Entrevista con Germán Piqueras

Categoría: Arte,Entrevistas Arte | y tagged con | | | |

Por Paloma Rodera

 

Germán 1

 

Actualmente realizo la tesis doctoral “La imagen de la muerte en el arte europeo del siglo xx”. Ejerzo como profesor de pintura, dibujo y creatividad en diversos centros culturales de Madrid. También trabajo en diferentes proyectos audiovisuales y artísticos de diversa índole.

Frida por Germán Piqueras

  1. ¿Desde cuándo te interesa el arte?

No me interesa el arte como tal. Soy una persona con mucha curiosidad y al intentar saciarla es cuando “hago arte”. Me interesan con la misma intensidad cuestiones artísticas y no artísticas, me emociona la vida, siento mucha curiosidad hacia el ser humano y sus maneras de ser, sus pasiones y contradicciones. Puedo disfrutar con la misma intensidad de una película de Paco Martínez Soria, de un ceviche peruano, de un partido de baloncesto del Real Madrid o de las fallas valencianas. Dalí narrando un partido de baloncesto podría ser una de las mayores obras de arte que puede dar la raza humana. Fuera las barreras. Si me interesa la vida, me interesa el arte. El arte no es elitista, es para todos y quien no piense así no entiende nada.

  1. ¿Cómo fue tu aproximación a este campo?

Me he acercado y alejado al arte varias veces en mi vida, de lo contrario no podría haberlo visto con la objetividad necesaria, no podría haberme dado cuenta de que lo echaba de menos. La distancia es necesaria. Supongo que las pelis de Walt Disney fueron clave, el hecho de querer poseer esas pelis que tanto me gustaban fue uno de mis primeros motores para crear, aunque no los únicos. Obviamente.

  1. ¿Qué temas te interesan?

A la hora de crear me interesan muchos géneros. A la hora de investigar nunca dudé que era la muerte lo que más me llamaba.

  1. ¿Por qué la muerte?

Me impresiona el tabú tan grande que hay en nuestra sociedad con ella. Todo el mundo ve lo único que tenemos seguro en la vida como un tabú, me parece increíble cómo se tapa, cómo se evita, lo poco que se integra y cómo las pocas “festividades” que habían entorno a ella, véase el día de los difuntos, se van perdiendo… cómo nuestra sociedad deja de preocuparse por lo espiritual y por temas así de importantes. Y me interesa que este hecho que narro se vea claramente en la evolución del arte, sobre todo en el siglo XX… donde la muerte es algo trágico y oscuro. Sin esperanza.Antonio López por Germán Piqueras

  1. ¿Cuál crees que es y cuál debería ser el lugar del arte y la cultura en nuestras sociedades actuales?

Creo que hay mucha gente que confunde la cultura con el ocio. Mientras la educación de este país no esté en manos de personas como José Antonio Marina, el arte y la cultura serán considerablemente vacuos. Hay que crear interés en los niños y niñas españoles para que cuando tengan un día libre tengan ganas de crear y sientan curiosidad por ver una película o una obra de teatro, en lugar de querer ir a un botellón. Y hablo de José Antonio Marina no sólo por su ideal sino por su entusiasmo. Hace falta gente que contagie su entusiasmo, es imposible educar sin él. Todo profesor que lea esto y sienta que no tiene entusiasmo, que deje su plaza ya mismo a otras personas. ¿De qué sirven las campañas para que los jóvenes no se droguen si los que hemos conseguido que se droguen somos nosotros? Hay que dejar de educar bajo el hastío y el aburrimiento. Hay que motivar, incentivar al que piensa y no castigarle, explicar qué significa la palabra “creatividad”. Construir una sociedad crítica, hacer que la persona que no piense o sea crítica se sienta avergonzada… ya que hoy en España los únicos jóvenes que se sienten avergonzados son los que prefieren no beber, la sociedad les hace sentirse mal, cuando debería ser al revés.

  1. Háblanos de esta investigación, ¿Qué ha supuesto para tu trayectoria?

Me ha hecho ser mucho más reflexivo. Hay que tener presente a la muerte siempre, tiene que ser nuestra amiga –si alguien entiende estas palabras negativamente tiene un gran problema, un tabú-. En esta investigación me estoy dando cuenta de que algunas de las claves por las que hoy día la muerte es un tabú es nuestro consumismo y materialismo: nadie se quiere ir a otro lugar y perder todas sus posesiones. Otra de las claves es la pérdida de fe y religiosidad en casi todo lo que hacemos, desconozco cuál es el espíritu de occidente, pero veo normal que personas con alguna inquietud se fijen en otras culturas, si nos damos cuenta, en esas otras culturas sí tienen una marcada espiritualidad. El ser humano necesita la espiritualidad. Conozco personas que no creen en nada en occidente y sin embargo, se van por el Ganges un tiempo y vuelven maravilladas. No sé si esos casos son pura vanidad, pero en occidente no es fácil creer, hay que tener en cuenta que nuestros templos actuales aquí son esos de escaleras mecánicas y secciones para caballero, señora y casa. Hay que empezar a ser muy críticos con la manera de divertirnos en occidente si lo que queremos evolucionar. No todo vale. Hay que hablar de la muerte y de los muertos; necesitamos a ambos más de lo que pensamos, quizás eso sea la fe.

  1. ¿Cómo nació?

Por el miedo que tengo a la muerte de las personas que quiero, investigar para comprender mejor todo, ver cómo se comportó el hombre en el pasado. Preguntarme hasta qué punto ayuda el arte a superar una muerte, ver cómo se ha representado a lo largo de la historia y sobre todo saber el por qué de esa representación. Pienso que el camino a seguir está en ser más espirituales y no menos, como parece que nos dicta la sociedad. No pasa nada por pensar… de hecho cuando pasan cosas negativas controlables es porque no se ha pensado lo suficiente.

Swimming pool por Germán Piqueras

  1. En cuanto a tu método de trabajo, ¿Cuáles son tus rutinas como escritor?

Escribo y leo todos los días de mi vida, en caso contrario sentiría que estoy perdiendo el tiempo. Para mí, es un oficio. Hay cuestiones que sólo se pueden expresar escribiendo, otras pintando, otras dibujando. Cada razón tiene una vía.

  1. ¿Qué proyectos y planes tienes para el futuro?

Aprender, educar y enseñar. Trabajo como profesor de pintura, dibujo y creatividad en Madrid y quiero seguir haciéndolo, aunque el lugar es lo de menos. Creo que una de las maneras de hacer del arte algo práctico es usándolo como herramienta para que los niños sepan que una persona te puede abandonar, pero el arte jamás. Es tu compañero hasta la tumba (por lo menos)… por ello su poder es incomparable. Esa es la idea que intento transmitir como profesor.

  1. Una palabra para definir tu trabajo.

Entusiasmo.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.