RUMBO A LA AVENTURA

Rumbo a la aventura

Richard Halliburton

Traducción de Miguel Ángel Martínez-Cabeza

Abada

Madrid, 2016

540 páginas

 

Un clásico que debería haberse editado mucho antes. Gracias a la editorial Abada, esta obra, que refleja el primer gran viaje de Richard Halliburton, está en nuestras manos en una cuidadísima edición.

Este libro es un clásico de los libros de viajes de principios del siglo XX, inédito hasta ahora en español. Fue el primer libro de Richard Halliburton, publicado por un exultante joven de veintitrés años después de una aventura de seiscientos días, sin apenas equipaje ni dinero, que lo había llevado desde Gibraltar hasta el Fujiyama. Reproducimos las 57 fotografías de la edición original de 1923.

Richard Halliburton (1900-1939) fue uno de esos intrépidos aventureros de principios del siglo XX, que pasó gran parte de su vida intentando realizar emocionantes hazañas.

Durante más de 20 años vivió grandes aventuras como cruzar los Alpes montado en un elefante, volar bocabajo en un biplano sobre el Taj Mahal, escalar montañas, explorar selvas e intentar cruzar el océano Pacifico desde Hong Kong hasta San Francisco en un junco chino, donde desapareció y se le dio por muerto.

Dejó un buen legado en forma de libros escritos sobre sus vivencias y aventuras, que hoy en día siguen siendo el libro de cabecera de muchos expedicionarios.

Pero el hecho por el que, quizás, más se le recuerde a Richard Halliburton fue por haber cruzado a nado y longitudinalmente el Canal de Panamá entre el 14 y el 23 de agosto de 1928.
La tarea más complicada fue el hecho de intentar convencer a las autoridades para que cediesen los permisos oportunos para llevar a cabo tal empresa. Tras la preparación de esa emocionante y arriesgada aventura se encontraban centenares de horas de negociación, burocracia y discusiones.

El 14 de agosto de 1928 se puso todo en marcha y Richard Halliburton comenzó el reto que se había propuesto.

Tal y como le indicaba en la autorización del gobernador Walker, Halliburton fue acompañado por un bote con un tirador preparado para disparar en caso de cruzarse con algún caimán.

Para realizar dicha hazaña y evitar cualquier tipo de contratiempo a la hora de cruzar las esclusas, Richard Halliburton se registró como SS Halliburton, de esta manera tuvo que pagar el peaje establecido que iba en función al tonelaje del buque, que en este caso era un peso de 63 kilos(140 libras). Ese se convirtió en el peaje más barato de la historia del Canal de Panamá, ya que el SS Halliburton tuvo que pagar la cantidad de 36 centavos de dólar.

Fuente original:

http://naukas.com/2010/09/14/el-hombre-que-se-convirtio-en-un-barco/

https://www.culturamas.es/blog/2017/02/05/luz-en-las-grietas-de-ricardo-martinez-llorca/

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.