Gran novedad: dos espectáculos se ensayan a la vista del público

Por Horacio Otheguy Riveira

Dentro de la intensa y riquísima temporada del Centro Dramático Nacional, se presenta esta experiencia apasionante para los amantes del teatro, pues asistir al proceso de creación de un espectáculo, e incluso conversar con la compañía al final, no es algo habitual. Un experimento con profesionales de importante trayectoria al alcance de todos. Por pocos días y a sólo 10 euros la entrada.

Foto-de-Ernesto-Caballero-por-marcosGpuntoUna experiencia inédita con asistencia directa de Ernesto Caballero, director del Centro Dramático Nacional y director escénico de algunos de los más importantes eventos de la casa, como por ejemplo los valiosísimos montajes de Montenegro y Rinoceronte. Ahora el punto de partida tiene el afán de explorar aventuras escénicas muy presentes en diferentes producciones, dentro del Laboratorio Rivas Cherif, un homenaje a un pasado creativo como estímulo para la experimentación presente y futura.

En esta ocasión, la base no puede ser más ambiciosa: la composición dramática de las seis novelas de Max Aub, El laberinto mágico, escritas en México, donde se exilió en 1939 y vivió hasta su muerte en 1972, a la edad de 69 años. Tras peripecias muy dolorosas, el afincarse en México le permitió crear estas obras maestras donde la realidad y la ficción crean una panorámica de un valor extraordinario sobre la guerra civil española.

Lo que el público podrá ver en el Teatro Valle Inclán será el ensayo de una versión cuyos mecanismos continúan explorándose de cara a una eventual producción. Cuantos participan tienen la misma entrega del juego más visceral del teatro: la intimidad de su ensayo diario, donde se enfrentan los artistias a sus fantasmas personales, las indicaciones del director y otros profesionales, y la voz del autor que ha de adquirir tonalidades propias, con el añadido de la mirada y la opinión de un público anónimo.

El espectador se sumerge en una aventura digna de ser repetida en una o varias ocasiones, ya que, aunque dentro de una estructura con una duración prevista de 2 horas, aproximadamente, en cada noche habrá singulares avistamientos con la presencia del director, el autor (José Ramón Fernández), numerosos intérpretes, diseñadores de iluminación, vestuario y escenografía…

La grandeza de estas novelas busca su camino teatral en lo que sería el proyecto más ambicioso del teatro nacional, y un rendido homenaje a un gran escritor al que no se le ha prestado la atención debida —más allá del mundo académico—, por otra parte también dramaturgo muy poco representado en España. [La última función se dio en el Teatro María Guerrero, San Juan (1943), producida por el Centro Dramático Nacional de 1998 dirigido por Pérez de la Fuente].

 foto4_laberinto_margosgpunto

Además, en la Sala Mirlo Blanco, Carlota Ferrer —una mujer de teatro con mucha y variada experiencia (actriz, directora, coautora, productora)— dirige un texto de José Manuel Mora, Fortune Cookie, también con presencia de público y de todos los profesionales imprescindibles para convertir en “real” un proyecto después de minuciosos ensayos: un mano a mano que recorre sentimientos profundos y dolorosos de la vida cotidiana expresados en la compleja estructura dramática de una sala pequeña en la que parece que escuchamos las palpitaciones de los actores (Joaquín Hinojosa, Esther Ortega…). Una aventura intimista que indaga en las emociones más secretas, en torno a la capacidad de amar y ser amado…

Fortune cookie aborda el tema del amor imposible a través de 8 personajes que entrecruzan sus historias y sus vidas en una tormenta de nieve de la que no saldrán ilesos.

foto3_fortunecookie_pedrogato

Fortune Cookie, Sala El Mirlo Blanco del Teatro Valle Inclán, del 9 al 12 de abril. Precio: 10 euros.

El laberinto mágico, Teatro Valle Inclán (sala grande), del 10 al 19 de abril. Precio 10 euros.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.