“La fiesta” en Madrid: debut de un importante autor italiano, Spiro Scimone

Por Horacio Otheguy Riveira

En una obra breve, todo un mundo de intimidad congelada, escrita como si se tratara de una liturgia a la contra: no hay que festejar más que el desamor, desde una perspectiva machista. Combinación muy lograda del teatro del absurdo universal y el grotesco típicamente italiano en una versión con muy buenos intérpretes, aunque demasiado jóvenes para sus personajes, con lo que tiene mucho mérito para dominar un texto que trasunta profundidad tras la apariencia banal de sus reiteraciones.

_mg_1723-copia-1

Un matrimonio que cumple un aniversario. Muchos años a sus espaldas como un via crucis que empeora ridículamente como ridículos somos los humanos cuando nos empeñamos en empeorar lo malo que nos sucede. Con este material, un gran tipo del espectáculo como Spiro Scimone (hombre de teatro y de cine, actor, guionista, director…), urdió esta pieza “de bolsillo” en la que cabe mucho, con personajes diseñados con trazo grueso y a la vez fino, en una adaptación española que quizás peca de demasiada reducción de repeticiones, tan valiosas en el texto original, en complicidad con la dirección.

La pareja repite como un ritual imperecedero sus mohínes y disgustos cotidianos. El padre también es el único hijo (es decir, el mismo actor interpreta a ambos), y los dos tiran de la mamma con la terrible tradición latina (aunque son los italianos quienes más han profundizado en ello en el cine y el teatro) de considerarla una criada para todo servicio.

En la repetición de los gestos y las palabras de esta pareja se encuentra un mundo de crueldad infinita que despierta sonrisas en los espectadores, pero sobre todo admiración por los actores que se mueven en un espacio muy reducido, en teatro circular, en el que además deben afrontar las dificultades de contar con una edad mucho menor. Y no sólo por edad, también por experiencia, ya que es un texto al que le vendrían de maravilla actores mucho más experimentados. Ante esta dificultad, Marta Betriu afronta con muy medidos recursos la carga de melodrama italiano desgarrado pero jamás desbordado: su sufrimiento es infinito, pero dentro de una cárcel que le impide explotar.

_mg_1711-copia-1

Jorge Basanta y Carles Moreu son los estupendos actores que trabajan en días alternos. Ambos con la ductilidad imprescindible para funciones de este tipo, ya que a menudo no se les reconoce a la primera, perfectos camaleones una vez que componen sus personajes.

La función que presencié la llevaba adelante, junto a Betriu, Carles Moreu (El baile, Sin anestesia), seCarles-Moreu1ns ocupa con profesionalidad indudable de dos personajes sumamente odiosos entre los cuales la mujer de la casa se mueve con sumisión. Se trata de un cuadro costumbrista que podría ocurrir en cualquier época, pero fue escrito y estrenado en 1997 con un sentido musical de la palabra, una palabra criminal que se difunde con una cotidianidad escalofriante. Así es La Festa original, en versión española poco convincente, muy limitada a aspectos externos.

En efecto, Scimone llega a España en una versión poco satisfactoria, en la que el propio director asegura dudar de la riqueza del texto: “Los diálogos, de réplicas rápidas, me parecieron sin embargo hinchados de palabras. En cada frase de cinco palabras, sobraban cuatro. O las cinco”. Mal comienzo. La tiranía del director, con ayuda de un “versionador, adaptador o autor de dramaturgia”, que le sigue los pasos. No sé cuánto de Scimone queda, pero lo mejor del resultado final está en la valía de sus actores y la sensación de que nos hemos perdido una visión mucho más interesante que la que se nos ofrece.

img_7305-copiaLa fiesta

Autor: Spiro Scimone (foto derecha)

Versión: Álvaro Vicente

Dirección: Jorge Muñoz

Intérpretes: Marta Betriu, Jorge Basanta/Carles Moreu

Vestuario: Ana RodrigoAVT_Spiro-Scimone_4327

Escenografía: Jorge Muñoz

Iluminación: Luz. E. T. 

Fotografía: Jorge Muñoz

Movimiento: María Martínez

Encuentro con el público: Jueves 7 a las 22,30. Entrada libre hasta completar aforo.

Teatro de la Cineteca de las Naves del Español. Del 30 de marzo al 24 de abril.

COMENTARIO DEL ACTOR JORGE BASANTA:

Hola, Horacio. Somos La Lechería. En primer lugar, darte las gracias por el interés y por la crítica de La Fiesta. En segundo lugar, quería puntualizarte unas cosillas: hablas de que no sabes qué queda del texto original en esta versión que peca de demasiada reducción de repeticiones. Decirte que el texto está íntegro excepto dos o tres frases que añadimos para que el Hijo y el Padre no se encontraran. Por delante de todo, respetamos al autor y a su texto. El mismo fue el motor de este montaje. En cuanto al escrito del director de que sobran palabras es una metàfora de que lo que se dice no es lo importante sino que el conflicto va por debajo. Por lo tanto, insistir en que NO se ha recortado nada. Por otro lado, decir que no es el debut del autor en Madrid. El mismo Scimone hizo La Festa en el Festival de Otoño haciendo el papel de La Madre. Aún así, reitero nuestro agradecimiento por tu interés. Un abrazo, La Lechería. 
______________________________________________________________

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.