Javier Cercas presenta “El impostor”: «¿Quién ha dicho que la novela tiene que ser ficción?»

«Conocí a Enric Marco en junio de 2009, cuatro años después de que se convirtiera en el gran impostor y el gran maldito. Muchos recordarán todavía su historia».

244_RH29723.jpg

El impostor, de Javier Cercas.

Actualidad editorial:

Javier Cercas presenta estos días su último trabajo titulado El impostor (Literatura Random House, 2014), una nueva experiencia narrativa en la que el autor vuelve a situarse entre la realidad y la ficción para terminar ensanchando los límites de la novela. En esta ocasión el escritor extremeño cuenta la historia de un impostor, Enric Marco, un nonagenario barcelonés que se hizo pasar por superviviente de los campos nazis y que fue desenmascarado en mayo de 2005, después de presidir durante tres años la asociación española de los supervivientes, pronunciar centenares de conferencias, conceder numerosas entrevistas y recibir importantes distinciones. Incluso llegó a hablar y a emocionar a los parlamentarios españoles reunidos en el congreso para rendir homenaje por primera vez a los republicanos deportados por el nazismo. “Marco podría considerarse un rock star de la memoria histórica –concepto que por otro lado considero totalmente desacertado–, un personaje entrañable que se inventó todo un pasado, y que estuvo a punto de ser el único español en hablar públicamente en aquel gran homenaje internacional que hace casi diez años se dio a los deportados. Solo lo frenó Benito Bermejo, un historiador que fue capaz de cuestionar aquella figura y plantear abiertamente la mentira, aquella enorme impostura”, comenta Cercas. “Bermejo demostró que Marco era todo un Maradona de la impostura, que aquel hombre no había llegado a pisar ningún campo de concentración. Había estado en Alemania, sí, pero como trabajador voluntario enviado por el régimen, no como exiliado”.

El caso dio la vuelta al mundo y convirtió a Marco en el gran impostor y el gran maldito. Ahora, casi una década más tarde, Javier Cercas estudia en una novela que es combinación de muchos géneros –narración, crónica, ensayo y biografía–, el enigma del personaje, su verdad y sus falsedades y, a través de esa indagación que recorre casi un siglo de la historia española, bucea en lo más profundo de nosotros mismos: la infinita capacidad para autoengañarnos, el conformismo, la necesidad de afecto… “Una especie de thriller de indagación en medio de una enorme telaraña de mentiras y falsas pistas”, apunta el autor que reconoce en Marco una asombrosa capacidad para el histrionismo. “Aunque lo verdaderamente asombroso era su absoluta normalidad. Si lo mirásemos con una lente de aumento, este hombre representa lo que todos somos: unos mentirosos, en mayor o menor medida. Un hombre que busca ser admirado, que le consideren un héroe. No quiere conformarse con la pobre realidad que vivimos… busca construirse a sí mismo, como si fuese un novelista de su propia vida, de su propio pasado”.

Cercas llega a comparar a Marco con el Quijote: hasta los cincuenta años lleva una vida mediocre, pero decide inventarse una vida civil, un pasado impactante, de héroe, se dota de un bagaje y un nombre que le permite cambiar de vida. Llega incluso a ser nombrado secretario general de la CNT. En este libro Cercas habla de nuestra infinita capacidad de decir que sí a todo, y de nuestra triste incapacidad para decir no. “Aunque lo utilice como excusa, no hablo de Marco en particular sino de todos en general, de nuestra propia impostura, porque todos en el fondo somos un poco impostores”. De cualquier modo, la mentira de Enric Marco no tiene para él ninguna justificación, él mismo se convirtió en una falsedad ambulante.

Mis libros no son novelas históricas, hablan del pasado en la medida en que todavía está presente. El pasado es una dimensión del presente, sin él no puede entenderse. La novela me permite poner en cuestión todas las verdades recibidas. Me permite, como decía Novalis, infiltrarme por las grietas de la historia y poder llegar allí donde ella no alcanza. Porque además, ¿quién ha dicho que la novela tiene que ser ficción?”, comenta un Cercas que reconoce haber encontrado en la historia de este impostor un verdadero tesoro. “Espero haber estado a la altura”.

Cuestionado sobre su idea de memoria histórica, Cercas considera que estamos ante una expresión desafortunada, casi como un oxímoron. “En España se creó la industria de la memoria: ésta se convirtió en un negocio que rendía capitales simbólicos y políticos, hasta el punto de provocar un pasado falsificado, embellecido. No necesitábamos una ley de memoria histórica, sino resarcir realmente a las víctimas (con el dinero de todos); no necesitábamos una ley que no ha servido para nada, solo para sacar réditos políticos”.

Javier Cercas (Ibahernando, Cáceres, 1962) es profesor de literatura española en la Universidad de Gerona. Ha publicado seis novelas: El móvil, El inquilino, El vientre de la ballena, Soldados de Salamina, La velocidad de la luz y Anatomía de un instante. Su obra consta también de un ensayo, La obra literaria de Gonzalo Suárez, y de tres volúmenes de carácter misceláneo: Una buena temporada, Relatos reales y La verdad de Agamenón. Sus libros han sido traducidos a más de treinta idiomas y han recibido numerosos premios nacionales e internacionales, dos de ellos al conjunto de su obra: el Premio Internazionale del Salone del Libro di Torino, en Italia, y el Prix Ulysse en Francia.

.

El impostor.  Javier Cercas.  Literatura Random House, 2014.  432 páginas.  22,90 €

.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.