William Clark Russell y el hijo de Dickens

William-clark-russell

William Clark Russell. FUENTE: Wikipedia

Por @SilviaP3

El escritor estadounidense William Clark Russell (1844-1911) era hijo del compositor inglés Henry Russell y de Isabel Lloyd, una amiga de la familia Wordsworth. Nació en Nueva York por casualidad, en una de las giras de su progenitor, y con tres meses partió con sus padres de regreso a Inglaterra. Fue autor de artículos, ensayos, biografías, poemas, relatos y novelas, y compaginó su carrera de novelista con la de periodista especializado en asuntos marítimos, los cuales conocía muy bien por experiencia propia.

A Russell le gustaba narrar una historia de su infancia que formaría parte de su leyenda. El escritor contaba que, siendo niño, era compañero de colegio de uno de los hijos de Charles Dickens. Los dos muchachos pretendían escapar al continente africano para dedicarse a la caza mayor, por lo que planearon la huida; pero su compañero se echó atrás cuando, en el último momento, recibió una carta de su padre. Dickens le animaba a comprender las grandes responsabilidades de la vida y le pedía que abandonara semejante empresa. Sin embargo, aquella anécdota no fue suficiente para que el pequeño Russell cesara en su empeño. Él seguía sintiendo en su interior una gran sed de aventura.

06652133_2718_0009Con trece años, el futuro escritor se enroló en la marina británica, donde prestó servicio hasta los veintiuno, momento en que abandonó por motivos de salud. Esa experiencia lo convirtió en un experto en la materia de la que se ocuparía en todas sus facetas literarias, ya fuera como articulista o con historias de ficción.

Russell trabajaba en diversos periódicos, como The Daily Telegraph, donde firmaba como Seafarer, y después de publicar alguna obra, llegó el que sería su primer gran éxito: The Wreck of the Grosvenor (1875), considerado el libro de aventuras en el mar más popular durante la epoca victoriana. A este seguirían muchos otros, como The Frozen Pirate (1877), A Sailor’s Sweetheart (1880) y An Ocean Tragedy (1881).

Herman Melville era gran admirador de las obras de Russell. De hecho, le dedicó su libro John Marr and Other Sailors (1888), en una edición de 25 ejemplares, y el antiguo marino le devolvió el detalle dedicándole An Ocean Tragedy

La fama de Russell era tal que hasta Arthur Conan Doyle lo mencionó en The Five Orange Pips :

Sherlock Holmes sat moodily at one side of the fireplace cross-indexing his records of crime, while I at the other was deep in one of Clark Russell’s fine sea-stories until the howl of the gale from without seemed to blend with the text, and the splash of the rain to lengthen out into the long swash of the sea waves.

Sin duda alguna, Russell es uno de esos autores del siglo XIX que vale la pena rescatar del olvido del tiempo.

FUENTE:  The New York Times, The William Clark Russell Site

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.