de su carrera periodística, ha centrado sus investigaciones en los servicios de inteligencia españoles y sus libros de no ficción, así como sus artículos y reportajes, lo han situado a la cabeza de los expertos en agencias secretas. Sin embargo, en esta ocasión Fernando Rueda tira de imaginación para entregarnos una novela que rescata la figura de uno de los espías más famosos de nuestra historia reciente, precisamente cuando ahora se cumplen 40 años de su infiltración en ETA: El Lobo.

 

El regreso de El Lobo.  Fernando Rueda.  Roca Editorial, 2014.  368 páginas.  17,90 €

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.