Entrevista a Karol Scandiu

Categoría: Novela | y tagged con | |

Por Monty Brox.

1384153_10200473018095888_641246335_n (1)Hoy tenemos el placer de contar con Karol Scandiu, escritora y diseñadora gráfica, para poder comentar con ella su novela El diario oscuro. Una historia que en un principio puede parecer no muy distinta a tantas otras, donde los vampiros y los humanos cruzan sus vidas, pero que en esencia dista mucho de estas.

En El diario oscuro conoceremos a Jane, una chica con un pasado inmediato devastador, que hará que al conocer a los vampiros protagonistas nos planteemos seriamente quiénes son los verdaderos monstruos, ya que la crueldad que desprenden los humanos con los que Jane ha tenido la mala suerte de coincidir en vida, y su crueldad, dan más miedo que cualquier ser sobrenatural. Y eso que Phil y Malrron, los nosferatu protagonistas, no son para nada unos especímenes edulcorados. Por ello, El diario oscuro, no es una novela romántica amable, sino que está cargada de dramatismo del bueno, del que pone los pelos de punta. Por tanto, no es una historia más de amor o de vampiros, sino una historia profunda y que marca con vampiros y con amor.

P.- Ante todo, Karol, darte las gracias por acompañarnos hoy. Para quienes no te conozcan deja que te hagamos una serie de preguntas rápidas: ¿Básicamente, quién es Karol Scandiu? ¿Qué te impulso a empezar a escribir? ¿Qué te inspira a la hora de ponerte en marcha para crear historias? ¿A qué dedicas el tiempo libre?

R.- Muchas gracias a ti, Monty, y a Culturamas por concederme este espacio y esta entrevista.

Empecé a los diez años. Supongo que eso ya se ha dicho y mucho, pero en mi caso, era un escape del mundo en general sobre todo en la adolescencia; agarraba mis libretas y escribía poemas. En ellos le daba palabras a todo lo que me pasaba por la cabeza, hasta que sobre los 15 años, empecé a escribir relatos e historietas cortas. Ya entonces, en ocasiones tenía tantas ideas (que sigo yendo por el mismo camino, tantos guiones que en ocasiones no sé ni por dónde empezar), que no podía evitar hacerlo. Pero no fue hasta cosa de 6 años, al regresar a España, cuando decidí rescatar esa pasión y empezar a darle cara de verdad a mis ganas de crear mundos.

La inspiración me llega (casi) siempre en el momento “menos” apropiado. O lo que viene a ser lo mismo, cuando le da la real gana; una canción, un paisaje, un pensamiento, y siento la necesidad de empezar una historia.

En mi tiempo libre soy madre, ama de casa, lectora, y artista. Me dedico a mis hijos y mi familia, y en huecos a crear mis miniaturas y dibujar.

1412794_10200929983719743_2049696102_oP.- Jane, tu protagonista, ha tenido una vida, a su corta edad, durísima. Tanto que al encontrarse con Philip da la sensación de que se ha encontrado con un ángel de la guarda en lugar de con un vampiro. Aunque me parece que la cosa es recíproca. ¿Me equivoco al pensar que en realidad se salvan el uno al otro? ¿Qué lugar ocupa en esta relación para ti Malrron?

R.- Es mutuo, le has dado en el clavo, Monty. Philip rescata a Jane de sus demonios, algo que, a lo largo de la obra, vemos que las heridas cicatrizan, pero nunca se olvidan; pero él logra que ella confíe en alguien, y él… él logra volver a sentirse “vivo”. Sentir, a secas, volver a sentir y no renegar, como llevaba siglos haciendo, de su propia existencia. Se salvan entre ellos, y Malrron es un “daño colateral”, un sanguinario y sediento ser que no cree en nadie más que en él mismo, pero Jane necesita toda la protección, y él, sin saberlo, la necesitaba a ella para no terminar por convertirse en el monstruo que se creía.

P.- La dureza de muchos pasajes, tanto de la vida anterior de Jane como de la “vida” nocturna de Philip y Malrron, contrastan de manera magistral con los párrafos cargados de sentimiento y sensibilidad profunda que se dan dentro de este trío-no-trío. Tienes una destreza abrumadora para poner la piel de gallina al lector. Una de las cosas que más me han gustado es lo bien que distingues, tanto en vocabulario y forma, la descripción de una violación en comparación con la manera en la que recreas una escena de sexo explícito consentido y cargado de sentimiento. ¿Te costó mucho esfuerzo marcar estas diferencias a la hora de plantear las escenas? Porque realmente quedan diferenciadas por completo.

R.- ¡Y me acabas de sacar los colores! Muchas gracias, para mí el mayor premio es lograr que el lector se emocione… y así puedo contestar a tu pregunta: para ser directo no se necesita ser soez, hablar de sexo no es lo mismo que ser vulgar. No me “costó” distinguir las escenas, porque en cada una iba cargada con una clase de sentimientos distintos. Si había odio o amor, esa fuerza de por sí marca la escena el cómo la describo.

P.- Queda claro que El diario oscuro no es una novela juvenil, ya que la crudeza de los recuerdos de Jane, y la sangre que se desborda a manos de los vampiros, no son aptas para todas las sensibilidades. ¿De qué manera te afecta escribir este tipo de pasajes? ¿Son más difíciles las escenas de crueldad humana o las de los vampiros y sus víctimas? ¿Tomas otras historias como referencias, te documentas, o sale todo directamente de tu imaginación?

10006993_10201436039530822_1827098820_nR.- Te contestaré al revés con tu permiso (risas): Todo sale de mi cabeza. De hecho, cuando estoy escribiendo un género en concreto, no me gusta leer nada que tenga que ver con ello; siento como si me “contaminara” leyendo, por ejemplo a Anne Rice, porque quiero ser yo y mis vampiros a mí manera (y mira que me encanta Lestat) (risas).

Y sí, me afectan, y así te contesto las dos primeras: Cuando escribo una escena de violencia, me es difícil no sentirla en mi, sale de mi mente, la estoy dibujando antes de describirla, pero nada comparado a describir el ataque de un vampiro al de un ser humano. Sin lugar a dudas, cuando la crueldad humana está en mi teclado, lo noto más.

P.- Tu manera de narrar es sencilla y directa, pero para nada simple. Con descripciones en su justa medida y diálogos interiores que te hacen sentir dentro de las páginas. Es muy posible que quien te lea no pueda imaginarse que el castellano no es tu lengua materna. Dominas perfectamente el idioma tanto hablado como escrito, incluso dominas la ortografía y las reglas gramaticales, pudiéndote considerar bilingüe. ¿Escribes directamente en español, o creas borradores en portugués? ¿Has realizado algún curso o eres autodidacta?

R.- Cuando llegué a España quería escribir. Lo necesitaba. Pero no quería hacerlo en portugués. Estaba aquí, quería aprender el idioma, y poder escribir correctamente, no solo hablar. Empecé a leer sin parar, y cuando decidí escribir en castellano fue cuando empecé mi propia “escuela personal”. Una anécdota sobre ello, mis viajes en metro de camino al trabajo: rodeada de personas leyendo sus libros, y yo con un pedazo diccionario que no me cabía en el bolso mientras se asomaba desde mi bolsa con el almuerzo uno que otro ejemplar de libros gramaticales. Autodidacta nivel “no tengo vergüenza de leer lo que sea” (risas).

No escribo en portugués, no desde que llegué aquí. Necesita mi cabeza centrada en el idioma, aprenderlo, y me propuse un reto: traducir todo lo que pensara o leyera al español. Y a día de hoy me ocurre, como con el inglés, que todo lo traduzco al castellano de manera automática.

P.- Tus personajes son profundos, diferenciados y perfilados con profundidad. ¿Con qué tres palabras describirías a cada uno de ellos? ¿Si fueran un animal cual serían?

R.- Jane: Miedo. Fuerza. Luz. Un animal para ella… una gata.

Philip: Soledad. Pasión. Eternidad. Un animal para él… un águila.

Malrrón: Frenesí. Posesión. Destrucción. Un animal para él… un lince.

1450304_10200757071397043_1206784528_nP.- La temática vampírica no es la protagonista en esta historia. ¿Qué fue lo que te impulsó a usarlos como medio para demostrar que los verdaderos monstruos no tienen colmillos?

R.- Soy una enamorada de los vampiros. De forma bucólica y precisa, estos seres sobrenaturales de las sombras siempre han sido sinónimos de poder y pasión para mí. Cuando empecé El Diario Oscuro, Philip era el protagonista de la historia… pero el protagonismo le duró dos páginas, porque cuando Jane entró en escena, la historia se reescribió antes mismo de empezar, y estuve segura de si quería traer monstruos que la salvaran de los verdaderos monstruos, no podrían ser otros que nuestros amigos con colmillos y sed de sangre.

Sepamos un poco más de ti como escritora y lectora con una ronda rápida de preguntas.

P.- ¿En qué novela te gustaría vivir eternamente?

R.- Juan Salvador Gaviota de Richard Bach.

P.- ¿Qué libro te arañó el alma?

R.- Verónica Decide Morir de Paulo Coelho.

P.- ¿Cuál fue el primer libro que recuerdas haber leído? ¿Y el último?

R.- El Primer fue “Juan Salvador Gaviota (Richar Bach)” y el último hace unos días que terminé “El Juego de Ripper (Isabel Allende)”.

P.- ¿Libros en papel o digitales?

R.- El olor del papel y la facilidad del ebook… ambos.

P.- Un escritor, ¿se nace o se hace?

R.- Un escritor, escribe.

Novedades Agosto Ya a la Venta El Diario Oscuro 1P.- Auto-edición, ¿masificación u oportunidades para todos?

R.- Escribir es un don y un derecho. Con sello o sin él, hay lectores de sobra en el mundo para todos los gustos, géneros, colores y versiones digitales. Debería de tomarse como oportunidad cuando (sobre todo en la actual situación del panorama editorial), son pocos las editoriales que apuestan por los noveles.

P.- ¿Qué se siente al terminar una novela o historia?

R.- No hay palabras. Seguramente la entrevista sería eterna, Monty… (risas).

P.- ¿Tienes manías a la hora de escribir?

R.- Un par de ellas: mis cascos, con o sin música, pero esa sensación de “vacío” en mis oídos, la necesito. Y música sí o sí a la hora de repasar o corregir mis textos.

P.- ¿Qué es lo que te hace decidirte a la hora de comprar un libro?

R.- La sinopsis y la portada a partes iguales. El diseño de la cubierta es lo primero que llama cuando ves el libro, y luego, la sinopsis es la que te agarrará y no dejarás que te marches sin él.

P.- ¿Cómo es trabajar como portadista y diseñadora para otros compañeros escritores?

R.- Siempre es una experiencia nueva. Cada obra es como un hijo para su autor, y poder darle cara a ese sueño, es forma parte de algo inolvidable. Me encanta ilustrar y poder hacer portadas, sobre todo cuando logras captar el alma de la novela y el autor lo ve plasmado en tu diseño.

P.- ¿Si solo pudieras hacer una de las dos cosas, escribir o diseñar, con cuál te quedarías?

R.- Escribir. Siempre escribir.

1976984_10202518859386215_569999758_nP.- De nuevo mil gracias por dedicarnos tu tiempo, y para terminar cuéntanos: proyectos a la vista, trabajos próximos en ver la luz…

R.- En los próximos meses saldrán al menos cinco antologías más en las que he tenido el honor de participar junto a otros autores, y en solitario, estoy trabajando en la continuación de la Saga El Diario Oscuro, también en una obra que está en su proceso de corrección y lo único que puedo adelantar es que vuelvo al paranormal/romántico/adulto, otra obra que junto a un gran ilustrador y amigo Daniel Medina esperamos se convierta en una novela ilustrada, y además, estoy en proceso de escritura de una antología a dos manos con mi amigo y compañero de letras Miguel Ángel Naharro, titulada Hotel Pandemonium y que será publicada con la editorial Dlorean. Pero no puedo dejar de escribir, así que si me repites esa pregunta la semana que viene, lo mismo te contesto algo más… (risas)

Muchas gracias a ti, Monty. Ha sido un honor participar y la entrevista una delicia de contestar. Muchísimas besos y abrazos a todos los lectores… lo leemos a la vuelta de la página, queridos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.