Maestría de Vilarasau en la agonía de una mujer que no acepta la partida de su hijo

Por Laura Mas (Twitter: @lauramasj)

Sufrimiento, soledad, locura, miseria… Estos son algunos de los sentimientos que destila La mare (La madre), una obra de teatro que se está representando en el teatro La Villarroel de Barcelona.

Su protagonista, Emma Vilarasau, encarna a una madre desolada por la marcha de su hijo, quien tiene novia y ya se ha independizado. También tiene una hija pero ésta siempre le generó un sentimiento de rechazo. Por el varón, en cambio, siente absoluta adoración y no puede aceptar que haya crecido y ya no necesite protegerse bajo su manto.

Seguro que su pequeño está sufriendo fuera de casa, su novia le va a hacer daño, no quiere ni imaginarse a su amado hijo llorando por esa cualquiera… ¡Mi amor, vuelve a casa! ¡Aquí estarás a salvo! ¿Por qué no me coges el teléfono? Te he dejado algunos mensajes en el contestador, ¿por qué no me respondes?

Vilarasau interpreta de manera magistral a un personaje que agoniza por la falta de sentido que tiene su vida, absolutamente vacía, carente de intereses. Esa mujer que se dedicó en cuerpo y alma a sus hijos y que con su partida no sabe cómo llenar las horas bajo cuatro paredes, y que, para colmo, tiene un matrimonio que se está haciendo añicos. Poco ve al marido (Pep Pla), un hombre de negocios que se refugia en el trabajo y se escapa los fines de semana para ir a supuestos seminarios de empresa.

Desde las butacas uno empatiza con ese personaje tan frágil, tan vulnerable, tan falto de amor e incomprendido. Aunque no sea madre, me llegó el dolor de esa pobre criatura que seguía imaginando a su hijo en casa para darle sentido a su vida. Sin duda, La mare es una obra que vale la pena ir a ver por la calidad de la interpretación de su protagonista absoluta y por la brillante puesta en escena, de la cual destaco el ingenioso juego de luces y sombras utilizado. Cuando el escenario está oscuro y Vilarasau entona las primeras palabras el espectador empieza a ser devorado por la psicología de la madre, para acabar rindiéndose ante sus desdichados encantos.

 

 Autor: Florian Zeller
Traducción: Ernest Riera
Dirección: Andrés Lima

Reparto: Emma Vilarasau, Pep Pla, Òscar Castellví, Ester Cort

Escenografía i vestuario: Beatriz San Juan
Iluminación: David Bofarull
Música: Jaume Manresa
Espacio sonoro: Àlex Polls
Ayudante de dirección: Ester Nadal
Ayudante de escenografía i vestuario: Carlota Ricart

Dirección de producción: Amparo Martínez
Producción ejecutiva: Maite Pijuan
Dirección técnica: Moi Cuenca
Regidora/sastre: Silvia Domingo

Jefe técnico de La Villarroel: Jaume Feixas

Construcción escenografía: Arts-cenics escenografia
Confección de vestuario: Goretti

Idioma: Catalán
Duración del espectáculo: 1 h 40 min aproximadamente

Es una producción de La Villarroel. En cartel hasta el 2 de abril de 2017

 

 

 

 

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Maestría de Vilarasau en la agonía de una mujer que no acepta la partida de su hijo

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.