Black (2015), de Adil El Arbi y Bilall Fallah

Categoría: Cine,Críticas Cartelera,top2 | y tagged con | | |

 

Por Lidia Ene.

black_posterHace cinco siglos, William Shakespeare escribió su tragedia más célebre, Romeo y Julieta. De sobra se sabe que su romance a escondidas no acaba nada bien. Durante años, muchas nuevas adaptaciones han intentado reflejar la misma historia, sin ir más lejos, West Side Story de 1961. No obstante, los cineastas belgas Adil El Arbi y Bilall Fallah llevan una nueva versión de la infortunada pareja a la gran pantalla.

Black, su segundo largometraje, trata de dos chicos enamorados, por un lado, Marwan (Aboubakr Bensaihi), un joven de origen magrebí e integrante de la banda 1080 situada en el famoso barrio Molenbeek-Saint Jean, y por otro lado, Marvela (Martha Canga Antonio), una chica de color que intenta integrarse en Black Bronx del barrio Matonge. Esta historia basada en la novela Black, el bestseller del escritor flamenco Dirk Bracke, relata cómo la pareja lucha por su amor a pesar de los enfrentamientos entre sus dos bandas.

El amor prohibido es uno de los principales conflictos del film, que no trata el romanticismo en absoluto sino todo lo contrario. Se muestra la dura realidad de un problemático barrio, que recientemente, estuvo en boca de todos por los duros atentados terroristas en Bélgica y Francia. En este caso se trata de dos bandas que intentan sobrevivir en una Bélgica desintegrada. La violencia, la sumisión sexual y la actividad delictiva de los jóvenes, que nacidos en Europa se sienten de fuera. De hecho, los propios cineastas del film explicaron en más de una entrevista que las nuevas generaciones de estos barrios sienten la misma sensación de no pertenencia al país. De ahí nace la necesidad de unirse a pandillas delictivas e incluso a grupos terroristas.

Para encontrar a jóvenes indicados que pudieran reflejar la verdad de Bélgica, los directores de la cinta recorrieron barrios e institutos durante muchos meses y finalmente, seleccionaron a 16 jóvenes que no habían actuado nunca, como Martha Canga Antonio, la protagonista del film, que se unió al film gracias a un anuncio en Facebook.

blackLos cineastas, ambos de origen marroquí, conquistaron con la película el pasado Festival de Toronto e impresionaron tanto al productor norteamericano Jerry Bruckheimer, que ya les ha propuesto un nuevo proyecto, Superdetective en Hollywood 4 con Eddie Murphy. Incluso los propios Adil El Arbi y Bilall Fallah admiten estar influenciados por la industria estadounidense con obras de Oliver Stone o Martin Scorsese.

La película apuesta por una visión mucho más cruda de Bélgica, el epicentro de la Unión Europea. Un país desintegrado con barrios sumergidos en la violencia, las violaciones, la ineficacia de la policía, la radicalización de las bandas, que usan a mujeres en su propio beneplácito. Black es una realidad desconocida, desprovista de fondo y diálogo, en la que se ve la desintegración social, la discriminación, la drogodependencia, la actividad delictiva como robos o venta de drogas. Dos bandas, enfrentadas entre sí, en la que también hay lugar para un amor clandestino. Los Romeo y Julieta del siglo XXI que siguen condenados al fracaso, a la desesperación, a la violencia y la traición. En esta historia se refleja la rivalidad entre dos bandas callejeras, acompañadas de espectacularidad visual y la banda sonora compuesta por la estrella fallecida Amy Winehouse y su “Black to Black”.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.