Juan Tamariz: entre naipes, bromas y mucho más  

Por Mariano Velasco

 

magia-potagia-y-mas-juan-tamariz_01Llega Juan Tamariz al Teatro Capitol de Madrid con un nuevo espectáculo, Magia potagia y más, en el que el entrañable mago de chistera, aspecto desaliñado y violín imaginario ofrece sus increíbles trucos de naipes combinados con sus divertidas bromas de siempre, a lo que ahora añade, como reza el título del espectáculo, algo “más”, se supone que en referencia a algunos sorprendentes trucos de telepatía a cargo de la maga Consuelo Lorgia y a una terrorífica sesión de espiritismo (dicho sea con guasa, lo de “terrorífica”, a la manera de Tamariz) para la que cuenta con la colaboración del mago Alan.

 

Con todo, y aunque la función en su totalidad gana en variedad con las magníficas aportaciones de los ilusionistas invitados, lo mejor de este y otros espectáculos de Tamariz sigue siendo ver al mago en su salsa, esto es, sentado frente al tapete, baraja en ristre y acompañado de un par de asombrados voluntarios sacados de entre el público, haciendo aparecer, desaparecer y cambiar de posición a los naipes y repartiendo bromas a diestro y siniestro. Ese es nuestro Tamariz.

Ayudado para los juegos de naipes más clásicos de una pantalla que permite un perfecto seguimiento y apreciación del truco, Tamariz brilla como siempre de manera especial no tanto en el resultado final de la artimaña, que también, sino sobre todo en el adorno y en la “literatura” que rodean la propuesta, que hacen que cada invención de este virtuoso de la baraja, a la par que excelente contador de historias, resulte original, única y sorprendente.

Como ejemplo, basta ver cómo convierte un “sencillo” truco de adivinación de naipes en una original situación en la que un espectador llama por el móvil a un amigo y le pide que piense en una carta de la baraja, que posteriormente, claro, el mago adivinará con su gracejo inconfundible.

No obstante, lo cierto es que uno acude a las citas con este hombre no tanto con el deseo de dejarse sorprender por números novedosos, sino más bien con ganas de volver a disfrutar de lo ya otra veces visto. Y esa cierta sensación de deja vu que dejan sus espectáculos, lejos de ser desilusionante acaba resultando de lo más placentera.

magia-potagia-y-mas-juan-tamariz_02

Es algo que no solo sucede con los trucos. Las bromas de Tamariz también son más o menos las de siempre, pero con la virtud de que por mucho que se repitan siempre acaban provocando la sonrisa del espectador. ¿Se acuerdan del maestro Gila? Diálogos surrealistas con el público del tipo de:

 

– ¿Tú cómo te llamas?

– Ana.

– ¡Anda, qué casualidad!, ¡igual que mi hija Mónica!

 

O la típica guasa con los supuestos encantos irresistibles del mago para con las mujeres. O pedir a los chicos que pongan su nombre en los naipes y a las chicas su nombre y de paso el teléfono… Gamberradas de ese tipo que resultan entrañables y de las que uno acaba por sentirse casi casi cómplice silencioso.

En definitiva, que ese “más” que se añade a la “magia potagia” en el título del espectáculo bien podría hacer referencia no ya a las nuevas incorporaciones y colaboraciones, sino a que este señor de la chistera, aparte de ser un excelente mago, gran comunicador y humorista, sabe crear en sus espectáculos un clima de complicidad, camaradería y casi yo diría de cariño alrededor de su figura.

Tal vez lo logre gracias a su desaliño, a su aspecto de tipo despistado, un tanto desastre y  buena persona, no digo que no, pero me da a mí en la nariz que este nuestro Tamariz —valga el pareado— esconde un as bajo la manga, y domina cierto arte embaucador consistente en hacer que con él al lado todo resulte conocido y familiar, y que uno acabe sintiéndose en la butaca del teatro como en el sillón de su casa. Eso será, la famosa “magia potagia”.

 

magia-potagia-y-mas-juan-tamariz-cartel

 

 

Magia potagia y más

Juan Tamariz

Con la colaboración de Consuelo Lorgia y el mago Alan

Teatro Capitol Gran Vía. Del 11 al 23 de octubre 2016.         

 

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Juan Tamariz: entre naipes, bromas y mucho más  

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.