“Alabardas”, el libro inacabado de José Saramago

Categoría: +Actual,Al filo,top2 | y tagged con | | |

«Siempre ha habido guerras y siempre las habrá, dijo artur paz semedo en un tono innecesariamente doctoral, el hombre es un animal guerrero por naturaleza, lo lleva en la masa de la sangre».

portada-alabardas_med

Alabardas, de José Saramago.

José Saramago, el escritor portugués más leído del mundo continúa vivo. Alabardas es una profunda reflexión sobre la industria del armamento y el tráfico de armas.

Actualidad editorial:

Antes de su muerte, José Saramago había ya escrito tres capítulos de lo que sería su próxima novela, que dejaban esbozados el nudo argumental, perfilados los dos protagonistas y, sobre todo, planteadas nuevas preguntas en su permanente y comprometida vocación de agitar conciencias. Alabardas, alabardas, Espingardas, espingardas sale ahora publicada por Alfaguara en una edición especial ilustrada con grabados de Günter Grass y textos del poeta y ensayista Fernando Gómez Aguilera y de Roberto Saviano, periodista y escritor italiano. Pero, ¿qué le quedaba por decir a José Saramago? O, como apunta Fernando Gómez de Aguilera en el texto escrito a propósito de Alabardas y que forma parte también de esta edición, “¿qué puerta le quedaba por abrochar en el edificio de su obra, en su recorrido por las facetas del mal y el error humano, al final de su vida? ¿Qué apremio sentía?”.

«Como se está viendo, el sujeto en cuestión es un interesante ejemplo de las contradicciones entre el querer y el poder. Amante apasionado de las armas de fuego, jamás ha disparado un tiro, ni siquiera como cazador de fin de semana, y el ejército, ante sus evidentes carencias físicas, no lo quiso en sus filas».

Saramago escribe la historia de Artur Paz Semedo, un hombre fascinado por las piezas de artillería y gris empleado en una fábrica de armamento, que intrigado por el sabotaje de una bomba durante la Guerra Civil española, e incitado por su exesposa –una mujer con carácter, inteligente y pacifista–, emprende una investigación en su propia empresa. En él se despierta un debate íntimo entre la ceguera impuesta por el miedo heredado y la necesidad del compromiso. La evolución del pensamiento del propio protagonista sirve para reflexionar sobre el lado más sucio de la política internacional, un mundo de intereses ocultos que subyace a la mayor parte de los conflictos bélicos del siglo XX. También sirve de inspiración para que Fernando Gómez Aguilera y Roberto Saviano den continuidad a estas páginas y ofrezcan su particular punto de vista sobre las cuestiones que dejó planteadas José Saramago.

«Por muchos años que viva, y es lo suficientemente joven para vivirlos, artur paz semedo nunca olvidará ese día, el solemne momento en que se levantó de su mesa de contable para bajar a las profundidades del ignoto pasado».

Meses antes de su muerte, José Saramago sintió una vez más el impulso vital de reflexionar desde la ficción sobre una de sus mayores preocupaciones: la violencia ejercida sobre las personas y las sociedades, que las convierte en víctimas y les impide ser dueñas absolutas de sus vidas. El resultado de este impulso es Alabardas, alabardas, espingardas, espingardas, una huella emocionante del inagotable espíritu de lucha de José Saramago y su última voluntad narrativa. Esta edición especial incluye las notas de trabajo de Saramago, en las que el autor plantea cuál sería el final de la historia narrada.

 

José Saramago (1922-2010) es uno de los escritores portugueses más conocidos y apreciados en el mundo entero. Es autor, entre otros títulos, de Memorial del convento, La balsa de piedra, Ensayo sobre la ceguera y Claraboya. Además del Premio Nobel de Literatura 1998, Saramago fue distinguido por su labor con numerosos galardones y doctorados honoris causa.

 

Alabardas.  José Saramago.  Editorial Alfaguara, 2014.  152 páginas.  17,00 €

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.