“Eso”, de Inger Christensen

Categoría: Convocatorias,Poesía |
Día-Logos con Eso, por Nuria Ruiz de Viñaspre
Dentro de las múltiples actividades que se realziarán en el marco de La Noche de los Libros, el viernes 22 de abril, la poeta y editora Nuria Ruiz de Viñaspre, dará una charla sobre “Eso”, de la danesa Inger Christensen. También podremos disfrutar de una breve lectura de sus poemas (Sexto Piso, 2106)

Será en Enclave Libros a las 19 h.

esoAño de publicación: 2015
Autor: Inger Christensen
Traducción: Francisco J. Uriz. Edición bilingüe.
Colección: Poesía
Formato: 15 x 23 cm.
Género: Poesía
Páginas: 498
ISBN: 978-84-15601-89-0

Y así empieza Eso [pág. 9]

“Eso. Eso fue. Así empezó. Eso es. Continúa. Se mueve. Más allá. Nace. Deviene eso y eso y  eso. Sigue más allá de eso. Deviene otra cosa. Deviene más. Combina otra cosa con más y sigue deviniendo otra cosa y más. Sigue más allá de eso. Deviene otra cosa diferente a otra cosa y más. Deviene algo. Algo nuevo. Algo incesantemente más nuevo. En el próximo ahora deviene tan nuevo como puede serlo cualquier cosa. Se pavonea. Pasea. Toca, es tocado. Atrapa material suelto. Va haciéndose más y más grande. Aumenta su seguridad al existir como más que él mismo, gana peso, adquiere velocidad, adquiere algo más en su velocidad, adelanta al otro, hace sufrir al otro, que se recoge, se absorbe, se le carga rápidamente con lo que llegó primero, que empezó tan aleatoriamente. Eso fue. Tan diferente ahora que ha empezado. Tan transformado. Ya una diferencia entre eso y eso porque nada es lo que fue. Ya tiempo entre eso y eso, entre aquí y allí, entre antes y ahora. Ya la extensión del espacio desde eso a otra cosa, a más, a algo, algo nuevo, como ahora, en este ahora, fue, como en este ahora es y seguirá siendo. Se mueve. Llena. Ya es lo suficientemente él mismo por dentro como para diferenciar entre exterior e interior. Juega, prueba fortuna, se
arremolina. En lo exterior. Y se densifica en el interior. Gana núcleo, sustancia. Gana superficie, refracciones, pasajes, subterráneos, estímulos entre las diferentes partes, libre turbulencia. Da una vuelta, otra vuelta completamente diferente. Gira y se retuerce, es girado y es retorcido. Y sigue una curva de desarrollo. Busca una forma. Indaga en el pasado. Vuelta tras vuelta consigue una nueva vuelta diferente. Es sometido a un tratamiento renovado. Vuelta tras vuelta giran. Gana estructura en su incesante búsqueda de estructura. Variaciones interiores se nutren de materia del exterior. Cambia carácter. Localiza necesidades, reparte funciones existentes entre nuevas funciones. Funciona para funcionar. Funciona para que alguna otra cosa pueda funcionar y porque otra cosa funciona”.
inger_cartel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.