14ª Edición del In-edit Beefeater. Cine para tus oídos.

in-edit

 

Por Elisenda Hernández Janés @ElisendaHJ

El In-Edit Befeeater, el festival de documental musical que durante los últimos diez días ha llenado los cines Aribau de Barcelona de música y aplausos, cerró el pasado sábado su 14 edición con el cartel de “entradas agotadas”. Lo hizo con Gimme Danger, el film que repasa la trayectoria de los Stooges a través de la cámara del director de culto Jim Jarmusch.

Un total de 49 películas se han podido ver en esta última edición del festival, que ha tenido lugar en paralelo en Madrid y se llevará a Valencia en las próximas semanas. El género protagonista de este año ha sido el punk, con motivo del 40 aniversario de su nacimiento. El brit pop ha tenido también una relevancia destacable, con sendos documentales sobre las dos bandas que se adueñaron de los 90: Blur y Oasis.

 

supersonic

 

En Supersonic, Matt Whitecross repasa los primeros años de trayectoria del grupo de los hermanos Gallagher, desde que eran unos chavales de barrio ensayando en un garaje hasta su repentino estrellato cuyo punto álgido fueron los conciertos multitudinarios de Knebworth (que reunieron a la friolera de 250.000 asistentes). Entre ambos extremos, las andanzas y rifirrafes de la formación con el foco en la complicada relación entre Liam y Noel, que es a la vez punto de partida y sentencia de muerte del grupo. Conciertos desastrosos, peleas en ferrys, abandonos del escenario a media actuación, bates de cricket estrellados en fraternales cráneos, baterías humillados con saña, drogas, colapsos nerviosos y estribillos-himnos coreados por multitudes entregadas perfilan una muy entretenida historia que, si bien sirve para pasar un buen rato, también llevará a más de uno a reafirmarse en lo que tal vez ya intuía: que esos dos son un par de gilipollas.

 

blur-new-world-towers

 

Más comedidos se muestran los miembros de Blur en Blur: New World Towers, que narra el proceso de creación del disco de 2015 The Magic Whip, surgido a raíz de la improvisada decisión de pasar en un estudio de grabación los 5 días que el grupo tenía de fiesta mientras estaban de gira por Asia. Aunque los malos rollos entre miembros no son tan escandalosos como los de sus archirrivales mancunianos, sí se intuyen a raíz de acontecimientos y comentarios, que ponen al guitarrista Graham Coxon en el punto de mira y dejan entrever turbulencias bajo su aparente apacible aspecto gafapastas.

 

i_am_thor

Pero los monográficos de superestrellas son tan solo una vertiente del festival. Igual o más interesante resulta descubrir las curiosas historias que se esconden tras figuras menos destacadas del imaginario musical, esas perlas escondidas y a menudo extravagantes que tanto les gusta al In-edit y a su público. Ejemplo de este tipo de documental es I am Thor, sobre el culturista metalero que, tras casi triunfar en los 70, se emplea a fondo en su edad adulta para sacar adelante su show bizarro de referencias mitológicas y bolsas de agua caliente hinchadas como si fueran globos. Una figura tan surrealista y entrañable merecía su propia película y esta cumple con cómica estridencia.

 

strike_a_pose

 

Un punto más cruda resulta Strike a pose, sobre las peripecias de los bailarines masculinos que acompañaron a Madonna en su Blonde ambition tour de 1990. Trasladados de las discotecas underground en las que bailoteaban en su humilde anonimato a las antípodas del éxito masivo de la noche a la mañana, en el punto de mira de una sociedad que despertaba a la libertad sexual pero era, al mismo tiempo, vapuleada por el SIDA y los prejuicios, los danzarines protagonistas de este film se enfrentaron a retos que fueron mucho más allá de sus complicadas coreografías. Tras el sueño cumplido llegó el batacazo de la vida corriente, inevitablemente vacía tras haber bailado en lo más alto. Los peligros de las drogas, los delirios de grandeza, los diagnósticos fatales mantenidos en secreto, los claros oscuros de la fama y la resaca tras el éxito fugaz y repentino son algunos de los aspectos que aborda este documental que arranca agridulces sonrisas.

 

i_am_david

I am David nos lleva de gira con el virtuoso pianista australiano David Helfgott, cuya turbulenta historia ya fue llevada a la gran pantalla a mediados de los 90 en Shine (y le valió el Oscar al por entonces desconocido Geoffrey Rush). Su pasado como niño prodigio atormentado por su estricto padre y el posterior colapso nervioso que le llevó al manicomio durante más de diez años se mencionan tan solo por encima en el documental, que se centra en su posterior renacimiento gracias al paciente amor de una mujer y, por supuesto, su pasión por la música.

Esa misma pasión por la música es el denominador común tras el ecléctico cartel del In-edit y la razón por la que, año a año, recibimos con alegría el mes de noviembre en los cines. Repetiremos el que viene, no nos queda otro remedio.

PALMARÉS IN-EDIT 2016:

Premio de la competición internacional:
I Called Him Morgan (Kasper Collin, Estados Unidos, 2016).
Premio de la competición nacional:
Lo que hicimos fue secreto (David Álvarez, España, 2016).
Premio del público:
I am Thor (Ryan Wise, Estados Unidos, 2015).

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.