J. L. Rod lanza “La suerte de los irlandeses”, primer caso de Pat MacMillan

Categoría: +Actual,Al filo |

«–«La soledad es el patrimonio de todas las almas extraordinarias», dijo Schopenhauer –le comenté con la clara intención de dar por concluida la charla. Hay que tener muchos cojones para seguir dándole vueltas a un tema después de apelar a un filósofo alemán».

irlandeses

La suerte de los irlandeses, de J. L. Rod

Pat MacMillan, el investigador políticamente incorrecto que ha conquistado a miles de lectores. Un thriller trepidante sobre los últimos años de ETA.

Actualidad editorial:

Llega a las librerías La suerte de los irlandeses (Ediciones B, 2014) el primer libro de J. L. Rod, inicio de una serie de novelas negras protagonizadas por el agente Pat MacMillan. Tras vender más de cincuenta mil ejemplares en Amazon, esta vibrante y visual novela inicia un nuevo recorrido, ahora en papel. J. L. Rod es un prestigioso guionista que tras muchos trabajos para cine y televisión decidió pasarse a la escritura de thrillers. En esta ocasión su carismático protagonista tiene que buscar a un etarra infiltrado en la organización donde trabaja. MacMillan es un investigador intuitivo, ácido y políticamente incorrecto, con una irrefrenable tendencia a las frases lapidarias. Un personaje inolvidable que ha conquistado ya a decenas de miles de lectores a través de las páginas de este best seller internacional.

«No pude evitar recordar las palabras de Jay Leno: «Cuando beses a un político recuerda que no solo le estás besando a él, sino también a cada culo que ha besado durante los últimos cuatro años»».

Español de raíces irlandesas, MacMillan trabaja en un departamento del CNI que no tiene nombre ni figura en el organigrama. Se ocupa de las operaciones de las que ningún otro de los tres mil quinientos agentes puede ocuparse, salvo que esté dispuesto a ir a la cárcel por violar en una misma mañana cuatro o cinco artículos del Código Penal. Cuando en pleno día de Nochebuena se dispone a comenzar unas largas vacaciones, MacMillan recibe dos malas noticias. La primera de ellas, que hay un topo de ETA infiltrado en los servicios secretos. La segunda, que el agente elegido por el Gobierno para identificar al topo y cazarlo –vivo o muerto– es precisamente él. Así arranca este emocionante thriller que demuestra que las cosas no son siempre como parecen. O tal vez si…

Caracas, Oslo, Madrid, Cancún, Sur de Francia… Una historia contrarreloj… A través de la investigación del caso, el esclarecimiento de una serie de misteriosos asesinatos en cadena y el intento de desactivación de un inminente atentado terrorista, el lector de este trepidante thriller conseguirá desvelar toda la verdad sobre el caso, que solo llegará al final de un largo, intrincado y apasionante periplo.

 

A la hora de escribir se nota la influencia de esos años trabajando en el mundo del guión: diálogos directos, estructura cinematográfica, climax, punto de giro y mucho ritmo. Una forma inequívoca de atrapar al lector. Cada vez son más los escritores que se pasan a escribir guiones en series de televisión, y los guionistas que se pasan al mundo de la escritura. Papeles que en todo caso parecen solaparse pero no suponer un límite. De hecho Rod ya está trabajando en la adaptación al cine –y a la televisión– de su novela La suerte de los irlandeses, así como en nuevas entregas de la serie de Pat MacMillan.

 

J. L. Rod es guionista de cine y televisión. Desarrolla la mayor parte de su trabajo para la industria de Hollywood y ha participado en algunos de los proyectos de mayor éxito de los últimos años. También ha sido profesor de creatividad y desarrollo de proyectos audiovisuales en varios centros de formación. Actualmente vive a caballo entre un pueblecito de la costa de Cádiz y Los Ángeles, en EEUU.

 

La suerte de los irlandeses.  J. L. Rod.  Ediciones B, 2014.  416 páginas.  17,00 €

.

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a J. L. Rod lanza “La suerte de los irlandeses”, primer caso de Pat MacMillan

  1. Poco menos de la mitad llevaba leído cuando lo dejé. No pude más. Me dije: si me encuentro con otra falta de ortografía o el capullo este vuelve a intentar parecer ingenioso el que va a pasar a la crónica negra voy a ser yo.

    mciutti
    5 octubre 2014 at 21:09 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.