Escritura suicida. por Patricia Figuero.

ESCRITURA SUICIDA, POR PATRICIA FIGUERO.

“Quería escribir sobre todo, sobre la vida que tenemos y las vidas que hubiéramos podido tener. Quería escribir sobre todas las formas posibles de morir”.

Virginia Woolf

Escribir es adentrarse en un gran bosque, que estalla. Es transitar regiones inmensamente brillantes. Es extender los brazos frente al vacío y acariciar cuerpos invisibles. Porque para escribir hay que estar dispuesto a vagar a través de aquello que somos, desde lo más noble a lo más perturbador, y abandonarnos a nuestro propio abismo. Y porque, ante la escritura, estamos demasiado solos frente el mundo, tan profundamente desnudos, tan perdidos, que el propio acto de escribir nos permitirá liberarnos de nuestras sombras o, lo que es aún mejor, penetrar en ellas, danzar de su mano alrededor del fuego.

Podría decirse que la escritura es algo así como un acto suicida, en el sentido de que nos permite aniquilar a nuestro propio impostor pero, claro está, sólo en el caso de que deseemos hacerlo; de que estemos dispuestos a reconocer nuestra fragilidad y, algo todavía más temerario, a mostrarnos violentamente honestos.

Hay dos formas de perpetrar ese hermoso acto suicida, para así trascender el espacio de vida, acotado por nosotros mismos, en el que nos permitimos intervenir. Podemos aprender a expresarnos tomando como ventaja los límites de nuestro propio cuerpo, o bien, adentrarnos sin temor, o al menos con los puños apretados, en el territorio ilimitado de nuestra mente. En ambos casos, habrá que estar dispuesto a subir las montañas más altas mostrando la herida o a sentir la alegría más turbadora; una especie de dicha golpeando nuestra sien. La generosa recompensa a los valientes.

La escritura suicida que propongo sería, precisamente, dar un salto al vacío de la hoja en blanco utilizando el impulso y la propia caída como fuerzas creadoras. Sería un caída consciente, que nos ayudaría a decidir que estamos dispuestos a morir las veces que sean necesarias y que, sirviéndonos de cada último aliento, vamos a construir nuestra identidad como escritores.

En primer lugar, acamparemos en nuestro propio cuerpo para tomarlo como vehículo artístico, como contenedor de la palabra no dicha e instinto de fuego hacia la creatividad, conectando con nuestras sensaciones más físicas. Durante ese viaje corpóreo, nos acercaremos a la obra de artistas suicidas (o cuya muerte se cree que pudo ser un suicidio)  como Anne Sexton, Francesca Woodman y Frida Kahlo.

En segundo lugar, reflexionaremos sobre los conceptos: mente-jaula, mente-pájaro. Es decir, transitaremos sin miedo por las múltiples voces de nuestra mente, deteniéndonos a observar algunas de ellas y usando esa observación como estallido para acallar al censor que nos habita y, sobre todo, como búsqueda de la propia libertad creadora y de nuestra voz como escritores. Durante este viaje interior nos acercaremos a la obra de artistas suicidas como Virginia Woolf, Alejandra Pizarnik, Unica Zürn y Diane Arbus.

De este modo, a través de esta expedición suicida estableceremos un objetivo claro: darnos permiso para escribir libremente; comprometernos con aquello que somos (o que intuimos que podemos llegar a ser) y registrar, con nuestra propia voz literaria, todas las formas posibles de morir.

Enlace a mi taller en Culturamas: http://cursos.culturamas.es/cursos/escritura-suicida/

Patricia Figuero es Licenciada en Ciencias de la Información (Publicidad y RR.PP.), desde hace más de 15 años trabaja como redactora creativa para agencias y estudios de diseño. Se ha formado en diferentes Escuelas de Escritura, tanto en Madrid como en Londres. Algunos de sus relatos y textos poéticos han sido publicados en distintas revistas literarias y libros colectivos: Relatos 04 (E. Tres Rosas Amarillas), La carne despierta (Gens Ediciones), Relatos de mujeres 7 (Editorial Torremozas) y Wollstonecraft. Hijas del Horizonte (Imagina Ediciones).

Asimismo, lleva más de seis años vinculada a las artes escénicas, especialmente a la Improvisación Teatral, y en la actualidad es una de las fundadoras y docentes de la Escuela de Teatro Experimental “El Funambulista Herido”, en la Isla de La Palma.

 

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Escritura suicida. por Patricia Figuero.

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.