Estas son las 7 cualidades indispensables que debes tener como escritor

Por Amalia Sáncez (@heraediciones1). ¿Alguna vez te has preguntado qué cualidades debe tener un escritor?

¿Te has hecho la pregunta de “El escritor nace o se hace”?

¿Has pensando cuáles son esas cualidades que te definen como escritor?

Hoy toca que hablemos de las cualidades que debes tener si escribes.

Quizá sea un tema en el que no has pensado nunca, o tal vez creas que todos podemos escribir, pero yo creo (y me baso mucho en mi experiencia, te lo aseguro) que esto no es del todo cierto.

En los últimos años existe una facilidad especial para publicar que no existía hace 10- 15 años, lo que ha hecho que surjan muchísimos escritores.

No hay duda de que la autoedición y la coedición son dos elementos clave en este proceso, y que han contribuido a editar sin grandes complicaciones.

Pero también considero que no todo el que escribe puede considerarse escritor.

No sé si compartirás conmigo esta opinión, pero creo que para considerarte como tal, has de contar con una serie de condiciones que no todos poseemos.

Por ejemplo, siempre he creído que si escribes y quieres plasmar tus ideas, tienes que tener, para empezar, una sensibilidad especial. Algo distinto, único. Debes ser capaz de captar algo que los demás no perciben cuando lees, o ves un cuadro, o simplemente ves una película.

Seguramente también seas curioso, ¿no? Y buscarás, mirarás y observarás sin parar, porque nunca sabes dónde podrás encontrar la inspiración para tu libro. Esto es genial, porque miras el mundo para indagar y encontrar esos elementos que te permiten avanzar en tu escritura.

Si eres escritor debes ser apasionado en todo aquello que haces porque esa pasión quedará reflejada en tu forma de escribir, y si a ello le añades la técnica propia del oficio, tendrás el tándem perfecto.

Creo que, como última característica que yo considero importante a la hora de escribir, si escribes novela debes saber filtrar las ideas más ricas.

Partimos de que en literatura todo está escrito (o casi todo), y los campos son limitados (amor, venganza, odio, muerte, pasión, etc.), pero sin embargo tienes que ser capaz de encontrar en tu interior la lupa que te proporcione la idea para crear una trama singular, y puedas tratar el tema de tu libro de una forma diferente, original. Así que olvídate de que lo que estás escribiendo ya lo han escrito otros. Puede que sí, pero como tú lo haces, no.

 

¿Qué puedes hacer para trabajar todas estas cualidades y potenciarlas?

Si eres novelista, poeta o ensayista, tienes que escribir y leer mucho, de eso no hay duda, pero también tendrás que tirar muchas páginas a la papelera. Has de trabajar mucho tu propia autocrítica, y desarrollar una especie de olfato especial para saber qué haces bien cuando escribes y qué es lo que haces mal (y si no lo sabes, o tienes dudas, recuerda, consulta a profesionales que te lo digan).

Pero no solo esto, sino que tienes que estar muy atento porque en cualquier momento puede saltar esa chispa que encienda tu inspiración, que te aporte esa idea brillante que estabas buscando.

Si nos centramos ahora en los elementos que puedes trabajar para mejorar tus facultades como escritor, yo destacaría:

1. Presta atención, estate muy atento a las sensaciones espontáneas que te produce un objeto, una persona o un hecho que observas por casualidad, pero también aquéllas que proceden de cuanto miras de forma dirigida. Tienes que profundizar en la observación, pero no para que copies lo que ves directamente, sino para destilarlo, para escoger solo aquello que te sirva y desechar el resto.

2. Siempre he dicho que los escritores actuamos como una cámara oscura. Debes tratar de captarlo todo, pero después solo debes plasmar lo que sea sugerente y funcional. Elimina el resto de la información.

3. Convierte al bolígrafo y la libreta en tus mejores aliados. Cuando comienzas la novela, o el poemario, o el ensayo, no es conveniente que consultes lo que has escrito en la libreta constantemente, pero sí te servirá para acumular palabras, frases, datos. Es importante que releas lo que has escrito después de un tiempo y que establezcas conexiones, verás que te resulta útil. Relee cuando lleves ya tiempo elaborando el relato y sabrás así qué puedes incorporar y qué debes eliminar.

4. Como te decía antes, descarta lo que no te valga. Cuando tienes demasiadas ideas, es posible que estés cometiendo un error. Cuando escribes una frase ingeniosa, una frase muy lograda, una atractiva situación entre dos personajes, pero que no encaja en el conjunto y que entorpece y desvía la lectura, no lo dudes, elimínalo sin contemplaciones.

5. ¿Sabes preguntar? Porque este dato es más importante de lo que parece. Tienes que hacerte preguntas frente a lo que observas: personas, objetos, paisajes, movimientos. Después “interroga” a los elementos que has incorporado al texto. La pregunta es el antídoto contra el bloqueo, te lo aseguro.

6. Trabaja la idea. Deja reposar la idea generadora, tómate un tiempo de reflexión para que adquiera consistencia o multiplique sus vías productivas y se reafirme tu mente.

7. Nunca confíes en la primera escritura. A menudo, los escritores noveles damos por concluido muy pronto un capítulo y nos fiamos de una especie de inspiración. Pero si ya eres un escritor con cierta experiencia, seguramente me dirás que con cada publicación te vuelves más exigente, desconfías, intuyes, analizas y reescribes.

Pese a que a simple vista parezcan cualidades que todos tenemos, verás que no resulta tan sencillo practicarlas.

Unas las podrás desarrollar poco a poco (como “el arte” de saber preguntar y preguntarte), mientras que otras seguramente ya las potencias día a día aunque no te des cuenta (como trabajar la idea, por ejemplo).

Ahora es el momento de que te preguntes qué cualidades tienes, cuáles te interesa mejorar y desarrollar, y qué otras podrías dejar aparcadas porque no te aportan nada cuando escribes.

 

Soy Amalia Sánchez, periodista y creadora de Grupo Hera Ediciones (http://www.heraediciones.es). Para agradecerte que estés aquí, te voy a hacer un regalo: Mi ebook “Cómo seducir a una editorial. Unos consejos (que nadie te ha contado para conseguirlo). En él descubrirás los 10 errores que cometes cuando contactas con una editorial y que impiden que te publiquen. Descárgalo gratis  en http://www.heraediciones.es/descarga-tu-ebook-gratis.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.