CARLOS SORIA, ALPINISTA

Categoría: Viajes y libros | y tagged con | | | | |

Carlos Soria, Alpinista

Darío Rodríguez

Desnivel

Madrid, 2016

391 páginas

 

Ya hacía tiempo que Carlos Soria se merecía un libro como este. Una biografía bellamente editada, cuidadísima, escrita por Darío Rodríguez, uno de los grandes reporteros de viajes y aventura de España. Un libro muy recomendable para los amantes de la montaña y de la vida. Pura pasión.

Maquetación 1Hay proyectos tan excepcionales que marcan la vida de quien los lleva a cabo. En el caso de Carlos Soria, su reto toma cuerpo al unir dos ideas que parecen contrapuestas: a sus 77 años, cuando el imaginario popular evoca una jubilación tranquila, él pelea para ascender los catorce ochomiles, las montañas más altas de la Tierra, y ya lleva doce apuntadas en su lista.

Más allá de retos mediáticos, la vida de Carlos Soria es una historia de pasión y superación. En esta biografía se hallan las claves para entender cómo es posible compatibilizar una gran pasión como el alpinismo con todos los momentos y acontecimientos de la vida. Ha vivido la evolución del alpinismo y de la sociedad sin quedarse nunca atrás, porque siempre ha tenido claro que su época es el presente, siempre con retos alpinos que le han proyectado en el futuro.Este libro es una fuente de inspiración, de motivación, que nos dará las claves para vivir con intensidad nuestros sueños independientemente de nuestra edad. Un ejemplo de que la vida puede tener capítulos intensos hasta el final.

Carlos Soria Fontán (Ávila, 5 de febrero de 1939)1 es un alpinista español que, con más 75 años, está inmerso en el reto de ser la persona de más edad en alcanzar la cumbre de las 14 montañas más altas del mundo. Es el único alpinista que ha escalado diez montañas de más de 8000 metros después de cumplir los 60 años, y es la persona más veterana en la historia que ha ascendido con éxito al K2 (65 años), Broad Peak (68 años), Makalu (69 años), Gasherbrum I (70 años), Manaslu (71 años), Kanchenjunga (75 años) y Annapurna (77 años).

Carlos Soria comenzó su afición a la montaña con solo 14 años, cuando realizó su primera incursión en la sierra de Guadarrama (Madrid y Segovia), acompañado por su amigo Antonio Riaño. Aquel viaje fue el primero de muchos, hasta que con 21 años dio el gran salto: junto con otro amigo, en 1960 viajó durante tres días a lomos de una moto Vespa hasta llegar a los Alpes para iniciarse en el mundo de las escaladas de gran dificultad.

En 1968, formó parte de la primera expedición española que viajó a Rusia para subir el monte Elbrus, la montaña más alta de Europa (5642 metros), y en 1971 hizo lo propio en Alaska con el monte McKinley, la cima de Norteamérica (6194 metros).

Carlos Soria ha estado desde entonces completamente ligado a la historia del alpinismo español. Participó en 1973 y 1975 en las primeras expediciones españolas al Himalaya, y fue testigo de la primera cumbre de 8000 metros lograda por España, a cargo de Jerónimo López y Gerardo Blázquez. Sin embargo, hasta 1990 no logró ascender su primer ‘ochomil’, tras 17 años desde su primera tentativa. Se da la circunstancia que en 2010 logró culminar el monte Manaslu 37 años después de haberlo intentado por primera vez, lo que da idea de su tenacidad y espíritu de superación.

La mayoría de las expediciones de Carlos Soria fueron realizadas prácticamente en solitario, acompañado solamente por algunos sherpas y porteadores, especialmente por Muktu Sherpa, quien le ha acompañado en seis expediciones y cuatro cumbres de 8000 metros (K-2, Shisha Pagma, Manaslu y Lhotse). Sin embargo, desde julio de 2011 Carlos Soria cuenta con el apoyo del banco español BBVA, lo que le ha permitido afrontar el final de su proyecto de los 14 ‘ochomiles’ con mayores garantías y medios. En la actualidad, Carlos Soria se ha convertido en una de las más grandes personalidades del deporte debido a que está consiguiendo unos objetivos increíbles a una edad en la que las personas de su generación suelen ser espectadores. Su ascensión en 2004 al K2 (8611 m) con 65 años -el montañero austríaco Kurt Diemberger lo había logrado con 54 años- y su ascensión solo y sin oxígeno en 2008 al Makalu (8463 m), así como su cumbre con la Expedición BBVA al Kanchenjunga en mayo de 2014 han supuesto una revolución en el himalayismo.

La gran aportación de Carlos Soria es que supone un ejemplo práctico de que se puede tener una vida plena, física y mentalmente, a una edad avanzada, lo que supone un gran estímulo para miles de personas de todas las edades que siguen sus expediciones de forma habitual. Además, pese al paso de los años y los cambios habidos en el alpinismo de alto nivel, Carlos Soria sigue practicando un montañismo alejado de las competencias entre quienes lo ejercen. Soria es conferencista habitual en multitud de foros y congresos, donde aprovecha para propugnar el disfrute de la naturaleza y divulgar la prudencia y la gestión inteligente del riesgo. Su cercanía y sencillez personal añaden además un aspecto humano a sus aventuras, lo que ha aumentado su popularidad. Nadie en el mundo está inmerso a sus años en un proyecto de tanta envergadura como es ascender los 14 ‘ochomiles’ del planeta. El mero hecho de estar luchando por ese objetivo está centrando la atención del alpinismo de élite, no solo desde el punto de vista deportivo, sino desde el punto de vista científico, dado que Carlos Soria colabora con el departamento de medicina deportiva del Instituto Nacional de Educación Física español desde hace décadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.