Daniel Defoe: de la picota a padre del periodismo

Categoría: Papel Prensa,top3 | y tagged con | | | |

Por Carmen Joy – @terrenoelevado

Robinson Crusoe fue una de las primeras novelas que comenzaron a publicarse en Inglaterra. Escrita en 1719, la historia narra las vicisitudes del marino que da nombre a la novela, que en una expedición a África es capturado por piratas y convertido en esclavo. Es precisamente en este momento cuando este género empieza a cultivarse y a generalizarse, y es por esto por lo que el autor de Robinson Crusoe, Daniel Defoe, es considerado uno de los padres de la novela inglesa.

El escritor Daniel Defoe

El escritor Daniel Defoe

Sin embargo, si bien es cierto que todos relacionamos a Daniel Defoe con las desventuras de este marino y su relación con el indígena Viernes, la faceta de periodista y panfletista del escritor no es tan comúnmente conocida. Y es que si Defoe es considerado uno de los padres de la novela inglesa por cultivar un género que estaba tan poco desarrollado en la Inglaterra del siglo XVIII, también es considerado uno de los pioneros en el campo del periodismo económico por haber escrito sobre comercio y otros asuntos en Review of the Affairs of France, una publicación periódica que salió al mercado entre 1704 y 1713.

En este periodo histórico, Inglaterra contaba con una de las legislaciones más favorables a la libertad de expresión de toda Europa. Tras la Revolución Gloriosa de 1688 y la coronación del rey Guillermo de Orange, quien tuvo que jurar la Bill of rights –una carta de derechos–, la ley que impone la censura previa es derogada en 1695. Con lo cual, en teoría, en pleno siglo XVIII la prensa inglesa estaba libre de tener que pedir una licencia al Estado para poder publicar cualquier tipo de opinión o información, como estaban obligados los ciudadanos de Francia, Holanda o España. Esto se acabó en 1712, cuando aparece una ley que grava todo producto que circule por correo, como son los periódicos. Así, únicamente los periódicos que paguen los impuestos serán legales, con lo que únicamente aquellos que pueden permitirse pagar ese impuesto son los que podrán publicar.

Por tanto, la prensa inglesa en este siglo se compondrá de publicaciones elitistas, escritas por y para personas ilustradas, entre las que se encuentran numerosos escritores. Jonathan Swift, el autor de Los viajes de Gulliver también publicará impresos en este momento, así como los filósofos Joseph Addison o Richard Steele. Y por supuesto Daniel Defoe.

Este último fue un personaje políticamente muy activo, y aunque el Review fue la publicación que por trascendencia y calidad pasó a la historia del periodismo, antes de esta publicación Defoe ya era conocido por el público. Esas actividades políticas llevaron a Defoe a publicar anónimamente The shortest way with dissenters en 1703, un panfleto que parodiaba a los Tories de la Iglesia en el que aparentemente y en tono mordaz argumentaba a favor del exterminio de los disidentes. Pronto se supo quién era el autor de esta publicación, y Defoe fue acusado de difamación y condenado a tres días en la picota.

Tradicionalmente el pueblo que se reunía en la plaza a ver a los condenados a tan humillante pena añadía su propia porción del tormento arrojando objetos y alimentos podridos. En el caso de Daniel Defoe el pueblo se congregó en torno a la picota… para lanzarle flores y gritos de ánimo al periodista, al que conocían por haber escrito su célebre poema Himno a la picota.

Daniel Defoe en la picota. Grabado de James Charles Armytage

Daniel Defoe en la picota. Grabado de James Charles Armytage

Aun así, Defoe fue encarcelado en la prisión de Newgate hasta que el conde de Oxford, Robert Harley intercedió por él a cambio de su ayuda en la causa Tory. Es en este contexto en el que Daniel Defoe comienza a publicar el Review, aquel periódico que ha pasado a la historia del periodismo, y que nació como apoyo al Gobierno de Robert Harley.

Aun así, muchas son las publicaciones que el escritor y periodista dejó tras de sí, alguna de ellas tremendamente originales para la época. En el Review llegó a escribir sobre asuntos tan dispares como crímenes, religión o elementos sobrenaturales, que compartían sus páginas con los artículos de comercio y política. Sea como sea, 16 años después del episodio de la picota Defoe escribiría el libro que le llevaría a ser reconocido como el padre de la novela inglesa, aunque sólo faltaba un año para impulsar la publicación que le daría el reconocimiento, mucho menos conocido, de padre del periodismo inglés.

Related Posts with Thumbnails

2 respuestas a Daniel Defoe: de la picota a padre del periodismo

  1. Pingback: Te llamaré Viernes – litunivaldoteablog

  2. Pingback: Poetas gallegos, el periodista Daniel Defoe, el mapamundi de Juan de la Cosa en El Sol 14 febrero 1918 | jaeinnova

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.