Paulo Coelho: De escritor a Protagonista

Categoría: Otra Cultura,¿Cómo leer a los clásicos? | y tagged con |

Por Andrea Gómez

Paulo-Coelho

 

Actualmente uno de los escritores y novelistas más conocidos y leídos alrededor del mundo. Con libros que incluso han sido traducidos en 80 lenguas. Su éxito no solo es gracias a sus muy conocidas novelas, a diferencia de otros escritores contemporáneos, sino también a todo lo que este tubo que experimentar como persona para poder llegar a convertirse en el gran escritor de best sellers de autoayuda, narrativa y reflexiva que hoy en día es.

Algo que particularmente puede llamar la atención sobre sus libros es el hecho de que tiene muy buenas ideas para poder plasmar una enseñanza en una historia, todo esto debido a sus experiencias, a las cuales también se le podría dar gran parte del crédito de su éxito, que por cierto no era para menos, viniendo de una persona que sabía que solo tenía dos opciones en la vida: triunfar como un artista o bien quedarse en algún psiquiátrico hasta sus últimos días.

Cuando la locura cobró sentido

Si bien se sabe que su primera obra se llamó “diario de un mago”. Definitivamente para muchos lectores El Alquimista fue realmente su primera obra por lo mismo que fue la que lo condujo al inicio de su exitosa carrera. Si bien este libro se puede considerar de autoayuda, sin embargo, aquí podemos apreciar que este libro es mucho más que eso, este libro es una metáfora completa sobre la vida misma, sobretodo sobre la vida del autor para poder empezar a publicar éxito tras éxito.

Como sabemos, esta novela refleja los estudios de alquimia que Coelho realizo durante once años. Pero también nos permite entender la perseverancia que este como autor de lo que sería uno de sus más grandes y conocidos éxitos, tuvo que recorrer para llegar a la publicación absoluta de este libro. Cuando la primera editorial solo acepto publicar 900 copias del libro, negándose rotundamente a realizar más de esta, el autor tuvo que recorrer otras editoriales las cuales se interesaron por la obra. Llegando así  pasar por muchas más y a su vez traduciéndose hasta en 53 idiomas. Así es como podemos ver reflejada la misma enseñanza del libro en lo que el autor iba viviendo día a día para poder publicarlo completamente y que pudiera llegar a ser lo que fue: un rotundo best seller. Siendo aquel el mayor tesoro del que se habla en el mismo libro, el aprendizaje de la perseverancia.

Coelho al desnudo

A pesar que “A orillas del rio Piedra me senté y lloré” no fue una de sus principales novelas, podemos decir que es una de las que más tiene que ver con los pasajes de vida que este vivió. Esta obra habla nada más y nada menos de lo que el vivió y de cómo se sintió en sus años de adolescencia y juventud. Pablo Coelho tuvo que seguir las carreras de ingeniería y derecho, estas carreras fueron impuestas por sus padres y sobre todo por la sociedad en la cual ellos estaban regidos en aquellos años, sobre todo porque ellos eran de una familia de clase alta y debían acatar ciertas normas para poder encajar. La novela cuenta plenamente la historia de Pilar, una joven que se encuentra abrumada y agobiada por la rutina de la universidad y porque aquello no podía llenar del todo sus expectativas como persona. Pilar decide un día darle otro sentido a su vida, empezar con algo distinto tal y como el mismo escritor lo hizo. Aun así si creen que es una idea muy vaga sobre lo que Coelho pudo plasmar ahí se equivocan, pues en este libro también encontraremos una explicación aún más lógica. La historia cuenta también que Pilar se impulsa a tomar las riendas de su vida y de ir por otros caminos gracias a un encuentro casual que ella tiene con un amigo de la infancia. Ella tomara ese encuentro como una señal y lo considerara una guía espiritual para poder llegar a su objetivo. Esta es la gran similitud que hay con el escritor de esta novela, Coelho narró en una  ocasión, que uno de sus más grandes impulsos para volverse el escritor que ahora es fue un amigo que conoció en Alemania, el cual deseó mantener el nombre en el anonimato, sin duda podemos decir que esta es otra obra más que relata un gran pasaje de su vida, una que tiene una amplia similitud. Una novela más donde encontramos al mismo Pablo Coelho como protagonista.

Todo tiene un por que

Muchos creen que el éxito de un escritor es gracias a lo que ocurrió en lo más profundo de su vida, incluso tal vez lo más oscuro de ella. Pues todo ese lado más significativo de Paulo Coelho se plasmó en lo que sin duda alguna seria otro best seller, un éxito al cual el llamó “Veronika decide morir” Si bien en esta obra podemos apreciar a un escritor mucho más narrativo, también apreciamos lo que es la vida misma de él reflejada en el transcurrir de las páginas. Esta novela cuenta toda la experiencia de Coelho en los psiquiátricos cuando el apenas era un jovenzuelo que todavía podía dejarse manejar por sus padres, a pesar de su rebeldía desde muy temprana edad.

En aquella época se consideraba que ser escritor o dedicarse a cualquier forma de arte era una locura, ya que no era un empleo rentable, su familia decidió internar a Pablo dos veces para conseguir que el pudiera dedicar sus años a tener alguna carrera aceptada por la sociedad, años más tarde esto terminaría cuando un doctor comprobara que el paciente no tenía ningún tipo de locura, y que con unas cuantas sesiones sería suficiente. En este best seller podemos encontrar que se menciona mucho las terapias de electroshock, las cuales los pacientes del psiquiátrico donde se encontraba verónica eran sometidos, así también como él lo fue en algún momento de su vida durante el tratamiento.

A pesar que puede ser una historia que nos deja mucho que pensar sobre las personas y no sobre la vida y como la vivimos a diferencia de sus anteriores novelas (siendo un gran ejemplo “Manual del guerrero de la luz”) esta novela tiene un desenlace que nos explica por qué para el autor los locos, como conocemos a las personas que no suelen encajar fácilmente en la sociedad, son los que mejor perspectiva del mundo pueden llegar a tener, son aquellos que pueden hacer grandes cosas si es que saben lidiar con los estereotipos marcados por la sociedad y la época. Y sobre todo que ellos pueden ser plenamente felices si logran vencer todo aquello que les impide hacer lo que realmente les apasiona, como en el caso del autor el arte, el teatro al cual se dedicó en aquellas épocas de psiquiátricos y a escribir. De por si en esta obra no nos hace ver su punto de vista sobre como la sociedad plantea para nosotros, y de cómo a veces pueden influir en nuestras decisiones, pero también nos plantea de cómo podemos vencer ese tipo de prejuicios, sobre todo si nosotros somos los prejuiciosos, nos habla de cómo Veronika entendió todo aquello que necesitaba para poder ser libre al igual que él.

La novela de por si estaba destinada a tener un gran impacto social, y así fue. Incluso el impacto fue tan grande que decidieron hacer una versión simple para la pantalla grande, la cual solo se llegó a transmitir en UK, USA y Brasil.

Un desenlace impredecible

Si apreciamos brevemente algunas de sus novelas desde “Once minutos” en adelante, podríamos decir que luego de sus caóticas experiencias en su adolescencia, juventud y en sus primeros años como escritor antes de convertirse en el éxito que ahora es, Coelho finalmente nos deja las enseñanzas de cómo podríamos encontrarnos a nosotros mismos. Sin embargo, no todas sus demás obras son repetitivas y con la misma enseñanza, no. Lo que a cambio encontramos son distintas y muy diversas historias que nos dirigen de distintos modos al crecimiento espiritual, historias envolventes con diversos mensajes que nos van llenando el alma de a pocos y que no podremos soltar hasta leer la última página. Él es uno de los pocos escritores que a mi parecer, puede transportarnos de forma personal, y para eso tiene cada libro distinto, cada libro que se acopla únicamente a nosotros con el fin de conectarnos con nuestro “yo” interno, así como él lo ha ido logrando a través del tiempo y de sus obras. No cae en lo monótono y a la misma vez noes enreda entre sus líneas para así nosotros poder replantearnos nuestra propia existencia, y al mismo tiempo hacer que nos encontremos con el transcurrir de las hojas, de la misma manera que él lo hace cada vez que se plasma en ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.