La misión de escribir

Categoría: Novela | y tagged con | | | | | |

Fco. Javier Clavero Champsaur

Solamente las grandes personas transforman sus sueños en la misión de su vida”

José de San Martín.

Javier-Clavero-ChampsaurSi existe algo que desmotive –y creo que es generalizado—es la ansiedad por lo que consideramos falta de tiempo para escribir. Escribir tenemos claro que es nuestra pasión, una necesidad que muchos de nosotros no sabríamos como definir, sin embargo cuando nos ponemos a ello entramos en una especie de estado de flujo, donde el tiempo parece detenerse, las ideas pasan de la mente –el taller de la imaginación—al papel o pantalla casi como por arte de magia. Estamos tan absortos que no sabemos si hace frio o calor, tenemos hambre o sed. Diríamos que estamos en una dimensión que nada tiene que ver a la que pisamos cuando hacemos otras tareas.

Este estado, que, por qué no podría ser una actitud ante la vida y no solo cuando escribimos. Recordemos que la motivación utiliza a veces recursos y herramientas tal vez un poco peregrinos, pero que sin duda dan resultados extraordinarios –dicho esto–. Un paradigma que podríamos comprar y hacer nuestro es: “Que cómo hacemos algo, acabamos haciéndolo todo” Por lo tanto tengamos cuidado con el entusiasmo que ponemos en todo lo que no sea escribir, ya que si es poco, puede –y digo puede—que cuando nos sentemos a escribir nos falte esa ilusión y fuerza que esperamos tener, por falta de costumbre en lo que hacemos.

Cierto es que no es fácil conseguir esos estados de flujo, cuasi perfectos, para la creación, ya sea literaria, el cuidado de jardines o la construcción de puentes; sin embargo ni son imposibles ni se producen por combustión espontánea. Cuanto más practiquemos mejor. Cuanto más integremos las emociones y sentimientos que nos embargan en esos momentos, más fácil nos será extrapolarlos a nuestro día a día. En definitiva, estamos diciendo que vivamos el presente –el aquí y ahora—aislados del mundo, del pasado o del universo futuro. Si así nos lo vendemos, podremos aumentar nuestra autenticidad en absolutamente todo lo que hagamos.

Siendo mucho más fácil encontrar ese tiempo con su espacio para escribir para hacerlo con la intensidad y atención que pretendemos y merece nuestra pasión. Al igual que cuando instauramos en nuestra mente, en nuestro cuerpo y como no en nuestra alma, no solo el objetivo sino la “Misión” de contarle cosas al mundo a través de lo que escribimos, se establece en nosotros una férrea voluntad y actitud de que todo lo que hacemos –tenga o no tenga que ver con escribir—es una fuente inagotable de conocimientos, experiencias e inspiración. Es entonces cuando nuestra imaginación crea un mensaje que nos impulsa a compartirlo con el resto de la sociedad y cuando se convierte en un libro, pasa a ser un legado que dejamos para la posteridad.

La idea de la “Misión” da una fuerza y una perspectiva que nos ayuda a centrarnos y que siendo el eje central esa pasión llamada “escribir”, todo lo que hacemos –o casi todo que no se trata de ser radical–  gire en torno a ello. Y siendo así existen muchas garantías de que nuestro mensaje coja fuerza, claridad y autenticidad; que aún sin saberlo es lo que todos buscamos en las personas y situaciones y por supuesto libros con los que nos cruzamos. Es más aún en el caso de no tener muy claro cómo definirlo, cuando tenemos la autenticidad enfrente la sentimos, vaya que si la sentimos.

Una misión es algo más que un objetivo es tratar de convertir un sueño en realidad, poniendo todos los recursos necesarios y a nuestro alcance para conseguirlo y que cuando se logra, nuestra satisfacción sube muchos enteros, nos hace felices, pero pensemos que previo a la consecución de un logro está el sueño de obtenerlo, eso es lo que nos hace realmente felices: el sueño. El convertirlo en realidad es una misión que hace que nuestra vida tenga propósito y sentido. Y como es lógico vale para los que disfrutamos escribiendo, pero también para el resto de sueños que tenemos en nuestra vida.

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a La misión de escribir

  1. Entré a wwwCULTURAMAS.ES y me encontré con esta nota que me comparte Norma Aristeguy​, que no podría describir mejor a los que escribimos o como bien dice su autor tenemos La misión de escribir, me resultó estimulante y perfecto.

    Beatriz Graciela Moyano
    30 mayo 2015 at 23:35 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.